noticiasradicales23

Informaciones recientes y calientes

¡FRONTAL! Almagro tras visitar la frontera con Colombia: “Yo seguiré luchando contra la dictadura hasta que caiga” (+Video)

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseveró, poco después de su visita a la frontera colombiana, que permanecerá en su cargo hasta la caída del régimen de Nicolás Maduro.

“No estoy pegado a este cargo, pero ni me callo ni me voy. Los dirigentes del gobierno quisieran que me callaran, sus cómplices quisieran que me fueran, pero no haré hasta que la dictadura caiga. Como sea, donde sea”, expresó Almagro en un video compartido, a través de su Twitter.

Del mismo modo, se defendió de las críticas que ha recibido tras sus declaraciones sobre la posibilidad de una intervención militar en Venezuela.

Indicó que su opinión siempre ha sido que debe agotarse el camino diplomático antes de considerar cualquier otra opción.

“Dije muy claramente que siempre debemos agotar el camino de las acciones diplomáticas y que debemos dejar todas las opciones abiertas que no debe descartarse ninguna opción. A partir de ahí, alguna interpretaciones maniqueístas buscaron cambiar el eje de la discusión. (…) Luego de todos estos años de defensa de los principios democráticos y de los derechos humanos, sería un infantilismo de mi parte entrar en esa provocación y preocuparme de esas interpretaciones”, apuntó.

Resaltó, por otra parte, la necesidad de una respuesta ante la crisis humanitaria de Venezuela y de la que todos los países están al tanto.

Luis Almagro

@Almagro_OEA2015

Aquí mi mensaje sobre visita a Zona de Frontera Colombia-Venezuela

Redacción Maduradas

Anuncios

Duque dice que Venezuela es una “dictadura deleznable” y pide apoyo regional


El Nuevo Herald

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo el lunes en la capital panameña que Venezuela es una “dictadura deleznable”, y que es necesario el apoyo “de todo el continente” para enfrentar la crisis humanitaria y migratoria que vive ese país.

“Hoy más que nunca se necesita que los ojos del mundo se abran y prendan las alertas sobre una crisis migratoria que ha sido detonada por una dictadura deleznable”, afirmó el mandatario colombiano tras reunirse con su homólogo panameño, Juan Carlos Varela, en el marco de una visita al país centroamericano.

Duque indicó que la huida de miles de venezolanos de su país por culpa de la crisis generalizada es “un éxodo sin precedentes en nuestro continente”, y aseguró que “vamos siempre a preservar el principio de la fraternidad con los hermanos venezolanos”.

Según cálculos de la ONU, cerca de 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país debido a la situación socioeconómica, de los cuales casi un millón se han instalado en Colombia.

El mandatario colombiano celebró que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) tratara el problema de la migración venezolana la semana pasada en una reunión extraordinaria, y pidió que el tema también sea abordado durante la Asamblea General de la ONU que se celebrará en las próximas semanas en Nueva York.

“Creo que elevar esta discusión en el plano de la Organización de Estados Americanos como se logró la semana pasada es importante y también es importante hacer lo propio en el marco de la Asamblea de las Naciones Unidas”, agregó.

El presidente panameño reconoció por su parte que la crisis migratoria venezolana “está teniendo un impacto muy fuerte en nuestra región” y que es necesario volver al diálogo para solucionarla.

“Una vez más trabajaremos en conjunto haciéndole un llamado firme al diálogo político, al regreso al sistema democrático y a la búsqueda de entendimientos puntuales que permita que esta situación humanitaria que afecta a millones de venezolanos se detenga”, indicó en un lenguaje menos beligerante que Duque.

Tanto Panamá como Colombia forman parte del denominado Grupo de Lima, integrado por una cerca de docena de países del continente que rechazan las elecciones venezolanas del pasado 20 de mayo, en las que Nicolás Maduro fue reelegido presidente, y que condenan que el mandatario impida la entrada en el país de ayuda humanitaria.

Estado digital autoritario: el carnet de la patria “made in China” somete a los venezolanos

Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Montaje: Caraota Investiga. Imágenes: Cortesía

La prestigiosa revista Technology Review cuenta cómo el régimen de China se encamina a ejercer el control total de sus ciudadanos, que representan la tercera parte de la población mundial, paradójicamente a través del único instrumento que puede abrirles las ventanas a la libertad: la tecnología. Retazos de este plan podrían circular ya en Venezuela

Por Fiorella Perfetto

Cuenta la galardonada periodista Christina Larson en una entrega llamada ¿Quién necesita democracia si se tienen datos?, para la revista Technology Review, cómo aquella breve historia del escritor de ficción Issac Asimov publicada en 1955 ya sería una realidad en China. La historia remite a un experimento llamado “democracia electrónica”: un individuo seleccionado para representar a toda una población, respondía a las preguntas generadas por una computadora llamada Multivac. La máquina tomó esta información y calculó los resultados de una elección que, de esta forma, nunca tendría que suceder.

Queda claro que el issue para cualquier régimen autoritario que se precie es el mismo y gira en torno al control de la información y en consecuencia – mucho más en los tiempos que corren – de la sociedad. El caso que narra este artículo hace referencia a las armas que usa China para hacerse del control de sus ciudadanos y si ello puede llevar una suerte de barniz democrático, tanto mejor. Así, el régimen chavista ha encontrado en la nación asiática un aliado en la instauración de métodos de control social y uno de ellos está de moda.

“¿Cómo se puede gobernar efectivamente un país que alberga a una de cada cinco personas en el planeta, con una economía y una sociedad cada vez más complejas, que no permite el debate público, el activismo civil o la retroalimentación electoral?. ¿Cómo reúne suficiente información para realmente tomar decisiones? ¿Y cómo un gobierno que no invita a sus ciudadanos a participar podría generar confianza y doblegar el comportamiento público sin poner a la policía en cada puerta?”, son las interrogantes que han motivado al presidente chino Xi Jinping a invertir en la tecnología.

“Hu Jintao, el líder de China de 2002 a 2012, había intentado resolver estos problemas permitiendo un moderado deshielo democrático, permitiendo que las vías para agravios lleguen a la clase dominante. Su sucesor, Xi Jinping, ha invertido esa tendencia. Su estrategia para comprender y responder a lo que está sucediendo en una nación de 1,4 billones de ciudadanos se basa en una combinación de vigilancia, inteligencia artificial y big data para monitorear la vida y el comportamiento de las personas en detalle”.

China construye poderoso sistema de reconocimiento facial para monitorear a la población. Cortesía: South China Morning Post

Lee también: “Nuevas sanciones para Venezuela, la testaferro, atrapada en la guerra Irán – Estados Unidos”

Casos como la muy discutida victoria de Donald Trump como presidente de Estados Unidos por la presunta intervención rusa en los resultados, el ascenso de los partidos de extrema derecha en Europa y el reinado de terror de Rodrigo Duterte en Filipinas se venden como argumentos para justificar mayor control sobre la sociedad china “y muchos críticos lo ven como los problemas inherentes a la democracia, especialmente el populismo, la inestabilidad o el liderazgo precariamente personalizado”, refiere la nota.

Sin embargo desde Beijing se erige una combinación letal para las libertades ciudadanas. Desde que se convirtió en secretario general del Partido Comunista de China en 2012, Xi ha presentado una serie de ambiciosos planes para el país, muchos de ellos arraigados en la tecnología, incluido el objetivo de convertirse en el líder mundial en inteligencia artificial para 2030.

“Xi ha pedido una ciber soberanía para mejorar la censura y ejercer un control total sobre internet nacional. Dijo en mayo pasado, durante una reunión de la Academia China de Ciencias, que la tecnología era la clave para lograr el gran objetivo de construir una nación socialista y modernizada”.

El mandatario Xi Jinping revisa adelantos tecnológicos. Cortesía: South China Morning Post

La cibercensura y los castigos de Xi Jinping

El reporte recoge la opinión de Martin Chorzempa, miembro del Instituto Perterson de Economía Internacional en Washington, DC, quien considera que ningún gobierno tiene un plan más ambicioso y de largo alcance para aprovechar el poder de los datos para cambiar la forma en que gobierna, que el gobierno chino.

Tecnología de reconocimiento facial usada por el gobierno chino. Cortesía: Technology Review

En los tiempos que corren, las protestas ciudadanas son cada vez más controladas, al igual que cualquiera que intente expresar desacuerdo con el régimen. “Los líderes chinos han querido durante mucho tiempo aprovechar el sentimiento público sin abrir la puerta a las críticas a las autoridades. Durante la mayor parte de la historia imperial y moderna de China, ha habido una tradición en que las personas descontentas que trabajan en el campo viajan a Beijing y realizan pequeñas manifestaciones como peticionarios públicos. La idea es que si las autoridades locales no entendían o no se preocupaban por sus agravios, el emperador podría mostrar mejor juicio”.

Eso fue así al menos mientras Hu Jintao estuvo en el poder. “Algunos miembros del Partido Comunista vieron una apertura limitada como una posible forma de exponer y corregir ciertos tipos de problemas. Blogs, periodistas anticorrupción, abogados defensores de los derechos humanos y críticos que denunciaron la corrupción local, impulsaron el debate público hacia el final del gobierno de Hu. Pero su sucesor, Xi Jinping, recibe desde el comienzo de su mandato, un informe diario sobre inquietudes y disturbios del público en las redes sociales, según un exfuncionario estadounidense con conocimiento del asunto. En los últimos años, los peticionarios han acudido a la capital para llamar la atención sobre escándalos como las incautaciones ilegales de tierras por parte de las autoridades locales y la leche en polvo contaminada”, pero estas manifestaciones son cada vez más restrictivas.

“La policía impide cada vez más que los peticionarios lleguen a Beijing. Ahora los trenes requieren identificaciones nacionales (un carnet digital) para comprar boletos, lo que facilita a las autoridades la identificación de posibles alborotadores como los que han protestado contra el gobierno en el pasado”, dice Maya Wang, investigadora principal en China de Human Rights Watch.

Muchos de estos ciudadanos son detenidos en las plataformas de los trenes. “Los blogueros, activistas y abogados también están siendo sistemáticamente silenciados o encarcelados, como si los datos pudieran darle al gobierno la misma información sin ninguno de los incómodos problemas de la libertad”.

Protestas en China son cada vez más controladas. Cortesía: El País

Lee también: “Genocide Watch: modelo que predice camino al genocidio alerta sobre Venezuela”

La tecnología de la información o la llamada revolución digital que comenzó a penetrar las fibras humanas y a ser parte de la cotidianidad a partir de los años ochenta, hizo babear a los gobernantes chinos que vieron en ello una herramienta poderosa para reunir información y controlar la cultura, para hacer que los chinos sean más “modernos” y más “gobernables”, refiere el texto. “Los avances posteriores, incluidos los procesadores más rápidos, han acercado esa visión”.

Aun cuando no se tiene un modelo que explique con acierto la conexión tecnología-gobierno en China, sí han implantado “iniciativas” exitosas que les permiten recolectar datos sobre personas y empresas. “Estas incluyen el Sistema de Crédito social del Consejo de Estado de 2014, la Ley de Seguridad Cibernética de 2016, varios experimentos a nivel local y privado en planes de crédito social, ciudad inteligente y políticas basadas en la tecnología en la región occidental de Xinjiang. A menudo implican asociaciones entre el gobierno y las compañías tecnológicas de China”. Luego, a partir de estas bases de datos, se generan las llamadas listas negras.

El uso del carnet digital de identificación nacional permite llevar un control total sobre la población. Cortesía: Technology Review

“Durante los últimos cinco años, el sistema judicial de China ha publicado los nombres de las personas que no han pagado multas ni han cumplido las sentencias. Bajo las nuevas regulaciones de crédito social, esta lista se comparte con varias empresas y agencias gubernamentales. Las personas en la lista se han visto bloqueadas de pedir dinero prestado, reservar vuelos o alojarse en hoteles (…)”.

Se explica además que una de las mayores preocupaciones es que debido a que China carece de un poder judicial independiente, los ciudadanos no tienen ningún recurso para disputar acusaciones falsas o inexactas. Algunos han encontrado sus nombres agregados a las listas negras de viaje sin notificación después de una decisión judicial que desconocían. Los activistas y los periodistas de investigación son monitoreados de acuerdo con otro sistema y ​​las personas que ingresaron a la rehabilitación de drogas son vigiladas por un sistema de monitoreo diferente. “Es inmensamente difícil sacarte alguna de estas listas”, recuerda Wang.

Es así como el gobierno de China ha eliminado a casi todas las voces críticas desde 2012 y los riesgos de desafiar al sistema, incluso en formas relativamente pequeñas. La información disponible está profundamente viciada, la falsificación sistemática de datos es masiva, desde el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) hasta el uso de la energía hidroeléctrica, son datos opacos.

Algunas de las herramientas que se usan actualmente en este país recuerda la serie televisiva Persona de interés, en la que cámaras colocadas en toda la ciudad identifican a cada individuo por medio del uso de programas de reconocimiento facial. Estas cámaras son usadas por el gobierno chino “para identificar y avergonzar a los jay walkers (peatones imprudentes que atraviesan las calles en lugares no permitidos) en algunas ciudades al proyectar sus rostros en vallas publicitarias con sus datos incluidos. Ciertamente es una herramienta cuya aplicación, por ejemplo, en Venezuela estaría muy lejos de ser posible.

Un peatón es expuesto en las cámaras por cruzar en un lugar prohibido. Cortesía: Technology Review

“No compro el paquete completo de que China esté detrás de todo o que la receta china pueda aplicarse en Venezuela. El asunto de China y sus ciudadanos y los que están haciendo allá es un asunto de monitoreo, de seguimiento, no exactamente de control, que eso lo ejercieron antes, por ejemplo, con la existencia de un partido único o que no puedes ser disidente. Pero además esta infraestructura de cámaras es muy costosa y a ella debes sumarle las aplicaciones de reconocimiento facial. Venezuela no está al nivel de eso ni de esas aplicaciones, a menos que quieran hacer algo más controlado, pero sería por algo fashion y no por control político de la población”, argumenta Luis Carlos Díaz, periodista experto en el tema de la tecnología.

Hay que tener en cuenta qué fue primero y no demonizar los adelantos tecnológicos, por el hecho de que regímenes autoritarios echen mano de ellos para someter a la población. “No es la tecnología la que creó las políticas, sino que la tecnología amplía enormemente los tipos de datos que el gobierno chino puede recopilar sobre individuos”, dice Richard McGregor, investigador principal del Instituto Lowy. “Internet en China actúa como un servicio de inteligencia digital administrado en tiempo real”, dice la nota.

Lee también: “Pilatus Bank, la entidad que como Poncio, lavó dinero proveniente de Venezuela y de empresas fantasmas en Malta”

“Estado digital autoritario”

Xiao Qiang, profesor de comunicaciones en la Universidad de California en Berkeley, apodó al gobierno chino que se maneja por medio de datos para ejercer control social como “un Estado digital totalitario”. Un ejemplo característico que recuerda los peores sistemas opresores del mundo, está al oeste del país.

Existen regiones en las que la población principalmente musulmana es controlada por estos sistemas y por registros digitales de todos sus habitantes. En sus calles, antes llenas de vida, hoy reina el silencio y la soledad tras las persecuciones contra estas comunidades.

“En la ciudad occidental de Kashgar, muchas de las casas y tiendas familiares en las calles principales están tapiadas (las ventanas cerradas hacia el exterior) y las plazas públicas están vacías. Cuando la visité en 2013, estaba claro que Kashgar ya era una ciudad segregada: las poblaciones Han y Uighur vivían y trabajaban en distintas secciones de la ciudad, pero por las noches también era un lugar animado y a menudo ruidoso, donde los sonidos del llamado a la oración se entremezclaban con la música de baile de los clubes locales y las conversaciones de ancianos sentados hasta tarde en sillas de plástico en los patios. Hoy la ciudad es inquietantemente silenciosa; la vida pública del vecindario prácticamente ha desaparecido”, comentó Emily Feng, periodista del diario inglés The Financial Times.

Feng visitó Kashgar en junio pasado y publicó en su red social estas imágenes del lugar.

Kashgar, la ciudad cuyos habitantes viven escondidos por temor a ser apresados. Cortesía: Emily Feng

Cuenta además que uno de cada 10 habitantes de la región fueron recluidos en “campos de reeducación”, rodeados con cercas de seguridad y alambres. “Quienes permanecen en libertad tienen miedo”, dice el reporte.

“En los últimos dos años, se han establecido miles de puestos de control en los que los transeúntes deben presentar su cara y su tarjeta de identificación nacional para circular por una carretera, ingresar a una mezquita o visitar un centro comercial. Deben instalar aplicaciones de seguimiento diseñadas por el gobierno en sus teléfonos inteligentes, que monitorean sus contactos en línea y las páginas web que han visitado. Los agentes de policía visitan los hogares locales con regularidad para recabar más datos sobre cuántas personas viven en el hogar, cómo son sus relaciones con sus vecinos, cuántas veces rezan a diario, si han viajado al extranjero y qué libros tienen”. Toda esa información va configurando el expediente de cada ciudadano chino.

Lee también:¿Qué opciones le quedan al liderazgo opositor tras las acciones del Gobierno en su contra?

Estos datos van a un sistema de seguridad pública junto con otros registros que capturan información desde la historia bancaria hasta la planificación familiar. “El programa de computadora agrega todos los datos de estas diferentes fuentes y señala a quienes podrían convertirse en una amenaza para las autoridades”, dice Wang.

Deseos no preñan, pero cómo hacen daño

Si bien las diferencias entre la aplicación de estas herramientas tecnológicas en China y Venezuela son abismales, les une el deseo propio de los regímenes autoritarios: el uso de la información para ejercer control social, espiar o arrancar parte de la vida privada a aquellas personas consideradas “de interés”. Así, a pesar de que Venezuela es uno de los países con peor desempeño tecnológico, el régimen echa mano de lo que le es viable para tratar de ejercer un mayor control social, a su manera. Y allí emerge con fuerza el carnet de la patria.

Lo que sí hace Venezuela en términos de control y monitoreo y que es lo más grave, es el uso del carnet de la patria. Anteriormente y en términos biométricos, fue muy grave lo que hicieron con las huellas de identidad pero por fortuna no terminaron de aplicarla completamente. Además las bases de datos no están centralizadas ni funcionan completamente o en tiempo real. Esto se usó para que la gente tuviera miedo de que el mismo registro para votar se usaría para comprar harina y decir básicamente que si no votas por el gobierno no comes. En esencia era eso, miedo, pero llevarlo a la práctica es más complicado”, explica Díaz a Caraota Investiga.

El segundo control después de ese biométrico es el del carnet de la patria, que no es biométrico pero sí tienes una información en una base de datos que se habilita para hacer determinadas cosas y eso es lo más grave en este momento. Pero desde el punto de vista tecnológico, eso es en un nivel muy bajo, es simplemente estar en una lista del Gobierno, que puede habilitar para otras cosas, pero no tiene nada que ver con la sofisticación, por ejemplo, de hacer un tracking de la gente donde está en todo momento”, dijo.

“No compro cualquier otra teoría, lo que hay aquí es muy ramplón, muy básico, pero es violatorio masivamente de los derechos humanos en Venezuela. Solo el control con el carnet de la patria ya es monstruoso”, finalizó.

Presidente Maduro en un encuentro con Xi Jinping, mandatario chino. Cortesía

A pesar de lo rudimentario que pueda parecer su uso como posible método de control y captación de información, el uso de este sistema de identificación – obligatorio de facto – tiene el poder para someter a la población, tal y como ocurre en China con el carnet de identificación nacional y que ahora el régimen venezolano quiere instaurar en el país para ejercer control sobre el uso de combustible, la pensión de los adultos mayores, acceso a alimentos o poder ejercer el derecho al voto.

En el caso de Venezuela, el uso del carnet de la patria como mecanismo de recolección de información y control social y su registro a través de los terminales personales generan no pocas dudas sobre el alcance que podría tener en el país.

La catedrática Carmen Beatriz Fernández, experta en marketing político y consultora, observa no sin preocupación el alcance que puede tener esta herramienta, más allá de su performance tecnológico.

“La realidad es que no sabemos bien qué tan sofisticado pueda ser el sistema, pero algo que no es demasiado difícil de hacer dado que el carnet puede estar asociado a tu teléfono inteligente, es conocer cómo te mueves y por dónde, qué tanto te comunicas, dentro y fuera. No es difícil hacer sociogramas digitales, en el entendido de que el liderazgo tiene también su expresión digital e identificar patrones de interrelaciones personales. Sin duda, el carnet de la patria es un instrumento para la dominación política y social, que pretende ir más allá del control electoral. Es un error verlo como un instrumento que sólo sirve para la distribución de subsidios”, apuntó.

El uso de los terminales para registrar el carnet de la patria podría permitir acceder al control de los ciudadanos. Cortesía

Lee también:(INTERACTIVO) El mapa del destierro: las historias no contadas de los venezolanos en el exterior

ZTE sin carnet en el imperio, pero en Venezuela manda

La tecnología detrás de este documento de identidad, también pasó por China. En febrero del año pasado, Cantv y la china ZTE firmaron un acuerdo “para fortalecer el carnet de la patria”, con el objetivo de “impulsar el desarrollo del sistema de Capacidad Transaccional para el carnet de la patria, mediante la colaboración y cooperación tecnológica, cuya ejecución involucra el desarrollo de obras conjuntas, investigación técnica, transferencia tecnológica, además de la identificación de nuevas oportunidades de financiamiento para Cantv”. El acuerdo fue firmado por el presidente de Cantv, Manuel Fernández, y la empresa china ZTE.

Con bombos y platillos se vendió el alcance del proyecto como muestra de la fructífera alianza con China y los más de 62.000 millones de dólares que según la nota oficial han entrado al país como producto de centenares de acuerdos bilaterales. “En el sector de las telecomunicaciones y tecnología se puede nombrar, como ejemplo, la construcción y lanzamiento de los satélites Simón Bolívar y Francisco de Miranda, así como el empuje de tecnología de vanguardia en equipos de telefonía fija y móvil para la inclusión del pueblo soberano a las telecomunicaciones que Cantv y Movilnet impulsan en toda Venezuela”.

En marzo de 2015, Cantv anunció que sus trabajadores se formarían en China como parte de la “transferencia tecnológica”. Ese mismo año Venezuela anunció los “nuevos planes estratégicos” en el marco de la visita del presidente Nicolás Maduro a China. No quedaron dudas sobre el control que los asiáticos tienen sobre el sistema de telecomunicaciones venezolano.

“Con el apoyo de la empresa ZTE, con la que mantenemos convenios a través de Vtelca, ya tenemos instalada la capacidad para producir seis millones de equipos celulares de última generación por año; una parte de esa producción será para la exportación (…)”. Además, el gobierno anunció un proyecto de escuelas inteligentes, un “sistema de protección popular para la paz o SP3 en cuanto a plataforma tecnológica -propuesto por el presidente Maduro para garantizar la paz en el país, que se diseñará y ejecutará de la mano con nuestros aliados comerciales en China”, dijo en ese entonces el ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Manuel Fernández.

La firma chino-venezolana encargada de fabricar terminales. Cortesía: Notilogia

Dijo además que “las redes fijas de telecomunicaciones de Cantv que garantizan servicios de Voz e Internet, así como los servicios de voz móvil, se trabajarán en varios proyectos con el apoyo de la empresa ZTE y la puesta en marcha de la tecnología 4G, por la que un conjunto de radiobases de Movilnet se desplegarán este año con el apoyo de esta empresa hermana en lo que se constituye como una cuarta línea de colaboración”.

Lee también: ¿Sucumbieron los venezolanos ante la opresión?

Las florituras propias de los textos oficiales no parecen tener sustento real. “Sí, China vendió los satélites, que no tienen que ver con este tipo de tecnología de monitoreo. El satélite Miranda es principalmente de observación pero a otra escala y el satélite Simón Bolívar es para comunicaciones, que además han sido subutilizados. No se aprovecharon sus recursos, no se desarrolló la infraestructura, ha sido una pérdida de plata por comprar una cosa fashion”, explicó el experto.

“Ellos son principalmente proveedores de piezas para plantas de telecomunicaciones, como por ejemplo Huawei y estas marcas. Estaban ofreciendo piezas para Cantv, Movilnet y empresas de telecom venezolanas porque el Gobierno hizo un contrato con China donde este país nos daba esas cosas y no dinero y ahora Venezuela se las debe y le paga con petróleo, pero igualmente eso no es muy sofisticado”, completó.

En un reporte del portal chino Xinhuanet, se refiere que “la empresa conjunta entre Venezolana de Industrias Tecnológicas (VIT) y la empresa multinacional de TI de China, con el Grupo Inspur, como integrante, buscarán aumentar su operación de ensamblaje de computadoras para exportación”, al igual que los fabricantes de teléfonos móviles Venezolana de Telecomunicaciones (VTELCA) y la china ZTE Corporation.

Pero esta alianza Cantv – ZTE da para mucho más. Es a partir de este matrimonio que el carnet de la patria ha tomado un cariz mucho más determinante en la sociedad venezolana. No solamente es el requisito para recibir las cajas de comida de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), sino que ahora sólo a través del carnet de la patria se podrá tener acceso a combustible o los adultos mayores a cobrar su pensión. En las pasadas elecciones de Gobernadores en 2017, el carnet fue usado como requisito para votar, mientras que en la prensa se anuncia las “facilidades” que ofrece su uso para pagar, por ejemplo las facturas telefónicas.

“Toda esa información se almacena y pueden usarla, pero además como el registro se realiza con el uso de tu terminal (el teléfono móvil), podrían acceder a información privada. Sabemos además que uno de sus objetivos principales son los votos y por eso quieren consolidar este carnet, para usar luego esa información para lo que se propongan, por ejemplo sumar votos para ellos. La empresa ZTE debe estar temerosa por esta relación porque tiene muchos problemas en este momento con el Gobierno de Estados Unidos”, comentó a Caraota Investiga un ingeniero en computación que trabaja para una dependencia del Estado vinculada a esta tecnología.

Pero, es necesario colocar la lupa sobre ZTE y el peso específico que tiene el gigante de tecnología para Beijing, además de las recientes noticias que mantienen sus operaciones en la picota.

Zhongxing Telecommunications Equipment (ZTE) se ha destacado por fabricar teléfonos inteligentes económicos cuyo mercado más grande apunta a los países en desarrollo. Su radio de influencia comercial se extiende por 160 países y cerca de 65000 trabajadores, según los registros publicados en su portal.

La firma china entonces comenzó a explotar los argumentos de “seguridad nacional” como gancho de venta muy apetitoso sobre todo para los regímenes autoritarios. Bajo este planteamiento es que funciona la operatividad estratégica de ZTE, refiere el diario The New York Times.

“Eso lo convierte en un peón geopolítico importante para Beijing, como innovador y como constructor de proyectos financiados por el Estado en el exterior. Si China quiere mejorar sus lazos con un gobierno en el mundo en desarrollo, a menudo ofrece préstamos que se pueden usar para establecer una red celular con ZTE, dice el rotativo estadounidense. No en vano, Venezuela cerró el más reciente conveniocon este país con una línea de financiamiento de 2000 millones de dólares.

No hay que perder de vista que a pesar de la descomunal crisis económica que atraviesa el país, la corrupción o la ineficiencia que reina en cada rincón de la gestión gubernamental, China tiene mando dentro de la empresa estatal telefónica venezolana y ha establecido más de 400 acuerdos bilaterales con Venezuela en diversas áreas desde la llegada del chavismo al poder en 1999, según el Observatorio de la Política China.

“A largo plazo, China espera que compañías como ZTE se conviertan en potencias que puedan ayudar a un país a independizarse de las firmas tecnológicas estadounidenses, que Beijing considera como amenazas de seguridad debido a la posibilidad de que podrían ayudar a Washington a espiar”.

Sin embargo, en su afán por llegar más allá que el Tío Sam, el gigante de tecnología transgredió las leyes y eso le ha costado unos miles de millones de dólares, al pactar negocios con países sancionados por Estados Unidos, como Irán, Sudán, Corea del Norte, Siria y Cuba. La penalidad fue impuesta desde el Departamento de Comercio y se conoció en mayo pasado, a pesar del deseo de presidente Trump de “salvar” a la compañía de la penalidad.

Lee también: Para “paliar” crisis económica, el gigante ruso Rosneft cedió acciones a consorcio chino

El problema se genera porque a pesar de que los teléfonos son de la marca ZTE, la mayoría de sus componentes, como los procesadores, son estadounidenses. “Si ZTE vende un teléfono inteligente a Corea del Norte, también podría estar vendiendo un chip Qualcomm dentro de ese teléfono. Eso es ilegal según las sanciones estadounidenses que prohíben la venta de su tecnología a países embargados”.

Documentos filtrados sobre el caso expusieron cómo altos ejecutivos de ZTE advirtieron de este riesgo. Otro material mostró un diagrama de flujo a seguir para evitar las sanciones estadounidenses. “El año pasado, ZTE reconoció su culpa y pagó una multa y tuvo que pagar alrededor de mil millones de dólares”.

Página principal del portal ZTE. Cortesía: ZTE

Pero el castigo por ser una compañía trasgresora de las leyes no paró allí. En abril pasado, “los funcionarios federales dijeron que ZTE había violado su acuerdo con los Estados Unidos porque no castigaba a la alta gerencia por haber violado las sanciones. En cambio, ZTE les pagó bonos y mintió al respecto. Como castigo, el Departamento de Estado prohibió a las empresas estadounidenses de tecnología vender sus productos a ZTE durante siete años”, refiere el diario estadounidense.

“Eso significa que no hay chips de Qualcomm o software Android para sus teléfonos, ni chips estadounidenses u otros componentes para su equipo celular. Los analistas estiman que las cuatro quintas partes de los productos de ZTE son fabricados por compañías estadounidenses. Es así como ZTE entró en picada al afirmar que había cerrado operaciones importantes y se encuentra en una muy severa situación económica”

Este caso marcó una lucha entre Estados Unidos y China que aún persiste y empeora por la desconfianza mutua que existe sobre la posibilidad de que a través de estos terminales puedan llevarse a cabo labores de espionaje.

Reseña del diario la República de Perú sobre la prohibición de uso de terminales ZTE y Huawei por militares y funcionarios de EEUU. Cortesía

Caraota Investiga trató de comunicarse con representantes de ZTE para conocer los detalles del acuerdo de esta compañía con Cantv, sin éxito hasta la publicación de este trabajo.

La Asamblea Nacional de Venezuela denunció que la dictadura destruye las evidencias del supuesto atentado contra Nicolás Maduro

La diputada Delsa Solórzano cuestionó que se oculte un hueco que produjo el ataque del dron sin que se realicen peritajes: “¿Es que no quieren que sepamos lo que ocurrió el sábado?”, se preguntó

La Asamblea Nacional (@AsambleaVE)

La Asamblea Nacional (@AsambleaVE)

La Comisión de Política Interior del Parlamento venezolano inició una investigación sobre el supuesto atentado que sufrió el pasado sábado el presidente, Nicolás Maduro, con drones cargados de explosivos y este jueves, en una sesión extraordinaria, la Cámara denunció que el Gobierno ha “destruido” evidencias del evento.

“¿Por qué mandaron a Misión Vivienda (programa social) a tapar el hueco que supuestamente abrió el supuesto dron ese que volaron? ¿Por qué? ¿Por qué taparlo con recursos del Estado? ¿Por qué destruir evidencia de la investigación? ¿Es que no quieren que sepamos lo que ocurrió el sábado?”, se preguntó la diputada Delsa Solórzano.

La diputada, que es presidente de la Comisión de Política Interior, comentó que “parece que Maduro no quiere que se sepa la verdad” de lo ocurrido en el atentado.

Se está destruyendo el sitio del suceso del 4 de este mes, nosotros en la Comisión de Política Interior abrimos una investigación porque queremos saber la verdad, una verdad que Maduro quiere ocultar, vaya usted a saber por qué, una verdad que el no tiene interés en conocer, nosotros sí”, insistió.

 Play

(El video con el que el chavismo explicó lo sucedido el sábado)

Asimismo la también abogada señaló que según la Constitución venezolana vigente los resultados de esa investigación que desarrolla la Cámara “tienen valor probatorio en juicio“.

Comentó que esta supuesta destrucción del sitio del suceso se produce “al igual que ocurrió en el caso de Oscar Pérez” el ex policía rebelde que cayó abatido en enero pasado tras un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad después de haber anunciado su rendición a través de las redes sociales que seguían en vivo la situación.

“Dice textualmente el artículo 34 de la Ley del Servicio de Policía y del cuerpo de Policía Nacional, que tienen la obligación de resguardar el lugar donde haya ocurrido un hecho punible e impedir que las evidencias, trazos o rastros vinculados al mismo se alteren o desaparezcan a los fines de facilitar las investigaciones correspondientes”, indicó.

En la sesión convocada para repudiar el retiro de la inmunidad parlamentaria a los diputados Juan Requesens -ya detenido- y Julio Borges -fuera del país- a quienes el Gobierno ha vinculado con el atentado, también se cuestionó el manejo de la información por parte de Maduro pues los datos del hecho deberían estar bajo resguardo.

 Play

(El momento del supuesto ataque contra Maduro)

La Cámara destacó que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), conformada solo por chavistas y no reconocida por numerosos gobiernos, no tiene la potestad para despojar a los diputados de su inmunidad parlamentaria, lo que sucedió.

También fue criticado el fiscal general, Tarek Saab, -designado por la ANC- por justificar la detención de Requesens pese a que no se cumplió con el procedimiento establecido en la Constitución para su atropellado apresamiento lo que fue calificado como un “secuestro” por el Parlamento.

Juan Requesens

Juan Requesens

“Estamos solicitando que se declare que la orden de detención del diputado Julio Borges es de naturaleza política y por lo tanto no debe ser reconocida por ningún tribunal en el extranjero u organismo internacional”, dijo Solórzano.

La diputada también indicó que desde este foro se ha exigido la “liberación” de Requesens de manos de sus “secuestradores”.

“Mientras lo mantienen secuestrado sus secuestradores están también cometiendo delito y nosotros sabemos que en Venezuela no hay justicia (…) pero si hay justicia internacional, si la hay y ante ella estamos acudiendo”, agregó.

Embajadora de EEUU dice que “hay un dictador en Venezuela” al ir a frontera

Foto: EFE

Foto: EFE

EFE

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, dijo este miércoles en la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera colombo-venezolana, que “el mundo debe darse cuenta de que hay un dictador en Venezuela” y anunció que habrá más ayudas económicas para las zonas fronterizas.

Haley visitó este miércoles el puente internacional Simón Bolívar, ubicado en la ciudad colombiana de Cúcuta y principal paso fronterizo con Venezuela.

Allí conoció de primera mano la crisis humanitaria causada por la llegada de centenares de miles de venezolanos que llegan a Colombia huyendo de la situación que se vive en su país.

La funcionaria también anunció que Estados Unidos destinará 9 millones de dólares más en ayudas para luchar contra la crisis en la zona de frontera y lamentó la situación que viven miles de venezolanos.

“Venezuela solía ser un país exitoso y ahora se ve a los venezolanos cruzar este puente para conseguir comida y medicina”, dijo Haley a periodistas tras visitar algunos centros de ayuda para migrantes.

Asimismo, pidió a los países de la región que tomen acciones al respecto y condenen al régimen para que la comunidad internacional los escuche.

“Es momento de que los países de la región que también sufren con la migración”, condenen al presidente Nicolás “Maduro y le digan que es momento de irse”, añadió la embajadora.

La diplomática se encuentra en Colombia encabezando la delegación de Estados Unidos que asistió este martes a la investidura de Iván Duque como presidente.

Unos 35.000 venezolanos cruzan cada día la frontera con Colombia, algunos en busca de bienes de primera necesidad, otros para instalarse definitivamente y otros para migrar a terceros países.

Según datos oficiales, cerca de un millón de venezolanos se han instalado definitivamente en Colombia.

“Venezuela es la dictadura más oprobiosa que haya conocido América Latina”

El presidente electo de Colombia aseguró que respaldará la denuncia de la OEA ante la CPI contra los atropellos del gobierno de Maduro

1529779691727

Foto: AFP

Por JOSÉ GREGORIO MEZA | JGMEZA@EL-NACIONAL.COM | AGENCIAS
Iván Duque, presidente electo de Colombia, criticó la indiferencia de la región que ha visto cómo el chavismo destruyó a Venezuela y lo dejó hacer. “Hoy lo que estamos viendo en Venezuela es la dictadura más oprobiosa que haya conocido América Latina mucho más, incluso, que las que pudimos haber llegado a ver en el siglo XX”, señaló.

“La gran lección que nos queda de los 20 años de chavismo es que no se puede seguir siendo indiferente. Hemos visto cómo día tras día se han ido erosionando las libertades”, afirmó en su participación en el Nueva Economía Fórum en Madrid.

Duque fue presentado por el escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien lo considera “un defensor militante a favor de la libertad, en contra de las dictaduras, aquellas explícitas y las pseudodemocráticas, como las de Venezuela y Nicaragua, que se escudan detrás de una apariencia legalista”.

El mandatario electo llamó a los países a hacer un frente común de defensa de la democracia: “Por eso es que yo he dicho que nos retiremos de Unasur, para acabar con esa fractura que quisieron instaurarle al sistema interamericano y centrarnos en uno que defienda la democracia”.

Los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, agregó, se dedicaron “a destruir las libertades individuales, el desarrollo empresarial, a pauperizar a la población al punto de ver familias enteras, que con padecimientos famélicos, cruzan la frontera arrastrando sus maletas con la ilusión de encontrar un mejor porvenir”.

Duque afirmó que apoyará los esfuerzos del secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, para denunciar los atropellos del gobierno ante la Corte PenalInternacional. “Lo que debemos lograr es que varios presidentes de América Latina la respaldemos y pidamos activar una denuncia contra el dictador de inmediato, y que ese sea también un fundamento internacional de presión democrática para que se precipiten unas elecciones libres… Uno de los enemigos del progreso es la dictadura de Venezuela. Creo que juntos debemos trabajar para aislar diplomáticamente el régimen y que se pueda vivir el retorno de la democracia, de la inversión y el resurgir de la esperanza colectiva en los próximos años”, subrayó.

Pidió que se garantice un fondo de asistencia humanitaria en la frontera para atender a los inmigrantes venezolanos que huyen de la grave situación: “Tenemos que buscar el estatus de protección temporal para que no sea solamente Colombia la que absorba todo el flujo migratorio, sino que sea un esfuerzo regional”.

Instó a los colombianos a actuar con grandeza, estrechando la solidaridad entre los países: “Muchas familias, y puedo hablarlo también por el caso de la mía, tuvimos miembros que en el siglo XX viajaron a Venezuela en busca de oportunidades y fueron acogidos en momentos muy aciagos de nuestra historia. Yo estoy seguro de que llegará el día en que Venezuela viva una transición a las elecciones libres y nuevamente a la democracia, y empiece ese ambiente de recuperación que también será nuestra gran oportunidad”.


México no se entrometerá en crisis de Venezuela

México seguirá una política de no intervención en asuntos exteriores y buscará no entrometerse en conflictos como el venezolano o el nicaragüense, dijo su próximo canciller, Marcelo Ebrard.

“México va a seguir una política exterior respetuosa de la no intervención porque es la orientación que tenemos”, agregó Ebrard en una entrevista.

Argumentó que México va a respetar los principios de su propia Constitución, que apelan a la no intervención en asuntos internacionales. “La postura general es que debemos evitar intervenir. Pensamos que hay que tener una posición muy cauta ahí porque lo que normalmente hay en buena medida es una agenda promovida por Estados Unidos”, afirmó.

Opinó que acudir a la Organización de Estados Americanos a denunciar asuntos de otras naciones es intervención. “¿La intervención a qué ha llevado?”, se preguntó y añadió que durante el mandato de Vicente Fox se tomaron posiciones muy difíciles de entender que no beneficiaron a su país.

“Vamos a ser respetuosos de la no intervención, pero esto no quiere decir que no nos preocupa la situación en otros países. Vamos a ver cómo diseñamos o cómo podemos contribuir de la mejor manera”, recalcó.

Pastrana acusó a Santos de ser cómplice de la dictadura en Venezuela

el ex mandatario colombiano también señaló a la canciller María Angela Holguín

1531145935478

Foto: Cortesía

 Foto referencial

Por EL NACIONAL WEB
El ex presidente colombiano Andrés Pastrana tildó de cómplices de la dictadura en Venezuela a Juan Manuel Santos, mandatario de Colombia, y a la canciller María Ángela Holguín.

El comentario fue una respuesta a una publicación de Álvaro Uribe Vélez, senador y ex presidente de esa nación. “El presidente (electo) Iván Duque, solito, acusó a Maduro ante la Corte Penal Internal, a pesar del silencio de los cómplices de esa dictadura”, escribió Uribe en ssus redes sociales.

“Los primeros cómplices de esa Narcodictadura son Juan Manuel Santos y su canciller María Ángela Holguín”, indicó pastrana en respuesta al tuit del senador.

Andrés Pastrana A

@AndresPastrana_

Los primeros cómplices de esa Narcodictadura son @JuanManSantos y su canciller María Ángela Holguín

Álvaro Uribe Vélez

@AlvaroUribeVel

El Presidente Iván Duque, solito, acusó a Maduro ante la Corte Penal Internal, a pesar del silencio de los cómplices de esa dictadura