Categoría: Actualidad

Asamblea Nacional anuncia gira internacional para denunciar fraude electoral

DolarToday / Oct 22, 2017 @ 8:00 am

Asamblea Nacional anuncia gira internacional para denunciar fraude electoral

El anuncio fue hecho hoy por el presidente de la Comisión de Exteriores de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), el diputado Luis Florido, que también adelantó reuniones de la delegación de la Cámara con Gobiernos internacionales e informó de que la gira comenzará “en las próximas horas”. La Patilla

En la agenda del viaje está también una reunión con el llamado Grupo de Lima, formado por 12 países americanos que han señalado repetidamente la supuesta deriva totalitaria del Gobierno de Nicolás Maduro.

Julio Borges ha denunciado que las autoridades venezolanas le impidieron salir del país esta semana cuando se disponía a viajar a Rusia para participar en una reunión de la Unión Interparlamentaria (UIP).

Lo mismo le ocurrió a la esposa del opositor privado de libertad Leopoldo López, Lilian Tintori, a quien se le prohibió la salida del país cuando iba a volar a Europa para reunirse con los líderes de Francia, España, Alemania e Inglaterra para denunciar ante ellos la situación que vive Venezuela.

El chavismo gobernante se impuso en las elecciones a gobernadores regionales del 15 de octubre en 18 de los 23 estados del país, en un proceso electoral en que la oposición ha denunciado graves irregularidades y asegura que se manipularon los resultados en al menos un estado.

En un comunicado, Florido destacó “la necesidad de encontrar mecanismos para que en nuestro país se restituyan los derechos electorales de los ciudadanos”, y citó entre los problemas de la nación “la grave crisis humanitaria” que vive Venezuela debido a “la profundización de la crisis, la hiperinflación y la escasez de productos”.

Florido ha emplazado al Gobierno de Maduro “a que cese el impedimento que le ha impuesto a los parlamentarios para salir del país”. Además de Tintori y Borges, otros políticos opositores han informado de que se les ha impedido viajar al exterior sin existir ningún motivo para ello.

El Parlamento venezolano anunció el jueves de que presentará ante instancias internacionales las pruebas que tiene sobre los atropellos que ha denunciado en las regionales.

Anuncios

Derrota electoral de la MUD también afecta al oficialismo

Luis Vicente León, Presidente de Datanálisis, explicó a ENPaís que el panorama actual para la ciudadanía y la oposición venezolana es “el peor de todos”, ante la derrota de los comicios electorales del pasado 15 de octubre, “la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) quedó debilitada, fracturada y con una división muy fuerte”.

Considera que la oposición se enfrenta a retos “gigantes” como el saber que rumbo tomar después de todo lo que ocasionó haber perdido ante el oficialismo, ya que “esta podría ser la derrota más importante que ha sufrido la MUD en toda la era chavista”.

Describió que la oposición esta atrapada en una encrucijada en la que debe escoger entre “ir a un nuevo proceso electoral que convoque el régimen con una gran cantidad de votantes que no estarían dispuestos a participar y debatirse entre la búsqueda de vías no electorales y más radicales con una población que está asustada, agotada y que probablemente no tenga esperanzas en una participación que ya hizo durante varios meses que no trajo ningún resultado más que las muertes de muchos venezolanos, frente a un gobierno que controla el poder militar y las armas”.

Reacción de la dirigencia estudiantil de la oposición tras los resultados de las elecciones regionales por la presidenta del CNE el 15 de octubre / Foto cortesía: EFE

Sin embargo, aseguró que para el chavismo también resulta ser negativo el panorama actual porque “se está quedando preso de la radicalización y el aislamiento total, no hay duda que independientemente de lo que digan o hagan, no hay nadie interna o externamente que se crea que ese resultado refleja la opinión de la mayoría, es invendible”.

León señaló que a pesar de no poder hablar de un presunto fraude en elecciones, el éxito del régimen es “inclreible” y con el “lo que estás haciendo es fortalecer la idea de un poder abusivo, ilegitimo y tramposo”.

Aseveró que las elecciones a gobernadores del pasado domingo fueron “no competitivas” y las pruebas ellos, según León, son la no sustitución de candidatos, el traslado de centros de votación, es un abuso de poder y a través de este proceso electoral “se desgilitima aun más”.

Ante la comunidad internacional expresó que se agudizará el rechazo hacía el chasvismo e incrementarán las sanciones en su contra, “con lo cual ese chavismo que tenía la posibilidad de visualizar a futuro una carrera política, queda preso de la radicalización que los obliga a enconcharse, y ese enconchamiento es peligroso, puede preservar el poder pero lo preserva en un país primitivo, y lo obliga a reprimir, apresar y probablemente en un futuro a matar”.

Para el presidente de Datanálisis esto también afecta negativamente la economía de Venezuela, “nadie va a querer invertir en un país inestable, que no se sabe cuándo se podría presentar una ruptura social, lo que también representa una perdida en el valor de la moneda”.

Reinvención de la MUD y presión internacional contra el régimen de Maduro

Los resultados de las elecciones regionales del 15 de octubre fueron una sorpresa para muchos con la victoria del Gobierno, pero con un Consejo Nacional Electoral (CNE) haciendo cambios de último minuto y una elección plagada de irregularidades, las 18 gobernaciones no fueron sorprendieron a todos.

La derrota de la oposición fue provocada no solo por el Gobierno y el CNE para el abogado venezolano especialista en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales, Mariano de Alba, sino por “el exceso de confianza de la oposición”.

Tras esto, el especialista considera que es momento de que la oposición se reinvente y coordine su accionar con la comunidad internacionalpara generar más presión y obligar al régimen de Nicolás Maduro a negociar.

¿Cuál es su análisis de la derrota de la oposición en estas elecciones regionales?

La derrota de la oposición se debió a múltiples factores. Por un lado, las trampas ya habituales del régimen y el Consejo Nacional Electoral con anterioridad de las elecciones.

También nuevas ilegalidades como la movilización de centros electorales y la negativa a remover del tarjetón a los candidatos de oposición que habían retirado su candidatura. Luego en algunos Estados partidarios del régimen también recurrieron al ingreso de votos en las máquinas sin sustento y la modificación de resultados, tal y como ha quedado demostrado en el Estado Bolívar.

A todo esto, hay que sumar el exceso de confianza de la oposición ante todas estas trampas y una considerable abstención consecuencia de diversos factores: resignación y la creciente migración.

¿La derrota de la oposición en las elecciones cambia en alguna forma la visión de la comunidad internacional acerca de la situación en Venezuela?

En principio, no. La mayoría de los países democráticos de este hemisferio y Europa están sumamente preocupados por lo que ocurre en Venezuela y tienen claro que Venezuela tiene un régimen que no respeta en lo más mínimo las garantías democráticas – incluyendo la necesidad de que haya elecciones libres y justas – y está dispuesto a lo que sea para perpetuarse en el poder.

Sin embargo, la comunidad internacional también observa con preocupación como la oposición no logra demostrar suficiente unidad y preparación para superar la situación. Muchos países están preocupados que la oposición espere que sea la comunidad internacional quien resuelva la crisis, porque la comunidad internacional no cuenta con las herramientas para ello. Puede ayudar y ejercer presión, pero el trabajo a nivel interno es la clave, y en ese ámbito la oposición cada vez es percibida como más débil.

¿Considera que los 4 meses de protestas, más allá de poner la atención sobre Venezuela, afectaron a la oposición?

Por supuesto. La oposición buscó ejercer la mayor presión posible – por todos los frentes – durante cuatro meses y pensó que ello sería suficiente para ocasionar un cambio. Luego se consolidó el fraude constituyente y quedó en evidencia que la oposición no previó un escenario donde toda la presión ejercida no lograba el objetivo de ocasionar un cambio de gobierno. A partir de allí la conexión entre la oposición y la ciudadanía se fue diluyendo, se hicieron más evidente las distintas visiones sobre cómo lograr los objetivos y la oposición al día de hoy está más debilitada que a mediados de julio de este año.

¿Se ha fortalecido el Gobierno en el ámbito internacional con estos resultados?

En principio, no. Me parece que incluso sin considerar el más que evidente fraude en el estado Bolívar, la mayoría de los países de este hemisferio y Europa tienen actualmente muy claro los abusos que ha desplegado el gobierno en el campo electoral y además reconocen que debe haber cambios muy concretos para que regrese la democracia en Venezuela – como el reconocimiento de la Asamblea Nacional y la liberación de los presos políticos-.

Ahora bien, la atención internacional no siempre logra mantener el mismo ímpetu por lo que en la medida que el régimen sea percibido como más estable, es probable que al menos varios países nuevamente busquen tener relaciones más fluidas a pesar de los problemas internos. Igualmente, la percepción de estabilidad política puede ayudar al régimen a obtener mayores créditos o favores financieros de países como China y Rusia

¿La confianza en la oposición venezolana se ha mermado en el ámbito internacional?

No de manera sustancial. La mayoría de los países de este hemisferio y Europa reconocen la legitimidad de la Asamblea Nacional y reconocen a la oposición venezolana como un actor legítimo que tiene derecho a que se le respeten sus derechos y pueda jugar el juego político con respeto a las reglas mínimas previstas en la Constitución.

Unión Europea

Lo que sí existe es quizás visiones diferentes de algunos actores de la comunidad internacional sobre qué debe hacer la oposición y, en consecuencia, mayor o menor coordinación. La comunidad internacional ha sido muy clara y franca que lo fundamental es que la oposición y los venezolanos ejerzan presión interna para que se concrete un cambio en Venezuela.

¿Considera que la presión internacional aumentará tras estos resultados o la situación de Venezuela pasará a un segundo plano como quiere el Gobierno?

Me da la impresión que va a aumentar parcialmente con las sanciones a altos funcionarios que imponga la Unión Europea y algunas medidas que podrían tomar los países del Grupo de Lima, pero luego se estabilizará por algún tiempo a la espera para ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

A partir del año 2018 la comunidad internacional tendrá que tomar una decisión muy importante, la cual es decidir si mantiene relaciones comerciales con Venezuela a pesar de que el presupuesto para el año 2018 será aprobada por la fraudulenta constituyente, un ente que no goza de legitimidad internacional con la mayoría de los países del hemisferio y Europa.

Con estos resultados y las denuncias de irregularidades ¿la comunidad internacional dejará de pedir elecciones?
EFE/Jason Szenes

Veo muy difícil que la comunidad internacional deje de pedir elecciones. El mensaje de la mayoría de los países será el que ya ha dado el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos: lo que debe ocurrir son elecciones libres y justas, transparentes y con observación internacional. Y eso pasa por un nuevo Consejo Nacional Electoral también.

Al final del día, la comunidad internacional no sólo quiere un cambio, sino que sea un cambio estable, que no devenga en un enfrentamiento armado que pueda generar consecuencias mayores en otros países y que el próximo gobierno de Venezuela tenga la estabilidad necesaria para corregir el rumbo del país en el plano económico.

El presidente de Colombia pidió el 17 de octubre la realización de elecciones generales con observación internacional y un CNE independiente, ¿Esto es posible con la actual posición que tiene Maduro?

No. La comunidad internacional debe entender – y la oposición debe presionar en ese sentido – que los llamados y exhortos al régimen de Nicolás Maduro no sirven desde hace ya varios años.

De tal manera que la comunidad internacional debe evaluar qué medidas puede tomar para ejercer presión para que haya condiciones electorales óptimas en Venezuela, lo que sin duda a estas alturas supone sanciones, pero también un trabajo diplomático de envergadura para ver si es posible negociar el arreglo de condiciones electorales a cambio de acceso al crédito internacional, etc.

¿Qué haría falta para lograr que el Gobierno venezolano acepte las exigencias de la comunidad internacional?

Hace falta una estrategia por parte de la oposición, una estrategia por parte de la comunidad internacional y una estrecha coordinación entre ambos actores. Mi visión es que estamos ante un régimen que no va a responder sólo a la presión internacional y tampoco sólo a la presión interna.

Para ceder en las exigencias de la comunidad internacional y la oposición (que deberían ser las mismas) el régimen deberá llegar a un punto donde sienta que, si no lo hace, es muy probable que pierda el poder abruptamente y de forma inminente.

Tras estos resultados y la insistencia de Maduro en la Constituyente, ¿cómo quedan los procesos exploratorios de diálogo?

Cualquier esfuerzo de diálogo queda en muy mal estado. Primero, por la falta de confianza de la oposición en sentarse en la mesa con un régimen que acaba de hacer un fraude electoral y, por otro lado, el gobierno se siente más reforzado que a finales de julio y con menor necesidad de negociar.

Si el gobierno ha insistido en el diálogo durante el último mes es porque quiere dar la impresión a nivel internacional de que está buscando de resolver la crisis. Pero no hay ningún hecho concreto que así lo demuestre.

Trump aseguró que está bajo la “opresión socialista” del Gobierno de Maduro, ¿A qué se debe esta declaración y qué consecuencias puede traer?

El gobierno de Estados Unidos observa con preocupación la situación con Venezuela y ha demostrado estar dispuesta, desde hace varios años, para tratar de ejercer presión para que haya un cambio en Venezuela.

AP Photo/Evan Vucci

Trump ve en Venezuela el perfecto ejemplo para demostrar ante otros países cuáles son las consecuencias del socialismo, buscando reivindicar el capitalismo.

Como consecuencia, la declaración demuestra que el gobierno estadounidense sigue muy de cerca la situación y está en constante evaluación sobre qué medidas puede tomar para ejercer presión.

La gran discusión en estos momentos es si conviene adoptar sanciones petroleras,ante el hecho indubitable de que ello incrementaría una ya muy grave crisis humanitaria. En la medida que la situación siga deteriorándose – como todo indica que va a ser – Estados Unidos tendrá que decidir si finalmente da o no ese paso

¿Cuáles considera que deben ser los próximos pasos de la oposición venezolana y la comunidad internacional para buscar una solución a la crisis venezolana?

La oposición venezolana debe reinventarse, incluso si ello supone una división de sus integrantes. Esa reinvención supone también definir una estrategia que permita mantener vigente la presión interna y le dificulte al gobierno su capacidad de gobernar.

Se trata de una tarea muy difícil visto todo lo que ha ocurrido, pero esencial. Desde el punto de vista internacional, también hace falta una estrategia más coordinada entre los distintos países y organizaciones para ejercer presión, donde no sólo deben considerarse sanciones mayores y más inteligentes sino esfuerzos diplomáticos que ayuden a tener puentes con sectores del gobierno para explorar la posibilidad de que se concrete un cambio.

Semana de enfrentamientos: María Corina vs MUD y Putin-Maduro vs Trump

Cierra una semana convulsa en el tablero político venezolano tras los cuestionados resultados de las elecciones regionales. ¿Se desintegra la MUD tras el varapalo moral? Esa es la pregunta que más se oye en estos días y el PSUV está dispuesto a capitalizar que su contrincante no logra recomponerse. Pero no solo el madurismo se ha puesto manos a las obras para fulminar a los partidos opositores: María Corina Machadoestá dispuesta a aprovecharse de las circunstancias para erigirse en la nueva figura adversa a Maduro.

La dirigente mantuvo silencio en los días previos a las elecciones, pero solo estaba agazapada esperando su oportunidad para brincar sobre el botín que presume ha dejado libre la MUD: la voz cantante en la disidencia al régimen. Tras salirse de una coalición que solo busca el poder por los votos que su movimiento Vente Venezuela no ha logrado acumular, María Corina busca el poder por otras vías. En ese sentido, se ha aliado con el diplomático Diego Arria para conseguir reconocimiento internacional a su causa. Hasta ahora, parecen haber puesto de su lado al secretario general de la OEA, Luis Almagro, y a algunos ex presidentes como Andrés Pastrana. Habrá que esperar para ver si lo logran con los verdaderos pesos pesados en el mundo, hasta ahora ganados a la institucionalidad que representa la Asamblea Nacional, controlada por la MUD. De hecho, habrá que esperar a ver si Rex Tillerson, el secretario de Estado de Estados Unidos, no llama a capítulo a Almagro. A buen entendedor, pocas palabras.

Por qué se atrevió Maduro

Los números anunciados por el CNE no los creen ni en Miraflores, pero bien que los aprovechan. Acorralado por Estados Unidos, la Unión Europea y el Grupo de Lima, el PSUV estaba dispuesto a aceptar su derrota en las elecciones regionales con tal de que les aseguraran una salida decente. El salvoconducto iba viento en popa hasta que Putin se decidió a dar un golpe sobre la mesa en su enfrentamiento estructural con Occidente. Maduro viajó a Moscú y de ahí regresó decidido a tirar el arrebatón, ya que contaba con el alivio financiero ruso a corto plazo. En la mente antisocial, se planifica día a día. Como vaya viniendo, vamos viendo. Y vino Putin.

Envalentonado, con el decisivo refuerzo ruso, Maduro está dispuesto a tirar el arrebatón total: expropiará las gobernaciones opositoras por no someterse a la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente y convocará a elecciones municipales en diciembre aprovechando que la MUD no está en capacidad de acudir a las urnas de votación. De paso, ya baraja unas presidenciales en marzo si la dirigencia opositora no se para de la lona. Como ven, hay confluencia de intereses entre Maduro y María Corina, aunque pese decirlo, aunque no trabajen juntos.

Maduro va ejecutando el programa político mientras le dejen, aunque lo que realmente le interesa es su supervivencia. Puede forzarle en este momento la mano a Washington, que vela como “caimán en boca e’ caño” las mayores reservas petroleras del mundo -sí, el negocio petrolero es privado en Estados Unidos, pero esos “privados” controlan la Casa Blanca-. Pero este pulso no puede durar mucho tiempo. No hay músculo. La deuda con Wall Street no se atrevería a dejar de honrarla, salvo que Putin decida desatar un conflicto a gran escala con los norteamericanos, que tampoco parece una posibilidad cercana. Además, está Citgo, hipotecada en el 49,9% a la rusa Rosneft, pero al fin y al cabo una embargable empresa con sede fiscal en territorio estadounidense. Luego, están las variables humanas, esas que acompañan en la más profunda intimidad de la almohada: los sobrinos como rehenes de una corte en Nueva York.

¿Hasta dónde retará Maduro a Washington? ¿Hasta dónde apoyará Putin a Maduro? ¿Se recuperará la MUD? ¿Coronará María Corina su objetivo de suplantar a la MUD? Cierra una semana llena de preguntas y con poquísimas respuestas.

FRANCISCO POLEO

VICEPRESIDENTE EJECUTIVO DE LA REVISTA ZETA, EL DIARIO EL NUEVO PAÍS Y EL PORTAL DE NOTICIAS HTTP://WWW.ENPAISZETA.COM . INSTAGRAM: @FRANCISCOPOLEOR.

Angel Oropeza: “La abstención se combate con electores y vigilancia en las mesas”; por Hugo Prieto

Por Hugo Prieto | 8 de octubre, 2017

Ángel Oropeza retratado por Roberto Mata

No siempre se llega a una síntesis tan contundente sobre un objetivo político. Más en un país, cuya realidad es una mezcla dramática de crisis social y abusos políticos. Con un pasado zigzagueante y una complejidad que lo atraviesa transversalmente. Nadie sabe lo que va a ocurrir mañana, pero sería un lugar común reseñar el más reciente episodio de incertidumbre y falta de expectativas.

Hay un trasfondo psicológico en todo esto. Actitudes y conductas que se disparan por la frustración y la rabia. ¿Para qué vamos a votar, si al final estos tipos —el gobierno— van a hacer lo que le da la gana? Angel Oropeza, coordinador del Equipo de Apoyo Político de la MUD, ofrece esa síntesis, que pudiera ser, además, una respuesta. ¿Si la oposición, tal como lo anticipan los estudios de opinión, logra un control importante de las gobernaciones y la Asamblea Nacional juega un papel político más relevante, lo prioritario sería concentrase en las elecciones presidenciales o en asuntos pendientes como la negociación política en República Dominicana. A fin de cuentas, sería un interlocutor renovado en su liderazgo y con mayor fortaleza.

“La importancia del 15 de octubre va más allá de escoger gobernadores”, dice Oropeza. “Si logras un triunfo contundente, la presión sobre Maduro aumenta. Ya no tendrá las gobernaciones serviles y sumisas a él, sino 23 instancias de lucha, la gente se va a preparar para lo que venga. La presión internacional aumentará mucho más, porque ese día será una demostración más del rechazo que tiene Maduro y la necesidad de cambio que tiene la gente. La presión sobre la negociación va a irrumpir en las puertas del gobierno. ¿Qué vas a hacer? ¿Vas a correr? No es sólo la Asamblea, sino las gobernaciones. ¿Qué te falta? Por tu bien, por tu bien, siéntate a negociar tu salida. No se trata de negociar tu permanencia, sino tu salida. La presión interna dentro del oficialismo va a ser mucho mayor. Las tensiones dentro del chavismo, que este año fueron muy agudas, se ocultaron con la Constituyente, ahora, si logramos ganar una mayoría importante de gobernaciones, esas tensiones se van a volver a disparar. ¿Qué tienes? Presión internacional. Presión sobre la negociación, presión interna dentro del oficialismo. Todo se dispara, pero en gran medida está sujeto a lo que ocurra el 15 de octubre”.

¿Qué emoción está motivando a los venezolanos frente al proceso electoral del próximo domingo?

El rasgo psicólogo predominante es la indignación, la irritación. ¿Por qué? Por la crisis social. El hambre no es cuento. Irritación porque estás viviendo en el país más pobre de América Latina. Más pobre que Haití, incluso, en términos de ingresos. Un país que se ha ido pauperizando a pasos agigantados en los últimos cinco años. Mucha indignación, mucha rabia contenida, y al mismo tiempo mucha confusión mezclada con incertidumbre. Nadie sabe lo que va a pasar aquí. En cualquier otro país, la gente sabe cuándo va a haber elecciones, pero aquí no. Frente a esa realidad, a esa misma materia prima, unos dicen. ¿Sabes qué? No me hables de política. No quiero saber más nada. No voy a votar. Mientras que a otros, esa misma situación de indignación y rabia, los lleva a motivarse. ¿Sabes qué? Vamos a echarle pierna. Esto lo vamos a cambiar.

A pocos días de las elecciones, no se sabe nada de la sustitución de candidatos y en procesos anteriores, a estas alturas, ya se conocía el número de auditorías y los simulacros eran noticia. Un pronunciamiento del CNE, con la anuencia de los técnicos de la oposición y del PSUV. Digamos que había algo de certidumbre alrededor de las elecciones, pero en esta ocasión no se puede decir algo similar. Pareciera que todo esto es una estrategia del gobierno para profundizar la incertidumbre. Ese estado de ánimo. ¿Usted qué piensa?

Pareciera no, es así. Partamos de un hecho. El gobierno va a esta elección de manera obligada. El no la quería, tan no la quería que se robó el revocatorio el año pasado. Si no fuera por la fuerte presión interna y externa, no habríamos llegado a este punto. El gobierno va obligado, siendo así incurre en delitos, en corrupción, ya no se trata de hacer trampa. ¿Cuál es su objetivo? La abstención. El gobierno necesita que la gente no vote. Para eso ha hecho varias cosas, como las que acabas de mencionar. El CNE está ocultando información. Quién le está informando a la gente que se están eliminando centros de votación y se están nucleando electores es la Mesa de la Unidad, cuyos técnicos, además, están montados encima. Las auditorías a las máquinas han funcionado perfectas. Ahí no hay problema. En el tema de las migraciones tampoco, salvo el caso del estado Táchira, donde hubo 17.000 venezolanos naturalizados que el CNE eliminó, después de haber cerrado el período. El trabajo de los técnicos ha sido el de estar encima, vigilando a alguien en quien no se confía. Las sustituciones, más que una trampa, es un delito, una violación a un artículo de la ley de procesos electorales que, además, fue presentado por Tibisay Lucena, en la legislatura que presidió (2012-2016) Diosdado Cabello. Las sustituciones es un mero trámite, pero el CNE no lo ha querido aceptar, incluso en el caso de candidatos que han ido a ese organismo con sus cartas de renuncia.

Ángel Oropeza retratado por Roberto Mata

¿Cuál es el compromiso de los candidatos que renunciaron luego de ser derrotados en las primarias?

Voy a referirme al caso del Táchira. Allí ganó Laidy Gómez (Acción Democrática). Los otros cuatro candidatos de los partidos coaligados renunciaron, en un gesto de hidalguía política que ha pasado inadvertido para mucha gente. ¿Cuán unidad es la Unidad? Bueno, ahí está la prueba. Tú ganaste y yo no sólo renunció, sino que me meto a trabajar contigo, te apoyo y hacemos campaña juntos. Pero al no aceptar el CNE las sustituciones, se crea un riesgo para el elector opositor que está viendo la tarjeta de su partido —Primero Justicia, Avanzada Progresista, Acción Democrática o el que tú quieras— y lo marque, ese voto será nulo, porque la única tarjeta que tiene la cara de Laidy Gómez es la de Acción Democrática. ¿Dónde está el delito? De nuevo, voy a una elección que no quiero, entonces la voy a hacer bien corrupta y una de las formas de hacerlo es engañando a la gente. Eso nos ha obligado a hacer una campaña muy dura. Olvídate de las tarjetas, fíjate en la cara del candidato.

¿Ustedes tienen mecanismos para verificar si en otros estados ocurre algo similar a lo que pasa en el Táchira?

En el caso de Bolívar, Francisco Sucre sale derrotado. ¿Qué hace  Andrés Velásquez? Lo nombra como jefe de campaña. En el caso del Zulia, Evelyn Trejo de Rosales no se fue para su casa, está trabajando codo a codo con Juan Pablo Guanipa.

¿Ese es el caso de los dirigentes? ¿Pero puede decir lo mismo de los activistas, que en una elección cuentan y cuentan mucho?

Yo creo que la gente está muy clara en que este no es momento de los partidos sino de la República. Tú no ganas nada con que tu partido, tu parcela, se haga del poder y yo pierda la República. No ganas nada diciendo que en el Zulia ganó Arias Cárdenas, pero yo fortalecí mi tarjeta. Si gana Arias Cárdenas, tú alejas el objetivo principal de la lucha, que es derrocar la dictadura y superar la tragedia social que ella ha traído. ¿Tú sacas a Maduro en esta elección? No, pero si tú ganas en esta elección montas un cerco sobre Maduro, que lo debilita. ¿Cómo es Maduro más fuerte? ¿Con 23 gobernaciones en sus manos, con 23 aliados que van a hacer lo que él diga, o con 23 instancias de lucha que empiecen a combatirlo y a ejercer más presión para que él salga del poder? Como queremos que salga, por la vía electoral y pacífica, pero que se dé. El país es mucho más que twiterzuela.

¿Twiterzuela?

¿Recuerdas cuando los partidos fueron a validar? Mucha gente dijo: No, eso es convalidar al CNE, eso es seguirle el juego al gobierno. Hubo que decirle aquí hay que validar, porque tú no puedes derrocar ELECTORALMENTE  a un gobierno, sin partidos. Pese a todas las trabas, fueron a validar cinco partidos (PJ, AD, VP, AP, UNT) y lo lograron. Menos mal que no le hicimos caso a los twiteros que nos llamaron traidores, porque de lo contrario no hubiera elección hoy. Esos partidos están corriendo el riesgo de que los vuelvan a invalidar, están haciendo una cosa heroica. Ver a Luis Florido en Lara diciendo: No voten por mí, ni por la tarjeta de VP —que es un partido nacional—, voten por la tarjeta en la que aparece la cara de Henri Falcón, es un acto de generosidad que a veces la gente no entiende. Eso hay que tenerlo muy presente, para entender que esta lucha va más allá de los errores, de las omisiones. Esta es una lucha donde los partidos son instrumentos, pero no el fin.

Tal vez esté funcionando un factor de carácter psicológico. Fuimos al firmazo, fuimos a la consulta ciudadana del 16 de Julio, fuimos a las primarias y también a la protesta, a las manifestaciones y enfrentamientos en las calles… pero perdura la sensación de que no hay un avance significativo ¿Por qué no se termina de entender que la vía pacífica y electoral implica grandes sacrificios?

Yo creo que la mayoría del país, de acuerdo a los estudios que hemos hecho, compra esta estrategia. La estrategia de una solución electoral y política. Más allá de lo que algunos piensan, queda claro que esto no es un juego de bolas criollas. Esto es un juego de ajedrez donde tienes que jugar con todas las piezas. En el ajedrez puedes jugar bien, pero si se te olvida que existe el caballo puedes perder. En política es igual. Tienes varias piezas: Una, la presión de calle. Dos, la presión internacional. Tres, el trabajo organizativo con la gente. Cuatro, la negociación, cuando haya que usarla. Y cinco, la lucha electoral. La idea es jugar a todas las piezas cuando haga falta. Sin calle, esto no sale. Pero si sólo tienes calle, tampoco sale. Y otro tanto con el resto de las piezas. Quizás nos ha faltado un poco de pedagogía política para que esto se vea mucho más claro. Te pongo un ejemplo, los que aseguran que se perdió las batallas de las protestas. Las protestas arrancaron mucho antes de la Constituyente espuria porque se denunció que había un golpe de Estado.

Ángel Oropeza retratado por Roberto Mata

Se denunció no, lo dijo la fiscal Luisa Ortega Díaz.  

A donde voy es que una vez que el golpe se constató, la gente dijo. Ya está. Llegamos al acabose. Y decide lanzarse a las calles, impulsados además por el avance indetenible de la crisis social En el ínterin, porque fue así, la respuesta del gobierno fue lanzar la Constituyente. La gente la incorpora como parte de la lucha. Al final, a pesar del esfuerzo gigantesco en las calles, la Constituyente logra instalarse. Pero la presión fue tal que nació muerta. Nadie la reconoce, ni dentro ni fuera del país. No es un desconocimiento pasivo, sino activo. Eso es lo que dispara la presión internacional contra el gobierno y la solidaridad con la oposición. Hoy en día el gobierno se ve obligado a hacer unas elecciones que de lo contrario no hubiera hecho. Se lograron unas cosas y otras no. Tenemos unas elecciones, tramposas, corruptas, todo lo que tú quieras, pero las tenemos. Obligado por la presión internacional que a su vez fue producto de la lucha en las calles.

¿Por qué habla de derrocar al gobierno y no de derrotar la dictadura?

Si quieres te digo una palabra que no te comprometa. Es superar la dictadura y superar, además, la tragedia social. Esto no es un juego de poder, es una lucha por el país. El país se está haciendo inviable, ya de hecho lo es. Superar el problema del hambre, de la inseguridad, de la salud, no se puede hacer si no se cambia el gobierno. Es superar, derrotar, a la dictadura y la tragedia que la acompaña.

¿Qué le faltaría al gobierno de Nicolás Maduro para ser una dictadura? ¿Un brochazo? ¿Una pincelada? ¿Una sutileza apenas visible?

Esto es algo que la gente ya no discute. El consenso nacional e internacional es que esto es una dictadura. ¿Qué no se parece a la norcoreana o que se parece más a otra? Bueno, ningún secuestro es igual a otro. Puede que yo tenga la dicha, comillas, de ser secuestrado por alguien que me dé comida y agua y tú tengas la desdicha de ser secuestrado por alguien que no te dé ni comida ni agua. Pero en ambos casos es un secuestro. ¿Qué te permita ciertas cosas porque necesita una fachada externa o bien porque no pueda hacer otra cosa y permita ciertos espacios de relativa, y lo subrayo, relativa libertad? Bueno, una vez más, eso no quita que sea una dictadura.

Si la oposición consigue el resultado que señalan los estudios (alrededor de 18 gobernaciones), previsiblemente el que va a cantar fraude es el gobierno.

Sí, habrá que ver esa película de cómo el gobierno va a decir que el CNE es fraudulento y el Plan República también.

¿Ustedes están preparados para ver esa película?

Cuando tú estás en dictadura, hay cosas que tú tienes que hacer, pero no puedes decirlas. Primero, porque alertas al gobierno. Segundo, cosas que en otros países son normales, decentes y legales, aquí casi son delincuenciales. Bajo la dictadura de Pérez Jiménez, nadie le pedía a la Junta Patriótica —el liderazgo opositor y clandestino— qué elaborara un boletín diciendo que es lo que iba a hacer. Había conciencia de que eso era una dictadura y se tenía que enfrentar. Aquí hay una lucha que estamos jugando con varias piezas, pero también hay que prepararse para varios escenarios, incluido el fraude, cosa que el gobierno puede hacer, y tú no te adelantas, no lo adviertes, pero estamos preparados. Ahora, con el tema de las expectativas aquí hay que tener mucho cuidado, entre otras cosas, porque se van a producir dos resultados. Uno, el número de gobernaciones. Dos, la votación nacional. Según el gobierno ellos acaban de sacar ocho millones de votos, vamos a ver si el 15 de octubre aparecen todos esos votos.

¿Qué otros factores podrían incidir en la votación del 15 de octubre? ¿Igualar o superar la votación obtenida en las elecciones parlamentarias no es en sí misma un desafío?

Ambos resultados —el número de gobernaciones y la votación nacional— van a depender de la participación o no de la gente. Hay quienes piensan que las elecciones del 6 de diciembre de 2015, que ganamos de manera apabullante, fueron muy limpias. Para nada. Esa fue una elección muy corrupta, ahí nos robaron votos, hubo violencia e incidentes de todo tipo, pero fue tanta la participación de la gente y tanta la vigilancia de los testigos de mesa, que no hubo forma de torcer el resultado. ¿El mensaje cuál es? Van a hacer trampa. No, ya la están haciendo, la eliminación de centros de votación, impedir las sustituciones, eso ya es trampa, ya es delito. ¿Cómo se combate eso? Por dos vías, con electores y con vigilancia en las mesas. ¿Cuántas gobernaciones vamos a ganar? Si nos guiamos por lo que dicen los estudios de opinión… Todas. Pero esa encuesta hay que transformarla en voto y el voto en Venezuela pasa por un CNE que es fraudulento y por un gobierno que es corrupto. En ese tránsito de preferencia al voto hay que estar muy atentos.

Ángel Oropeza retratado por Roberto Mata

Si yo creo que esto es una dictadura, si mi activismo consiste en decirle a la gente que no vale la pena votar porque <<eso sería una traición, sería hacerle el juego al gobierno>>, no le puedo pedir a la dirigencia opositora que revele su estrategia para impedir el fraude. Me estaría desdiciendo al hacer ese planteamiento. ¿Qué piensa usted? ¿Qué mecanismos psicológicos están funcionando ahí?

Seamos coherentes, la mata de mango da mango, no otra cosa. La dictadura, cuando va obligada a unas elecciones, como en este caso, te la va a poner bien complicada. Lo que estamos haciendo, sabiendo que vas obligado, es pasarles por encima a todos tus delitos y trampas. Y lo vamos a hacer con gente volcada a votar y vigilancia en las mesas electorales. Esa es la estrategia. Si quieres googleas o revisas tu memoria, pero date cuenta de que en la elección de 2015, esa que ganamos de manera apabullante, había gente que decía, ¿para qué vamos a votar, si estos tipos, al final, van a hacer lo que les dé la gana? ¿Te acuerdas que Maduro decía vamos a ganar como sea? O si Dios no lo quiera y la oposición gana, aquí va a correr sangre en las calles. Hubo gente que lo creyó, pero al final es una ínfima minoría. Siempre hay una gente que se pasa de crédula y da por hecho todo lo que Maduro o Diosdado dice. O gente que para castigar a la MUD, se queda en su casa y prefiere que el gobernador de Miranda sea Héctor Rodríguez y no Carlos Ocaríz. ¿En serio? Esa conducta, esa autoflagelación es realmente minoritaria. Pero de nuevo, el gran país como que no come cuento. El gran país te reclama, te critica, te hace observaciones, cosas por demás necesarias, pero a la hora de la chiquita sale y hace lo que tiene que hacer.

Mientras la oposición se ha convertido en mayoría, la situación del país  se ha vuelto mucho peor. Son dos procesos que corren en paralelo. Aunque no haya causalidad entre uno y otro, entre otras cosas, porque la oposición no es gobierno, no toma decisiones propias del Ejecutivo. La situación se vuelto mucho peor, porque el gobierno se niega a cambiar su modelo o a lograr un arreglo político. El diálogo, por ejemplo, ha sido lo que ya sabemos una cortina de humo para ganar tiempo. ¿Adónde podría llevarnos el incremento de la crisis?

Hay cosas que el gobierno pudiera hacer, pero no las hace, voy a poner dos ejemplos. Uno, la inseguridad. Ese es un problema multicausal, una de ellas es la impunidad. Según el informe de la Fiscalía, cuando era Fiscalía, en los casos de homicidios la impunidad era de 94%. Ese es un tremendo incentivo para delinquir, porque el riesgo de que me sancionen es casi nulo. Parte del problema radica en la crisis del sistema de justicia. La mayoría de los jueces son accidentales. No les dan la titularidad, así que tienen que estar pendientes de lo que diga Miraflores. Un juez titular empezaría a decidir conforme a la ley y por ahí, el gobierno pierde poder político. ¿Qué hace el gobierno? Ni por casualidad profesionalizo la justicia. Si el precio significa perder poder político, prefiero que el problema siga. El otro caso son las bolsas Clap. No hay negocio en el mundo, ni el narcotráfico, ni el tráfico de armas o el tráfico de personas, que arroje ganancias tan altas. Antes de que México cortara ese negocio, una comisión de la AN viajó a ese país y determinó que el contenido de esa bolsa en México, al detal, costaba 14,5 dólares. Lleva eso a 20 dólares (costos de distribución y transporte). Todo eso se compraba con dólares a 10 bolívares. ¿Cuánto debería costar las bolsas Clap? 20 x 100, son 200. Véndelas a 400 bolívares. No, a 15.000. No voy a invertir en la recuperación de la economía, en la recuperación del agro, porque no me interesa. Se me cae el negocio. Son dos problemas que el gobierno no va a resolver nunca, porque dejaría de ser quien es.

¿Cuál va a ser el impacto que van a tener estos mecanismos de coacción y chantaje, uno de ellos el carnet de la patria, en la conducta electoral del chavismo? Algún impacto tendrán, porque el gobierno tiene una base de datos que podrán usar a discreción.

Sin duda, lo tiene. Pero no como el gobierno espera. Cuando hablamos de dictadura, tenemos que decir que esta es una dictadura cruel, inhumana. Realmente indolente. La gente está obligada a comprar la bolsa de comida, porque no consigue alimentos en ninguna otra parte. La condicionas a una militancia política, a un gesto de fidelidad que es el carnet de la patria. Las vacunas a los muchachos —difteria, sarampión y el resto de enfermedades endémicas que están reapareciendo— las condicionas al carnet de la patria. Otra vez la sumisión política. La gente sabe que inventos como la captahuella, demostradamente no le dicen al gobierno por quién votó la gente, pero si le permite al PSUV al gobierno saber quién está votando y quién no. En poblaciones pequeñas (menos de 50.000 personas) es fácil saber si fulanito, que tiene el carnet de la patria votó o no. Aquí aparece que no ha votado. Lo mandan a buscar. Claro, fulanito sabe que ellos saben que no ha votado, pero no pueden saber por quien votó. Pero es complicado, porque hay un paréntesis de duda. Ese chantaje de te cambio fidelidad política por comida y vacuna es lo más bajo, lo más inhumano que se puede esperar de un gobierno. Ahora, en elecciones pasadas, eso no le dio resultado, porque la gente es mucho más digna de lo que el gobierno piensa.

Félix Seijas: “La estrategia del gobierno es desactivar el voto opositor”; por Hugo Prieto

Por Hugo Prieto | 24 de septiembre, 2017

Félix Seijas retratado por Roberto Mata

Félix Seijas retratado por Roberto Mata

En esta ocasión exploramos los colores que podrían pintar el mapa de Venezuela, una vez que se realicen las elecciones de gobernadores del próximo 15 de octubre. Si el gobierno logra pintar de rojo la mitad de la geografía nacional, la percepción que tendrá la gente, dentro y fuera del país, es que las fuerzas políticas están equilibradas. ¿Cuál sería el argumento que tendría la unidad opositora para denunciar a un gobierno minoritario que cercena derechos constitucionales? Se diluiría una de las principales conquistas alcanzadas durante cuatro meses de protestas y enfrentamientos en las calles que dejó un saldo de 160 venezolanos fallecidos.

Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, estadístico por la Universidad Central de Venezuela y Phd en Análisis de Datos por la Universidad de  Southampton, Inglaterra, analiza las variables cualitativas que están en juego. Quedarse en la casa sería tanto como suicidarse en primavera.

Tenemos una Asamblea Nacional Constituyente “plenipotenciaria”, que dispone de la institucionalidad del Estado a su real saber y entender, cuyas atribuciones le permitirían, acatando una sugerencia del presidente Nicolás Maduro destituir a futuros gobernadores, si estos —una vez electos— no se subordinan a su poder. La pregunta es si vale la pena votar, si a fin de cuentas quedamos sujetos a lo que disponga esta instancia, cuya naturaleza es monárquica e imperial.

Lo primero que hay que señalar es que esa Asamblea, ilegítima y cuestionada a nivel internacional, es una realidad, está allí. No la podemos negar. Existe. Entonces, hay que manejar la comunicación en torno a ese tema. Su elección fue interpretada como una derrota, aunque hubo varias victorias allí, pero la gente no lo ve así. ¿Por qué? Por el discurso… hasta que se vaya Maduro, la hora cero, el punto sin retorno… Todo eso planteaba un todo o nada. Pero cuando la gente vio a los constituyentistas juramentándose en el Palacio Legislativo, el golpe fue muy fuerte y la sensación es que lo perdimos todo. ¿Qué fue lo que ocurrió? La oposición trabajó en dos frentes. Uno, trató de impedir que se eligiera la ANC. Dos, si llegase a elegirse, que nazca deslegitimada. Ese segundo objetivo se logró. Son 48 países los que desconocen o están en desacuerdo con esta iniciativa del gobierno. El problema de haber planteado el todo o nada es que la gente no termina de visualizar las victorias que se obtuvieron.

El problema es que ese planteamiento del todo o nada ha sido una constante en cada episodio —electoral o no—, en que se ha jugado la confrontación política. En paralelo corre esa sensación de derrota. Vamos a la elección de gobernadores, imbuidos en un estado de ánimo en el que predomina la confusión, por decir lo menos. ¿Cuál es la perspectiva?

La MUD tiene varios problemas, uno de ellos es la dificultad que tiene para llegar a acuerdos o concertar decisiones. Tú no puedes transmitir lo que no tienes. La gente empieza a percibir eso. Lo vimos en medio de las protestas de este año y también en el marco del diálogo que tuvo lugar en 2016, así como en la ronda que comienza en República Dominicana. El mensaje no llega, porque tienes problemas de comunicación, porque ni siquiera tienes un vocero único. Eso crea una confusión tremenda. Ante ese vacío, la gente empieza a llenar los espacios, según su propia experiencia y lo que va percibiendo… ¡Ah, Estos son unos traidores… estos nos vendieron, estos están negociando con el gobierno… Todas esas son opiniones que llenan el vacío que dejan los problemas de comunicación. Realmente, las organizaciones que integran la MUD, cuyos intereses son distintos y eso es natural, no han podido establecer una estructura para llegar a esos acuerdos, ni tampoco hay una estructura para comunicarlos.

Sí tomamos en cuenta los argumentos de voceros calificados de la academia, aquí hay mil razones para ir a las elecciones regionales, pero también hay otras mil razones para no ir. No creo que sea un problema argumental. Esto es algo de mayor envergadura. ¿Quizás de convicción, digamos, o de compromiso con una política que aglutine a todos aquellos que se identifican como opositores?

La decisión se tomó. Y la manera de invitar a la gente para que te acompañe, es explicarle los motivos que te llevaron a tomarla. Eso, además, tiene que sonar coherente. Tiene que haber una conexión con lo que viene. Es decir, ¿Cuál es tu objetivo principal? El cambio político. Estamos hablando de cambio de modelo, de cambio de gobierno. Pero si no eres capaz de conectar tus acciones con ese objetivo principal, la gente se va a perder y no va a valorar el esfuerzo que estés haciendo o la acción que estás llevando a cabo. ¿Cómo esto encaja en ese rompecabezas que es producir un cambio de gobierno? Ahí está la clave. Si no logras que la gente haga esa conexión, estas elecciones regionales pierden valor para esas personas. Pero, en cambio, si la gente ve dónde encaja perfectamente esa pieza y la utilidad que tienen dentro del trayecto que te va a llevar al objetivo principal, te va a acompañar de inmediato. Lo va a entender. Y los convencidos se van a convertir en factores multiplicadores del mensaje.

No estoy tan convencido de que la MUD sea una plataforma electoral exitosa. Aquí se hicieron unas elecciones internas y lo que vimos desdice de ese acuerdo. Podemos mencionar el caso de Aragua, de Yaracuy, de Amazonas. Hay caras identificadas con la vieja política. El tema electoral no está del todo claro.

La MUD, como tal, ha enfrentado procesos electorales adversos, porque ha sido minoría, y lo ha hecho bastante bien. Es el caso de la elección de 2012, entre Hugo Chávez y Capriles Radonsky. Algo por el estilo podríamos decir de la elección de 2013, entre Maduro y Capriles. ¿Quién ganó? Creo que nunca lo sabremos. Nunca abrieron las cajas. Lo cierto es que fue una elección muy pareja y la MUD llevó el proceso hasta allí. Aparte de las elecciones regionales, en las que confluyeron varios factores que no se pudieron manejar, tenemos la elección parlamentaria de 2015, ¿Cuál fue el gran éxito de la oposición? Transmitirle al electorado la importancia que esa elección tenía como parte de su objetivo principal. Esto es, el cambio político por medio de una elección presidencial. Eso lo logró la unidad. Ahora viene esta elección regional y la consulta interna. Bueno, son partidos políticos que están buscando el poder. La disputa, la controversia, eso es intrínseco a la lucha electoral. Eso es lo que se espera, ¿no? Lo ideal sería no general ruidos, porque está en juego el objetivo principal. Pero sucedieron cosas.

Vamos a decirlo: El país no está para esas cosas.

Totalmente de acuerdo, pero hubo acuerdos en varios estados y se llegó a unas bases electorales que llevaron a una campaña que pudo ser mucho más agresiva, que pudo ser mucho peor. Hubo un gran escándalo en un estado y en otros no fue tan notorio. ¿Debió haber sucedido? No. ¿El País está para eso? No. Bueno, podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío. Medio lleno es decir, hubo elecciones internas en casi todos los estados, en tres o cuatro hubo problemas, eso tuvo un pico, pero ya nadie habla de eso. En seguida, la Unidad está ensamblando su maquinaria, toda su organización, para enfrentar una campaña de tres semanas.

Félix Seijas retratado por Roberto Mata

Félix Seijas retratado por Roberto Mata

Ciertamente, la gente hizo una conexión entre las elecciones parlamentarias de 2015 y el objetivo principal. Vale decir, el cambio político. ¿Pero eso es así con las elecciones regionales? Pareciera que no.

En las parlamentarias, la oposición enfrentó un dilema. Ellos no vendieron que esas elecciones eran un paso en la dirección al cambio, sino que eso era una piedra importante, que eso era el cambio. Eso, en parte, explica la victoria contundente que se obtuvo. Pero también creaba el problema de cómo cumplir con esa expectativa. Ese ha sido un punto donde la oposición ha mostrado ciertas fallas. Que es el tema de poner grandes expectativas que después no se van a cumplir. Eso va creando desconfianza, un electorado desconfiado se muestra capcioso ante cualquier cosa que le vas a decir. Eso es lo que actualmente está sucediendo con mucha gente. La oposición dice, ¿eso es verdad o no es verdad? Si ya lo han dicho antes, ¿Por qué ahora sí? Ese ahora sí lo tienes que comunicar también. En este momento no vas a convencer a la gente que la elección regional es el cambio. No puedes hacerlo, no debes hacerlo y, si lo intentas, no lo vas a lograr. Uno supone que la campaña va a establecer esa conexión. ¿Cómo las regionales se conectan con el objetivo principal? En el mundo nadie vota por el pasado, la gente vota por el futuro. Carlos Andrés Pérez ganó su segunda presidencia diciendo: Eso que tú viste en el pasado es lo que te voy a dar en el futuro. Si no conectas con el futuro, tú no vendes en política. ¿Nos pueden inhabilitar gobernadores? Sí, es verdad. ¿Van a tratar de hacer trampa? Absolutamente. Entonces, tienes que empezar a dar respuestas. A decir, por ejemplo, cómo te vas a defender. 

¿Cuáles serían las motivaciones primarias que podrían atraer a la gente? Venezuela necesita urgentemente una esperanza. ¿Pero eso es lo que se está construyendo, digamos, alrededor del mensaje y del tema del cambio? ¿La cosa es difícil, no?

Es muy complicada, porque ya no puedes vender el cambio como lo vendiste en las elecciones de la Asamblea Nacional (dic. 2015). No debes hacerlo tampoco. Tienes que empezar a hablar crudo. Tienes que empezar a manejar las expectativas reales. No puedes seguir con el juego de crear falsas expectativas. ¿En la medida en que hablas crudo estás vendiendo menos esperanza? Es posible, pero tú puedes conectar el hablar crudo con la esperanza. Tú puedes, por ejemplo, decirle a un paciente lo difícil y doloroso que puede resultar un tratamiento, pero después te vas a curar. El gran reto de la oposición es decirle a sus electores: Estas elecciones no resuelven el problema, pero son parte del camino. ¿Cómo son parte del camino? Primero, estás poniendo presión en el gobierno. Si bien corres el riesgo de sufrir una derrota, puedes demostrar que el gobierno es minoría y está seriamente cuestionado. Segundo, el gobierno va a perder presencia en los Estados. Es decir, va a perder recursos e infraestructura. Tercero, pones en cuestión el esquema clientelar y de dependencia que le sirve de apoyo al gobierno. Toda esa estructura se desmontaría, lo que significa más presión sobre el gobierno. Las tres cosas le plantean al gobierno una disyuntiva. O deja correr eso, lo que conlleva una pérdida de poder. O tiene que actuar para anularte. Demos por hecho que la elección se da, ¿cuál será la estrategia del gobierno? Desactivar el voto opositor. Más en este momento, en que el gobierno no tiene cómo crecer. Todo su discurso agresivo del gobierno —la guerra económica, el Imperio, Trump—, lo que busca es aminorar el ritmo al que está decreciendo. Activar su voto es dificilísimo. Por lo tanto lo que le queda es desactivar el voto del contrario.

¿Qué beneficio obtendría el gobierno si llegase a tener éxito en su estrategia?

Sería más competitivo en algunos estados. En otros nada, porque la diferencia es muy grande. Si empieza a ser competitivo, se activan los mecanismos que pudieran tener alguna incidencia. Pudieras utilizar el poder a tu favor, pudieras cambiar algunas reglas que, ante una diferencia mínima, alterarían el resultado. Recordemos la elección entre Maduro y Capriles. ¿Hubo trampa?… Lo otro es que donde pierdas pongas corporaciones o a un protector de estado que, en realidad, son gobernaciones paralelas. Estas no son, propiamente, unas elecciones regionales, porque los consejos legislativos no están en juego, que son los que te pueden inhabilitar a un gobernador. Y todos esos son rojos. Pero todo lo que hagas supone un costo para el gobierno. Hay quien dice. ¿Acaso al gobierno le importa pagar el costo? Ahí es donde la oposición no ha sabido vender las victorias parciales. Pero eso es lo que ha hecho que el gobierno tenga una comunidad internacional en contra y se vea obligado a sentarse en la República Dominicana.

El marco constitucional y las disposiciones legales se han erosionado profundamente. Se han sacrificado derechos constitucionales. De ahí la etiqueta de dictadura. El gobierno ha quedado al descubierto. ¿Por qué esto no se presenta como parte de los logros o del éxito que haya podido tener la oposición?

Precisamente por la dinámica complicada que tiene la oposición a la hora de transmitir mensajes. Eso es. No hay una sola estrategia comunicacional única porque es difícil dentro de la unidad llegar a ese acuerdo. Tú no puedes transmitir lo que no tienes. Más allá de si los medios son los adecuados, ¿Cuál es el mensaje que vas a transmitir? Lo que tienes es una cantidad de voceros hablando de distintas cosas. Algunos hablando más por el interés de su partido que de la propia unidad. Ese tipo de cosas las hemos visto. Ahí empiezan las contradicciones. La gente empieza a percibir esas señales cruzadas y al final no termina de saber en qué creer. El mensajero pierde credibilidad y a partir de ahí, empiezas a cuestionar al mensajero. Empiezas a cuestionar el mensaje porque sabes que mañana puedes oír otra cosa dicha por otro vocero de lo que se hace llamar la unidad. Pero esos son mensajes que se han tratado de transmitir. Algunos voceros lo han hecho, pero no termina de ser el mensaje. No termina habiendo una estrategia para poder instalar ese mensaje dentro de la opinión pública. No tienes una estrategia, porque no hay un acuerdo para que ese sea el mensaje.

La oposición ha obligado al gobierno a delinquir, pero como no se transmite ese mensaje, se le percibe como cómplice.

Si tú dejas vacíos en los mensajes, la gente los va a llenar y eso es un dibujo libre.

O la gente pudiera hacerse una pregunta. ¿A la unidad no le importa si aquí se termina de imponer una dictadura?

Y más bien les conviene porque se están beneficiando de ella, son opiniones que empiezan a salir. Bueno, es la gente llenando esos vacíos. Pero nuevamente, si el objetivo principal es el cambio de gobierno, tú tienes que mostrarle a la gente que el camino de aquí para allá es complejo. Es difícil. Han sobrado las salidas mágicas, en 2014 con #La Salida, en 2015 con la elección de la Asamblea Nacional y más recientemente con las protestas en la calle. Entonces, no terminas de instalar, en el imaginario colectivo, que para ir de aquí a allá es un camino con obstáculos.

Félix Seijas retratado por Roberto Mata

Félix Seijas retratado por Roberto Mata

Un usuario de Faceboock posteó una foto de Héctor Rodríguez con la siguiente leyenda: <<Si no sales a votar, este va a ser tu gobernador>>. A unos les resultará una imagen terrorífica, ¿pero eso es suficiente para activar el voto opositor? ¿Digamos, con la fuerza necesaria para demostrar que la oposición sigue siendo mayoría? Porque a fin de cuentas el meollo de esta elección es dilucidar si la mayoría sigue siendo mayoría o el gobierno de alguna manera se recupera. Si el gobierno obtiene la victoria en 10 gobernaciones eso sería una gran derrota para la oposición.

Ganar la mitad de las gobernaciones sería un golpe tremendo para la oposición y para el objetivo del cambio político. Primero, va a tener una fuerte incidencia en la presión que actualmente ejerce la comunidad internacional. Seguirán los argumentos de violaciones a los Derechos Humanos y la ausencia del marco constitucional, pero al final lo que se verá es el mapa de un país donde las fuerzas políticas están equilibradas. Tu tarea es activar el voto y lo puedes hacer de muchas maneras, aunque todas tienen que pasar por el objetivo central. Si no logras colocar esta pieza en el engranaje del cambio, podría ocurrir que gente que ha manifestado su intención de ir a votar se quede en su casa, porque no ve mayor interés. También hay otra forma de transmitir esa idea. Si no somos mayoría, el gobierno va a ser más gobierno. Si no lo debilita, esto lo puede fortalecer. La foto de Héctor Rodríguez, en realidad, lo que transmite o pudiera transmitir es: Mira, esto es más gobierno. Esto fortalece al gobierno.

De alguna manera todo gira alrededor del objetivo principal. ¿Usted cree que la gente tiene clara cómo se vincula la elección de gobernadores con la elección presidencial?

Eso es algo que tienes que explicarle a la gente, por la sencilla razón de que no lo tiene claro. Y no lo tiene claro porque en la comunicación la unidad ha trabajado en función del todo o nada. Ahora vamos a la protesta, a la manifestación en las calles, este es el todo o nada. Ahora vamos al diálogo, este es el todo o nada. Algunos dicen que esto se puede jugar en varios tableros, yo creo que se puede jugar en uno solo, en el que se presentan distintas situaciones y tú tienes que ir atendiéndolas todas con las piezas a tu alcance, a veces con alfiles y caballos, otras con peones y la reina. No hay varitas mágicas, ni soluciones simples. Esto es un problema complejo y por serlo, la solución es compleja. Eso tiene que terminar de entenderlo la gente. Esto tiene varios frentes. Uno es la elección regional. Otro es la negociación. Otro es la presión de calle. Al igual que la presión internacional.

Hay una sensación de derrota muy marcada. Basta ir al aeropuerto de Maiquetía, donde la expresión pudiera ser <<esto se lo llevó quien lo trajo>>. ¿Cómo está incidiendo ese estado de ánimo en esta elección?

Al haberse interpretado como una derrota total, la elección de la Asamblea Nacional Constituyente impone un proceso de recuperación de varias etapas para superar la depresión. En eso consiste el trabajo de la unidad. Tiene que enviar señales de que esto no se ha acabado. Ya no se trata del todo o nada, sino de batallas que se pueden librar y victorias que se pueden obtener y como el objetivo primario se va construyendo. La oposición tiene que construir un mensaje claro y coherente. La unidad es el operador político, cuyo éxito está asociado a la posibilidad que tiene de derrotar al gobierno. Eso lo tiene que ver la gente. Es decir, la esperanza en el futuro pasa por la esperanza que tengas en el operador político. Lo primero que tiene que ser la oposición es fortalecer y cuidar su imagen, porque es parte del componente que impacta en el ánimo de la gente. Vuelve a visualizar el objetivo principal que se puede alcanzar, el hecho de que hay un camino que tienes que recorrer. Se eligió la Asamblea Nacional Constituyente, sí. Pero al presidente de la Asamblea Nacional lo recibieron los presidentes de los países europeos. Eso vale y vale mucho. Resalta eso. Una cosa muy importante, muchos de los que se sienten derrotados han manifestado que igual van a votar para las elecciones regionales.

Canadá Sanciona a Maduro y a 39 castrochavistas más

23 de septiembre de 2017

Canadá sanciona a narcochavistas

Compartir el post “Canadá Sanciona a Maduro y a 39 castrochavistas más”

Canadá impuso sanciones económicas a Nicolás Maduro
y a 40 figuras claves del régimen chavista

Las medidas buscan “enviar un claro mensaje de que su comportamiento antidemocrático tiene consecuencias”. Además del presidente, en el listado están Tibisay Lucena Ramírez, presidenta del Consejo Nacional Electoral, Elías José Jaua Milano, Tareck Zaidan EL Aissami Maddah y Tarek Willians Saab Halabi

Canada chavistas sancionados 3 másEl Gobierno de Canadá anunció hoy la imposición de sanciones contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y figuras claves de su régimen “para enviar un claro mensaje de que su comportamiento antidemocrático tiene consecuencias”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá dijo que las sanciones afectan a “figuras claves” del régimen de Maduro que son responsables “del deterioro de la democracia en Venezuela”.

La lista de personas afectadas por las sanciones incluye 40 nombres encabezados por Nicolás Maduro, Tibisay Lucena Ramírez, presidenta del Consejo Nacional Electoral, Elías José Jaua Milano, Tareck Zaidan EL Aissami Maddah y Tarek Willians Saab Halabi.

Las sanciones imponen la congelación de activos y la prohibición de que individuos en Canadá y canadienses fuera del país mantengan relaciones económicas con los 40 individuos nombrados por Ottawa.

Chrystia Freeland
La ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, declaró que “Canadá no permanecerá en silencio mientras el Gobierno de Venezuela roba al pueblo de sus derechos democráticos fundamentales”.

“El anuncio de hoy de sanciones contra el régimen de Maduro subraya nuestro compromiso a la defensa de la democracia y los derechos humanos en todo el mundo. Canadá muestra su solidaridad con el pueblo de Venezuela mientras luchan por restaurar la democracia en su país”, añadió Freeland.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá explicó que los 40 individuos “han jugado un papel clave en socavar la seguridad, estabilidad e integridad de las instituciones democráticas de Venezuela”.

“Estas acciones decisivas son respuesta a la profundización por parte del Gobierno de Venezuela del descenso a la dictadura. Al imponer sanciones al régimen de Maduro, Canadá demuestra su fuerte compromiso con el regreso de la democracia a Venezuela”, añadieron las autoridades canadienses.

sancionados por Canadá
El listado de los 40 funcionarios del régimen sancionados:

– Nicolás Maduro Moros

– Tibisay Lucena Ramírez

– Elías José Jaua Milano

– Tareck Zaidan El Aissami Maddah

– Tarek Willians Saab Halabi

– Néstor Luis Reverol Torres

– Roy Antonio María Chaderton Matos

– María Iris Varela Rangel

– Pedro Miguel Carreño Escobar

– Diosdado Cabello Rondón

– Susana Virgina Barreiros Rodríguez

– Freddy Alirio Bernal Rosales

– Delcy Eloína Rodríguez Gómez

– Tania D’AMelio Cardiet

– Aristóbulo Isturíz Almeida

– Jorge Jésus Rodríguez Gómez

– Francisco José AMeliach Orta

– Carlos Alfredo Pérez Ampueda

– Sergio José Rivero Marcano

– Jesús Rafael Suárez Chourio

– Carmen Teresa Meléndez Rivas

– Bladimir Humberto Lugo Armas

– Gustavo Enrique González López

– Elvis Eduardo Hidrobo AMoroso

– Remigio Ceballos Ichaso

– Antonio José Benavides Torres

– Hermann Eduardo Escarrá Malavé

– Sandra Oblitas Ruzza

– Socorro Elizabeth Hernández Hernández

– Maikel José Moreno Pérez

– Gladys Maria Gutiérrez Alvarado

– Juan José Mendoza Jover

– Luis Fernando Damiani Bustillos

– Lourdes Benicia Suárez Anderson

– Carmen Auxiliadora ZUleta De Merchán

– Arcadio de Jesús Delgado Rosales

– Calixto Antonio Ortega Ríos

– Andrés Eloy Méndez González

– Manuel Enrique Galindo Ballesteros

– Vladimir Padrino López

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aplaudió las sanciones anunciadas hoy por Canadá contra el Gobierno de Venezuela al considerarlas un “instrumento de defensa de la democracia”.

“Sanciones contra dictadores son instrumento de defensa de DDHH (derechos humanos) y democracia en #Venezuela”, escribió Almagro en su cuenta de Twitter, con un enlace al comunicado del Gobierno canadiense.
Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias

La ANC tiene su propio tribunal: La Comisión de la Verdad

Sep 21, 2017 5:57 am
Publicado en: Actualidad, Nacionales

The president of Venezuela's Constituent Assembly Delcy Rodriguez (back row-C) is pictured during a session in Caracas on August 8 , 2017.  The United Nations on Tuesday slammed Venezuela's use of "excessive force" against protesters, amid worsening tensions and fresh moves against the opposition. / AFP PHOTO / JUAN BARRETO / AFP PHOTO / JUAN BARRETO

La Constitución en su artículo 49 establece que toda persona debe ser juzgada por su juez natural y no por tribunales de excepción o comisiones creadas para tal efecto. Sin embargo, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) creó el 8 de agosto, mediante Gaceta Oficial Extraordinaria n.° 6.323 la Comisión para la Verdad, la Justicia y la Tranquilidad Pública; una especie de tribunal con poderes de investigación.

Por Acceso a la justicia

El objetivo de la instancia, en efecto, es investigar los “hechos de violencia por motivos políticos e intolerancia, así como las dinámicas colectivas conexas” ocurridos desde 1999 en adelante, para determinar las responsabilidades legales correspondientes e incluso las morales y políticas (artículos 3 y 11.9 de la Ley Constitucional de la Comisión para la Verdad, la Justicia y la Tranquilidad Pública).

Para cumplir con esta labor, la ley que la crea establece en su artículo 7 que la Comisión de la Verdad estará integrada por catorce personas: tres miembros de la ANC; tres de las organizaciones de víctimas de la violencia política 1999-2017; el Fiscal General; el Defensor del Pueblo; un miembro de una organización venezolana de Derechos Humanos; dos personas designadas por su competencia profesional, integridad y ética, y tres diputados de la Asamblea Nacional nombrados por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Como estos últimos no han sido designados por la MUD, por desconocer la constitucionalidad y legitimidad de la ANC, y por tanto de sus actos, la Constituyente procedió a nombrar a los restantes 11 miembros de la Comisión, todos los cuales tienen vinculación con el partido de gobierno o su ideología política, y asignó su presidencia a la misma titular de la ANC, Delcy Rodríguez.

Los informes de la Comisión de la Verdad, según el artículo 18 de su ley de creación son vinculantes (obligatorios), así como sus actuaciones en cuanto a investigaciones o solicitudes de información a funcionarios que en caso de que no sean atendidas pueden ser causal de destitución (artículo 13). Sin embargo, sus decisiones definitivas deben ser aprobadas por la ANC. También puede dirigir a la Constituyente todo tipo de recomendaciones: que dicte medidas cautelares o de cualquier otro tipo, que decrete amnistías o indultos, que tome medidas para garantizar la paz, entre otras (artículo 11).

Por otro lado, las actuaciones de la Comisión son confidenciales (artículo 14) y cualquier persona que sea llamada por esta debe atender la solicitud; en caso de negarse sin causa justificada puede ser obligada por la fuerza pública (artículo 15).

Como bien indica la ONG Transparencia Venezuela esta Comisión más que de la verdad parece ser de la venganza, ya que su objetivo verdadero es perseguir a la oposición política e incluso la diversidad de pensamiento. En este sentido, el propio Presidente ha expresado al respecto que “Por la vía de la comisión de la verdad se destape todo lo que ha sucedido y se investiguen los crímenes que se han conocido uno por uno, y los que no se han conocido y se abra un gran proceso de la búsqueda de la verdad y la reparación de la herida que la derecha le ha creado a Venezuela”. Las líneas de acción de la comisión también demuestran cuál es su verdadero objetivo.

Por si fuera poco, el artículo 4 de la ley de creación de la mencionada instancia de la ANC se refiere a la investigación de los hechos en los que se hayan violado derechos humanos que impliquen afectaciones a la vida, la libertad personal, la paz, el ambiente y el patrimonio público, pero no los relacionados con la libertad de expresión o el derecho de manifestación, a pesar de su importancia para que haya una verdadera democracia, tal como lo establece el artículo 4 de la Carta Democrática Interamericana.

Vale aclarar que el marco legal completo bajo el cual actuará la comisión aún no tiene vigencia, ya que está pendiente la aprobación de la Ley para la Convivencia Pacífica y Contra la Intolerancia (conocida en los medios como la “ley del odio”), que contendrá la mayoría de los hechos a los que se refiere su ley de creación. Se ha advertido que el llamado proyecto de ley contra el odio prevé sanciones a personas que manifiesten en las calles “de manera intolerante” o a quienes graben insultos o críticas hacia funcionarios del gobierno, lo que demuestra que esta comisión no sólo no protege derechos humanos relacionados con la libertad de expresión, sino que los convierte en delito, lo que es propio de un régimen autocrático.

¿Y a ti venezolano, cómo te afecta?

Transformar derechos constitucionales como la libertad de expresión en delitos y además seguir promoviendo una política de persecución y represión no nos lleva a nada, es más, conduce a mayor división y odio. Como bien dijo Gandhi: “Ojo por ojo y el mundo acabará ciego”; así nos estamos quedando en Venezuela, cada vez más enredados en la dinámica política, sin ver dónde está la salida a una crisis cada vez más agobiante.

Comunicado de la Academia de las Ciencias Económicas sobre las medidas anunciadas por Maduro el #7sep

Actualidad

Por #MonitorProDaVinci | 18 de septiembre, 2017

academia-de-las-ciencias-economicas-640

La Academia Nacional de las Ciencias Económicas emitió un comunicado en el cual examinó las medidas anunciadas por el presidente Nicolás Maduro el pasado 7 de septiembre. En el documento expresan que “consideran lamentable, en primer lugar, que en vez de atacar de raíz el proceso inflacionario solo se propongan medidas de compensación, como el incremento del salario mínimo integral y transferencias a través de bonos de la tarjeta “hogares de la patria” […] En ausencia de medidas que liberen las capacidades productivas de la economía y subsanen la asfixia del sector externo, terminarán realimentando la inflación, añadiendo ‘más leña al fuego’”.

A continuación el comunicado.

[COMUNICADO]

El señalamiento de la Comisión de Economía de la Asamblea Nacional sobre la aceleración de la inflación, que llegó a un 33,8% el pasado mes de agosto -la cifra mensual más alta desde que se registra este fenómeno en Venezuela- hace perentorio revertir cuanto antes esta situación y establecer condiciones para reactivar la economía productiva. Los venezolanos claman con urgencia políticas económicas acertadas ante tal agudización de sus padecimientos. El anuncio de un “Plan para la Paz y la Prosperidad Económica” por parte del presidente Maduro el pasado 7 de septiembre, obliga a la Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE) a examinar si se orienta a estos fines.

Consideramos lamentable, en primer lugar, que en vez de atacar de raíz el proceso inflacionario solo se propongan medidas de compensación, como el incremento del salario mínimo integral y transferencias a través de bonos y de la tarjeta “hogares de la patria”, y sin mencionar cómo se van a financiar. En ausencia de medidas que liberen las capacidades productivas de la economía y subsanen la asfixia del sector externo, terminarán realimentando la inflación, añadiendo ‘más leña al fuego’. Además, ante la sextuplicación este año del financiamiento monetario realizado por el BCV al sector público, tal compensación se va a quedar muy corta. De hecho, el salario mínimo integral resultante del incremento del 7 de septiembre es un 42,5% menor, en términos reales, al prevaleciente a finales del año pasado.

El control de precios, anunciado con nuevo nombre, así como el empoderamiento de los CLAP y de los consejos comunales para fiscalizar su cumplimiento, solo contribuirá a un mayor acoso de los sectores productivos y comerciales, y a agudizar la escasez de bienes y servicios. En este orden, el Presidente se arroga la creación de una “unidad tributaria punitiva” para perseguir “los delitos que se cometan en el campo de la economía contra el pueblo” y solicita investigar el origen de fortunas generadas durante la “guerra económica” para poder pecharlas, haciendo referencia a una supuesta ley de régimen especial tributario. Al respecto, la ANCE se ve obligada a aclarar que sólo la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015 puede fijar nuevos tributos y aprobar leyes.

Poner el acento en lo punitivo, como lo hace el plan, ha mostrado ser totalmente contraproducente ante la necesidad de reactivación y acentuará la grave situación que hoy enfrentamos. Preocupa que, después de cuatro años de progresivo deterioro en la calidad de vida de los venezolanos, el Presidente insiste en inventar una “guerra económica” para echarle la culpa, en vez de rectificar sus políticas, como se le ha recomendado repetidamente.

Por su parte, la decisión de remplazar al dólar con una canasta de monedas no es acertada, ya que habrá de encarecer y complicar las transacciones internacionales del país que se hacen mayoritariamente en moneda estadounidense.

El referido plan anuncia, además, medidas para proteger la inversión extranjera e incentivar la explotación del llamado Arco Minero, y la creación del consorcio agroalimentario de Venezuela (Agrosur) para apoyar la producción de 20 rubros agrícolas. Cabe recordar la muy lamentable destrucción de los servicios que ofrecía la empresa Agroisleña, con relación a esto último. Debería ser innecesario repetir, como en anteriores oportunidades hemos hecho, que tales medidas en absoluto habrán de surtir efecto si se mantiene un ambiente de intervención discrecional del Ejecutivo en la economía, signado por el acoso de la empresa privada, la ausencia de garantías a la propiedad y de orden procesal para resolver controversias, y la consecuente inseguridad e incertidumbre de inversionistas y productores.

La Academia Nacional de Ciencias Económicas reitera que sólo medidas que ataquen de raíz al fenómeno inflacionario, restituyan las garantías, liberen los controles que hoy asfixian a la actividad económica y logren concertar un importante financiamiento externo, podrán revertir el trágico proceso de empobrecimiento que vienen sufriendo los venezolanos en los últimos cuatro años. Es menester sanear las cuentas fiscales, eliminar el financiamiento monetario del BCV, unificar el tipo de cambio bajo un régimen de libre concurrencia y levantar los controles punitivos sobre la empresa privada. No existen indicios para prever que en los próximos años ocurrirán incrementos en los precios de venta internacional del crudo que nos eximan de cumplir perentoriamente con las profundas reformas que el país reclama.

De implementarse estas reformas, auguramos una respuesta muy positiva del aparato productivo en un corto plazo, dadas su enorme capacidad ociosa actual y las potencialidades de nuestra economía. Ello redundará en un empleo creciente cada vez mejor remunerado que habrá de recuperar la capacidad adquisitiva de la población. Asimismo, la estabilización del tipo de cambio a niveles bastante inferiores al llamado “dólar paralelo” abaratará significativamente muchos bienes e insumos de origen importado. Si se implantan medidas de compensación para aquellos afectados negativamente por la sinceración del precio de la gasolina y de los servicios que presta el sector público, no existen argumentos para no instrumentar tales reformas. Éstas reemplazarían el ajuste contractivo sobre el nivel de consumo de la población que aplica hoy el gobierno para acumular los excedentes con los cuales pagar la deuda pública externa. Con amplio apoyo financiero internacional y la reestructuración de esa onerosa deuda, será posible devolverles a los venezolanos posibilidades de creciente bienestar.

Por último, preocupa que los anuncios realizados pretenden enmarcarse en unas supuestas “leyes” que aprobaría una Asamblea Constituyente que, como fue señalado en comunicado conjunto con las demás Academias Nacionales el 15 de agosto, es inconstitucional. Tal apreciación es compartida por diferentes sectores de la comunidad nacional, incluyendo las universidades autónomas, la Conferencia Episcopal y la Asamblea Nacional. Asimismo, gobiernos de países que agrupan más del 90% de la población hemisférica, han decidido desconocer toda iniciativa emanada de dicho cuerpo. Igual posición han asumido nuestros socios fundamentales en la Unión Europea. De acuerdo con el ordenamiento constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, vigente, corresponde exclusivamente a la Asamblea Nacional electa por el pueblo soberano la aprobación de leyes nacionales. Sería sumamente lamentable para la institucionalidad del país y para la anhelada paz entre los venezolanos, como para el restablecimiento de relaciones mutuamente provechosas con países amigos, intentar imponer medidas por medio de un mecanismo fraudulento, rechazado por la inmensa mayoría.

Esta Academia hace un llamado al Ejecutivo para reconsiderar las medidas anunciadas, a fin de poder recuperar niveles de mayor bienestar para el pueblo. Como siempre, esta Academia se pone a la orden para coadyuvar, en la medida en que lo permitan sus modestas posibilidades, con el cumplimiento de tales propósitos.

En Caracas, el doce de septiembre, por la Academia Nacional de Ciencias Económicas

Humberto García Larralde

Presidente

Sary Levy Carciente

Secretaria

Maduro contra la pared

Sep 17, 2017 7:15 am
Publicado en: Actualidad, Nacionales

madurosemana

Los chinos y los rusos quieren mostrar al mundo que las amenazas y las sanciones de Trump contra Venezuela son bastante vacías y que ellos no van a permitir un cambio traumático de régimen, publica Semana.

La razón es que sus intereses son demasiado grandes: como China le ha prestado 60.000 millones de dólares a Venezuela y Rusia le ha vendido 11.000 en armas, el gobierno de Maduro está endeudado hasta la camisa con ellos y ha tenido que entregarles en pago o garantía sectores claves de la economía.

Hoy los chinos y los rusos controlan buena parte de la producción y distribución del petróleo, así como del sector financiero. Por ejemplo, Rusia ya posee el 49 por ciento de CITGO, la gigante multinacional de petróleo. Y un banco chino controla todos los pagos del gobierno venezolano por compras de comida, que son hoy la prioridad del chavismo.