Etiqueta: CartelDeSinaloa

Investigación: El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI

jueves, agosto 24, 2017

Fuente: Factormm

Es un triángulo que comenzó a gestarse hacia 2008. Se trata del entramado de terrorismo, narcotráfico y territorialidad que fue pactado entre Hugo Chávez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el grupo terrorista islámico Hezbollah. Ese acuerdo recibió su impulso definitivo aquel año, cuando los regímenes de Venezuela y de Irán estrecharon sus lazos definitivamente. Eran tiempos del caudillo bolivariano y del presidente Mahmoud Ahmadinejad. El pacto, desde luego, fue continuado por Nicolás Maduro al pie de la letra.

Las FARC, el grupo insurgente más antiguo de América Latina, son catalogadas por la Unión Europea y los Estados Unidos como un grupo terrorista con una amplia actividad narco en la región. Su penetración comienza en México y se extiende hasta el sur, en la Argentina. Los lazos que tejió a lo largo de las últimas décadas les proporcionaron los mejores contactos con los capos de los cárteles de la droga más sangrientos. Entre ellos, figura el de Sinaloa. Estos vínculos no cesan, pese a que desde hace dos años las FARC dicen estar impulsando el diálogo de paz con el gobierno constitucional de Colombia.

Dentro de las actividades ilegales de FARC, se halla el de lavado de dinero proveniente del narcotráfico y de los secuestros extorsivos. Y es el tráfico de drogas lo que más interesó a Hezbollah como fuente de ingreso y de financiamiento para sus actividades terroristas tanto en la región como en Medio Oriente y Europa. Pero, ¿cómo ingresar a ese negocio estando tan lejos? La respuesta llegó de la mano de un caudillo que irrumpió hacia finales de los 90 en el mapa territorial latinoamericano: Chávez. Fue el extinto coronel quien facilitó y unió los lazos que antes estaban desatados.

Con su capacidad logística y una permeabilidad fronteriza “ideal”, Chávez comenzó a intimar con las FARC para ampliar el tentador “mercado”. Aviones cargados de cocaína volaban por sobre el océano Atlántico con destino a África Occidental -donde los controles son tan permisivos como en Caracas– para tener como destino final Europa, donde lugartenientes de Hezbollah se encargaban de su comercialización. Los beneficios se repartían en proporciones iguales entre las partes. Un negocio redondo. Y blindado.

El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI

Para lograr que ese mecanismo permitiera el flujo continuo de narcóticos y dinero, el régimen bolivariano disponía de tres hombres clave, de extrema confianza de Chávez y luego de Maduro: Hugo Carvajal, Henry Rangel Silva y Ramón Rodríguez Chacin. El primero de ellos se desempeñaba como cabeza de la Dirección de Inteligencia Militar Venezolana (DIM) y fue detenido el 24 de julio de 2014 en Aruba. Los cargos que se le imputaron estaban en sintonía con su actividad oculta: tráfico de drogas. Sin embargo, pese al pedido de extradición que pesaba sobre él, no fue enviado a los Estados Unidos para ser juzgado. Holanda impidió el proceso y Carvajal fue recibido como un héroe en su vuelta a Caracas. Maduro, entre otros tantos, respiró aliviado.

Rangel Silva fue también uno de quienes se relajaron por el regreso de Carvajal a tierras caribeñas. Gobernador del estado de Trujillo, este militar íntimo de Chávez también tuvo relación con la inteligencia de su país. Fue un nexo fluido con los terroristas de las FARC. Una investigación del diario norteamericano The New York Times lo señaló como quien facilitaba el armamento a insurgentes colombianos en territorio venezolano. Y les proveía documentación clave: cédulas de identidad falsas para eludir la Justicia de ambos países.

Rodríguez Chacín, en tanto, otro militar que compartió con Chávez el intento de golpe de Estado de 1992, es una pieza clave en el entramado que involucra narcotráfico y terrorismo. Capitán de navío de carrera, este “filósofo”, como se hace llamar, es actualmente el gobernador del estado de Guárico.

Pese a sus diferentes perfiles, los tres comparten cosas en común. Están señalados como los encubridores que permiten -aún hoy- el accionar libre de FARC en territorio venezolano con drogas y armas. Carvajal y Rangel Silva fueron acusados de facilitar a la banda narcoterrorista la logística necesaria para poder traficar la mercancía. Rodríguez Chacín, por su parte, era “el contacto” para conseguir el armamento para desestabilizar al gobierno democrático de Colombia.

También PDVSA fue parte del entramado que posibilitó negociados multimillonarios entre Venezuela, FARC y Hezbollah

El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI. Y es uno de los hombres más buscados en el planeta. Se trata de Ghazi Nasr al Din, libanés nacionalizado venezolano, que ingresó en ese listado de la oficina de investigación federal norteamericana en enero último. Cercano colaborador del gobernador del estado de Aragua, Tarek El Aissami, Al Din nació en Beirut el 13 de diciembre de 1962. Es el responsable de reunir el dinero en diferentes centros islámicos chiítas de América Latina y lograr que llegue al tesoro del grupo terrorista.

En Caracas Al Din fundó uno de estos “centros culturales”. Miembros de la comunidad se acercan y contribuyen económicamente, sin saber quizás que su ayuda monetaria viaja a Beirut para solventar las actividades ilegales de Hezbollah. Una gran parte de ese dinero se destina a reclutar jóvenes libaneses que mueren en Siria defendiendo al régimen del brutal Bashar al Assad. El otro nexo y responsable operativo en la región es Fawzi Kan’an, cuya sede también está en Venezuela. Este miembro del grupo chiíta se reúne regularmente con los más altos comandantes de Hezbollah para coordinar acciones y financiamiento.

Pero no sólo generales utilizó el régimen chavista para coordinar las acciones ilegales con Hezbollah (Irán) y las FARC. También PDVSA fue parte del entramado que posibilitó negociados multimillonarios durante años. La compañía estatal petrolera fue clave para comprar voluntades y silencios a lo largo de la región.Pero sobre todo para movilizar y lavar cientos de millones de dólares durante la administración de Chávez y Maduro.
Etiquetas: Cartel de Sinaloa, FARC, Hezbollah, irán, islamista, lavado de dinero, narcotrafico, Tareck Zaidan El Aissami Maddah, terrorismo

posted by Aserne Venezuela @ 6:38 a.m.

Anuncios

Ex militar dice que hijo de Maduro sacaba ‘bultos’ de isla que visitaba El Chapo

viernes, agosto 11, 2017

Fuente: EFE

Un ex militar venezolano aseguró el jueves que “Nicolasito”, hijo del presidente Nicolás Maduro, transportó “bultos desconocidos” por el aeropuerto de isla de Margarita, en donde, afirmó, personas “cercanas” al Gobierno de Venezuela mantuvieron encuentros con el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En entrevista con el canal de televisión colombiano NTN24, el ex capitán venezolano Sunny Balza Dugarte, quien busca asilo político en Estados Unidos, aseguró que “las cargas se efectuaban durante horas nocturnas por parte de camionetas pick up que ingresaban directamente a rampas con bultos desconocidos”.

La operación, según Balza, se realizaba en la rampa militar del Aeropuerto Internacional del Caribe Santiago Mariño, ubicado en isla Margarita, y no tenía “ningún tipo de control aeroportuario ni de narcóticos”.

El ex militar, quien enfrenta una orden de captura en Venezuela, no descartó que los bultos pudieran contener sustancias ilícitas “por el tipo de embalaje y de unidad que se ingresaba a las aeronaves propiedad de la estatal petrolera Pdvsa”.

De acuerdo con Balza, también los hijos de Cilia Flores, esposa del presidente Maduro, y el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, utilizaban ese puerto aéreo para transportar “paquetes desconocidos”.

El ex capitán manifestó igualmente que durante su estadía en isla Margarita “Nicolasito” participó en “orgías con decenas de mujeres”, junto a “sus asesores, los encargados de efectuar los enlaces con el componente Guardia Nacional, personalidades de la gerencia de Pdvsa y del alto mando militar”.

En la entrevista Sunny Balza Dugarte se refirió también a que personas “cercanas” al Gobierno de Nicolás Maduro tuvieron encuentros en isla Margarita con el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán y otros miembros del Cartel de Sinaloa.

Balza, quien fue comandante de la unidad militar adscrita al aeropuerto de la isla, aseveró que “El Chapo”, hoy preso en una cárcel de Estados Unidos, llegaba por vía marítima “cada dos o tres meses” y “se alojaba en el área de El Yaque, en donde tiene viviendas”.

Etiquetas: Cartel de Sinaloa, Cilia Flores, NarcoFlores, narcotráfico, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 12:58 p.m.

Exmilitar venezolano revela que “El Chapo” visitaba la isla Margarita

jueves, agosto 10, 2017

Fuente: Proceso

Chapo Guzmán

El exmilitar venezolano Sunny Balza reveló que personas cercanas al gobierno de Venezuela se reunieron en la isla Margarita con operadores del Cártel de Sinaloa y que su líder, Joaquín El Chapo Guzmán, visitaba seguido ese destino turístico.

En declaraciones al canal de la televisión colombiana NTN24, el capitán dijo haber tenido conocimiento de que un primo de Diosdado Cabello, actual vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), “compartió” en isla Margarita con mexicanos vinculados a la organización criminal mexicana.

El exmilitar, quien busca asilo en Estados Unidos, aseguró que los hijos de El Chapo –bajo custodia de las autoridades estadunidenses y sometido a juicio en Nueva York– también fueron vistos en la isla, en aguas del Mar Caribe.

“Cada dos meses, cada tres meses (Joaquín Guzmán Loera visitaba la isla). La entrada la hacía por vía marítima, por la marina del Concorde, eran los ingresos a la isla Margarita, y normalmente su estadía era en el área de El Yaque, ya que tiene viviendas (…) allá en esa área”, dijo Balza.

El capitán, quien tiene orden de captura en Venezuela, señaló que durante su estancia en la isla como comandante de una unidad militar adscrita al aeropuerto, fue testigo frecuente del traslado de cargas a bordo de aviones de Petróleos de Venezuela (PDVSA), sin ningún tipo de control aduanal o policiaco.

Dejó abierta la posibilidad de que dichos embarques, realizados en horas de la noche, pudiera ser cocaína, aunque se abstuvo de asegurarlo “porque (el manejo) era muy restringido, aparte que no contaban con ningún tipo de control aeroportuario, control de narcóticos, ni con revisión de ningún tipo”.

Balza involucró en esos movimientos a los hijos de Cilia Flores, actual esposa del mandatario venezolano Nicolás Maduro, así como al vicepresidente Tareck El Aisami.

Dos sobrinos de Flores, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, fueron detenidos en Haití en noviembre de 2015 por la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos y trasladados a Nueva York.

En noviembre de 2016, un jurado estadunidense declaró culpables a ambos jóvenes de planificar el envío de 800 kilos de cocaína a Estados Unidos.

En febrero pasado, el Departamento del Tesoro colocó en la lista de cabecillas del narcotráfico al vicepresidente venezolano Tareck El Aisami. (Con información de la agencia Notimex)

Etiquetas: Cartel de Sinaloa, Cilia Flores, DEA, Diosdado Cabello, NarcoFlores, Nicolás Maduro, pdvsa, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 9:00 p.m.

Venezuela: cuando el Estado se vuelve dictatorial y narcotraficante

jueves, agosto 10, 2017

Por: Antonella Marty

Fuente: INFOBAE

Desde el año 2011 Venezuela se considera el principal puente en la ruta que sigue la cocaína de América al resto de los continentes. La realidad es que las autoridades venezolanas no persiguen eficazmente al narcotráfico, porque en realidad forman parte de las mismísimas entrañas del narcotráfico.

Venezuela ha pasado a integrar lo que se denomina “territorio seguro” para los narcos: durante el régimen de Hugo Chávez, más de doce cabecillas de la droga se refugiaron en tierras venezolanas para gestar sus fortunas y sus nexos internacionales, operando bajo la protección y el apoyo de militares de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas. Esto sin mencionar que, en 2005, Chávez ordenó el cese de las actividades de la DEA (Administración para el Control de Drogas, Estados Unidos) en Venezuela.

Hoy en día, hay al menos trece escándalos que tocan e involucran a funcionarios del chavismo de Nicolás Maduro, entre ellos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, asambleístas, jueces, policías y militares, a la par de sobrinos de la primera dama o más bien “primera dictadora”, Cilia Flores, y el mismísimo vicepresidente o mejor llamado “vicedictador” de Venezuela, Tareck El Aissami.

Han sido cientos de casos presentados contra diversos oficiales de las Fuerzas Armadas Nacionales de Venezuela, en tanto que el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, está incluido en la lista negra del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

En 2016 fueron detenidos dos sobrinos de Nicolás Maduro en Haití, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, mientras intentaban trasladar ocho toneladas de cocaína a los Estados Unidos. Durante el juicio en Nueva York, dejaron bien en claro que su tío Nicolás estaba enterado de todas sus actividades relacionadas con el narco.

En este sentido, corresponde mencionar al Cártel de los Soles, integrado por oficiales de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, en tanto que cinco funcionarios fueron sancionados por el gobierno norteamericano por vínculos con el narcotráfico, entre ellos: Hugo Carvajal, Ramón Rodríguez Chacín, Henry Rangel Silva, Cliver Alcalá y Ramón Madriz.

De este modo, el Estado venezolano se ha convertido en un cártel narcosocialista, donde una mafia de narcotraficantes llamada Cártel de los Soles tomó el Estado desde sus Fuerzas Armadas hace más de 17 años y lo hizo desde adentro. Desde allí ha llegado a atentar contra la democracia y la libertad en Venezuela. Esta es la diferencia principal con el Cártel de Sinaloa o el Cártel de Medellín, quienes buscaron tomar el Estado desde afuera.

Los orígenes de este cártel chavista se encuentran en los cuarteles y en los intentos de golpe del año 1992, momento en que Hugo Chávez y sus cercanos se alían y acercan fuertemente a la narcoguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Por su parte, Diosdado Cabello es el jefe de esta banda narcotraficante que ha tomado a Venezuela de rehén. Cabello es el que controla la infraestructura del lavado de dinero, afirmado por el gobierno de los Estados Unidos.

Hoy Venezuela está tomada por un cártel narcosocialista; es la primera vez que una pandilla de corruptos y políticos narcotraficantes toma un Estado, se hace de él y destruye todas las instituciones democráticas.

Bolivia no se queda atrás. Evo Morales ha sido durante años el proveedor de coca y eje central dentro del negocio narco del socialismo del siglo XXI. Al llegar Morales al poder, Bolivia tenía tres mil hectáreas de coca ilegal, hoy son más de 40 mil, lo que produce incremento hacia Brasil y Argentina, abre rutas narcos a lo largo de toda la región. El tráfico de droga se centraliza en Venezuela, maneja la producción desde y junto con las FARC de Colombia y en colaboración con los cocaleros de la Bolivia de Evo Morales.

En este sentido y a partir de informes presentados por la Inteligencia Militar de Colombia, hace rato que las guerrillas colombianas de las FARC y también el Ejército de Liberación Nacional (ELN) estarían operando en diversas ciudades importantes de Venezuela, puntualmente en Caracas, la capital, con más de mil combatientes que actúan desde Zulia hasta Barina y Apure, distintos estados de Venezuela.

Fue en 2015, cuando la revista norteamericana The New Yorker reveló los nexos narcos entre Chávez, Irán y el grupo terrorista Hezbollah, donde se los involucra en lavado de dinero, narcotráfico y corrupción; fue Hugo Chávez quien abrió las puertas al régimen iraní y al terrorismo, permitió a Mahmoud Ahmadinejad y a Hezbollah establecer en Venezuela la base de una red internacional de lavado de dinero y narcotráfico a partir de 2007.

El régimen de Nicolás Maduro no sólo es dictatorial, represor o asesino de jóvenes. Tengamos en claro que los pobres venezolanos que desean ver a su país en libertad y luchan en las calles con escudos de cartón se enfrentan a algo más que una dictadura: a dictadores narcotraficantes de una organización criminal.

La autora es asesora en el Senado de la Nación Argentina. Licenciada en Relaciones Internacionales de la Universidad Abierta Interamericana. Investigadora en Fundación Libertad.

Etiquetas: Cartel de los Soles, Cartel de Medellín, Cartel de Sinaloa, Cilia Flores, DEA, Diosdado Cabello, Hezbollah, NarcoFlores, narcotrafico, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 9:07 p.m.

“El Chapo” Guzmán movía droga desde pistas clandestinas en Venezuela

sábado, enero 21, 2017

 

Por: Adriana Nuñez Moros

Fuente: RUNRUNES

En el documento de acusación presentado en una corte de Nueva York contra el narcotraficante mexicano el nombre de Venezuela aparece en dos ocasiones. Se describe como el capo, extraditado esta semana a EE UU, logró vincularse con traficantes venezolanos para transportar cocaína a través de Centro América hasta norteamérica.

Venezuela fue una plaza para el encuentro de miembros del Cártel de Sinaloa con traficantes de droga durante el “reinado” de Joaquín “El Chapo” Guzmán. Así lo indica el documento de acusación contra Guzmán presentado por la Fiscalía estadounidense ante la Corte del Distrito Este de Nueva York este 20 de enero.

De acuerdo con el documento de 56 páginas, en el cual se detalla la vida y obra criminal de Guzmán durante 25 años en el negocio del narcotráfico, Venezuela, Ecuador y Colombia fueron los puntos principales desde los cuales “El Chapo” ejecutó la expansión del Cártel de Sinaloa hacia Suramérica y la ocupación de espacios que antes pertenecían a cárteles colombianos.

Según las autoridades estadounidenses el modus operandi de “El Rápido” Guzmán consistía en infiltrar en estos países a miembros de la organización criminal que dirigía para negociar directamente con los traficantes locales y, de este modo, completar partes de la cadena de suministro.

En el documento se detalla que algunos transportadores de droga, que participaron en la importación de cargamentos de cocaína a suelo estadounidense, están dispuestos a testificar en el juicio contra Guzmán bajo la figura de “testigo cooperante”. Allí, darán detalles sobre los métodos usados por el cártel mexicano para penetrar la frontera de Estados Unidos con cargamentos de cocaína, marihuana y metanfetaminas.

Estos informantes también darán cuenta del uso de aviones cargados de cocaína que volaban desde pistas clandestinas en Venezuela y Colombia hasta Honduras, El Salvador, Costa Rica y Panamá. También de cómo los cargamentos eran trasladados por tierra hasta México y, de allí, a Estados Unidos utilizando vehículos modificados o túneles clandestinos para traspasar la frontera.

El método utilizado para el desplazamiento de los cargamentos de droga por el continente, descrito en el documento presentado ante la Corte neoyorquina, coincide casi a la perfección con las estrategias reveladas en el juicio contra Efraín Campo Flores y Franqui Flores de Freitas, sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela. 

En ese caso, Campo y Flores fueron condenados en noviembre de 2016 por conspirar para enviar un avión cargado con 800 kilogramos de cocaína proveniente de Colombia, desde el Aeropuerto Internacional de Maiquetía (Venezuela) hasta Honduras, con la costa este de Estados Unidos como destino final. La única diferencia en esta operación es que la droga no saldría desde una pista clandestina, sino desde la rampa presidencial del principal aeropuerto de Maiquetía, en Caracas, Venezuela.

El acuerdo hecho por Campo y Flores con José Santos Peña —exmiembro del Cártel de Sinaloa y agente encubierto de la DEA infiltrado en Venezuela para capturar a los familiares de Maduro— contemplaba que el cargamento sería movilizado desde Maiquetía hasta el Aeropuerto Internacional Juan Manuel Galvez (Isla de Roatán-Honduras), luego hasta México y, finalmente, hasta Estados Unidos.

Etiquetas: Cartel de Sinaloa, DEA, NarcoFlores, narcotráfico, Preet Bharara

posted by Aserne Venezuela @ 6:35 p.m.