Investigación: El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI

jueves, agosto 24, 2017

Fuente: Factormm

Es un triángulo que comenzó a gestarse hacia 2008. Se trata del entramado de terrorismo, narcotráfico y territorialidad que fue pactado entre Hugo Chávez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el grupo terrorista islámico Hezbollah. Ese acuerdo recibió su impulso definitivo aquel año, cuando los regímenes de Venezuela y de Irán estrecharon sus lazos definitivamente. Eran tiempos del caudillo bolivariano y del presidente Mahmoud Ahmadinejad. El pacto, desde luego, fue continuado por Nicolás Maduro al pie de la letra.

Las FARC, el grupo insurgente más antiguo de América Latina, son catalogadas por la Unión Europea y los Estados Unidos como un grupo terrorista con una amplia actividad narco en la región. Su penetración comienza en México y se extiende hasta el sur, en la Argentina. Los lazos que tejió a lo largo de las últimas décadas les proporcionaron los mejores contactos con los capos de los cárteles de la droga más sangrientos. Entre ellos, figura el de Sinaloa. Estos vínculos no cesan, pese a que desde hace dos años las FARC dicen estar impulsando el diálogo de paz con el gobierno constitucional de Colombia.

Dentro de las actividades ilegales de FARC, se halla el de lavado de dinero proveniente del narcotráfico y de los secuestros extorsivos. Y es el tráfico de drogas lo que más interesó a Hezbollah como fuente de ingreso y de financiamiento para sus actividades terroristas tanto en la región como en Medio Oriente y Europa. Pero, ¿cómo ingresar a ese negocio estando tan lejos? La respuesta llegó de la mano de un caudillo que irrumpió hacia finales de los 90 en el mapa territorial latinoamericano: Chávez. Fue el extinto coronel quien facilitó y unió los lazos que antes estaban desatados.

Con su capacidad logística y una permeabilidad fronteriza “ideal”, Chávez comenzó a intimar con las FARC para ampliar el tentador “mercado”. Aviones cargados de cocaína volaban por sobre el océano Atlántico con destino a África Occidental -donde los controles son tan permisivos como en Caracas– para tener como destino final Europa, donde lugartenientes de Hezbollah se encargaban de su comercialización. Los beneficios se repartían en proporciones iguales entre las partes. Un negocio redondo. Y blindado.

El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI

Para lograr que ese mecanismo permitiera el flujo continuo de narcóticos y dinero, el régimen bolivariano disponía de tres hombres clave, de extrema confianza de Chávez y luego de Maduro: Hugo Carvajal, Henry Rangel Silva y Ramón Rodríguez Chacin. El primero de ellos se desempeñaba como cabeza de la Dirección de Inteligencia Militar Venezolana (DIM) y fue detenido el 24 de julio de 2014 en Aruba. Los cargos que se le imputaron estaban en sintonía con su actividad oculta: tráfico de drogas. Sin embargo, pese al pedido de extradición que pesaba sobre él, no fue enviado a los Estados Unidos para ser juzgado. Holanda impidió el proceso y Carvajal fue recibido como un héroe en su vuelta a Caracas. Maduro, entre otros tantos, respiró aliviado.

Rangel Silva fue también uno de quienes se relajaron por el regreso de Carvajal a tierras caribeñas. Gobernador del estado de Trujillo, este militar íntimo de Chávez también tuvo relación con la inteligencia de su país. Fue un nexo fluido con los terroristas de las FARC. Una investigación del diario norteamericano The New York Times lo señaló como quien facilitaba el armamento a insurgentes colombianos en territorio venezolano. Y les proveía documentación clave: cédulas de identidad falsas para eludir la Justicia de ambos países.

Rodríguez Chacín, en tanto, otro militar que compartió con Chávez el intento de golpe de Estado de 1992, es una pieza clave en el entramado que involucra narcotráfico y terrorismo. Capitán de navío de carrera, este “filósofo”, como se hace llamar, es actualmente el gobernador del estado de Guárico.

Pese a sus diferentes perfiles, los tres comparten cosas en común. Están señalados como los encubridores que permiten -aún hoy- el accionar libre de FARC en territorio venezolano con drogas y armas. Carvajal y Rangel Silva fueron acusados de facilitar a la banda narcoterrorista la logística necesaria para poder traficar la mercancía. Rodríguez Chacín, por su parte, era “el contacto” para conseguir el armamento para desestabilizar al gobierno democrático de Colombia.

También PDVSA fue parte del entramado que posibilitó negociados multimillonarios entre Venezuela, FARC y Hezbollah

El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI. Y es uno de los hombres más buscados en el planeta. Se trata de Ghazi Nasr al Din, libanés nacionalizado venezolano, que ingresó en ese listado de la oficina de investigación federal norteamericana en enero último. Cercano colaborador del gobernador del estado de Aragua, Tarek El Aissami, Al Din nació en Beirut el 13 de diciembre de 1962. Es el responsable de reunir el dinero en diferentes centros islámicos chiítas de América Latina y lograr que llegue al tesoro del grupo terrorista.

En Caracas Al Din fundó uno de estos “centros culturales”. Miembros de la comunidad se acercan y contribuyen económicamente, sin saber quizás que su ayuda monetaria viaja a Beirut para solventar las actividades ilegales de Hezbollah. Una gran parte de ese dinero se destina a reclutar jóvenes libaneses que mueren en Siria defendiendo al régimen del brutal Bashar al Assad. El otro nexo y responsable operativo en la región es Fawzi Kan’an, cuya sede también está en Venezuela. Este miembro del grupo chiíta se reúne regularmente con los más altos comandantes de Hezbollah para coordinar acciones y financiamiento.

Pero no sólo generales utilizó el régimen chavista para coordinar las acciones ilegales con Hezbollah (Irán) y las FARC. También PDVSA fue parte del entramado que posibilitó negociados multimillonarios durante años. La compañía estatal petrolera fue clave para comprar voluntades y silencios a lo largo de la región.Pero sobre todo para movilizar y lavar cientos de millones de dólares durante la administración de Chávez y Maduro.
Etiquetas: Cartel de Sinaloa, FARC, Hezbollah, irán, islamista, lavado de dinero, narcotrafico, Tareck Zaidan El Aissami Maddah, terrorismo

posted by Aserne Venezuela @ 6:38 a.m.

Anuncios

Quién es el clérigo chiíta Mohsen Araki y por qué visitó América Latina

viernes, agosto 04, 2017

Nacido en Irak pero con un rol importante en la estructura clerical iraní, el ayatollah visitó la semana pasada la ciudad de San Pablo, en Brasil.


Qué busca con su visita y cómo despliega su influencia en la región


FUENTE: INFOBAE

Mohsen Araki

El ayatollah Mohsen Araki, quien abiertamente llama a la “aniquilación del sionismo” y promueve relaciones amistosas con los talibanes, llegó la semana pasada a San Pablo, Brasil, donde ofreció una serie de charlas sobre qué pueden hacer los musulmanes para combatir el “terrorismo radical”.

Araki, quien ocupa un alto cargo dentro del régimen clerical iraní, se presenta a sí mismo como un oponente del extremismo y con eso encaja perfectamente en la estrategia iraní de presentarse como posible aliado de Occidente en su batalla contra el Estado Islámico (ISIS, en inglés) y Al Qaeda.

No obstante, se trata más bien de todo lo contrario. De acuerdo con información publicada en el sitio especializado RealClearDefense, la visita de Araki a América Latina es otra demostración de cómo el régimen iraní se dedica a exportar su propio islamismo radical, con el fin de radicalizar a las comunidades de expatriados chiítas mientras difunde la influencia de Teherán en la región.

Los anfitriones de la conferencia en la que participó Araki en Brasil el pasado 29 de julio fueron nada menos que los centros religiosos vinculados con Hezbollah que promueven en el país la revolución islámica de Irán. Entre los invitados de todo el continente se encontraban clérigos latinoamericanos e iraníes, todos discípulos de Mohsen Rabbani, antiguo agregado cultural iraní en América Latina y apuntado como el autor intelectual del atentado terrorista contra la AMIA de 1994 en Argentina, que dejó 85 muertos.

Desde la década del 80 Teherán ha trabajado diligentemente para crear una infraestructura para operaciones tanto abiertas como encubiertas en Occidente. La visita de Araki es parte de un plan orquestado para adoctrinar y radicalizar las comunidades chiítas existentes mientras busca nuevos acólitos entre los simpatizantes locales.

Brasil no es el único blanco a donde están destinados los esfuerzos iraníes. En toda la región los predicadores iraníes y sus activistas locales se han presentado como defensores de los derechos humanos y de la justicia social para lograr apoyos entre las comunidades marginadas de Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, México y Perú. Confiando en aliados como Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela, Irán ha establecido bases de operaciones desde donde difunde su propaganda.

Un caso puntual es el de Edwar Quiroga Vargas, un activista peruano por los derechos indígenas que ha adoptado la retórica incendiaria de Irán después de convertirse al Islam chiíta. A través de los contactos entablados por un diplomático iraní, Quiroga descubrió el Islam chiíta en una conferencia de 2009 en Bolivia. El encuentro estaba patrocinada por la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA), un bloque comercial fundado por Fidel Castro y Hugo Chávez del que Irán participa como observador. Poco después, Quiroga hizo un viaje de tres meses a Irán, donde estudió con Rabbani. Al regresar al Perú, Quiroga estableció Inkarri-Islam, el primer centro cultural islámico chiíta.

En Inkarri-Islam se lleva adelante de modo perfecto la estrategia iraní de combinar las enseñanzas indígenas tradicionales con el islamismo revolucionario chiíta, capitalizando los paralelos sueltos en las narrativas históricas. Al yuxtaponer relatos similares, como la creencia de los musulmanes chiítas en el regreso del Mahdi con mitos indígenas como el retorno del Inca, Quiroga construyó en su centro cultural una fachada de legitimidad mientras perseguía una agenda radical en nombre de Irán. Como se ve en su declaración de principios, Inkarri-Islam pide la liberación de los Incas de la “colonización sionista” y espera que la “limpieza y extinción del estado sionista” propicie el ascenso de su redentor político.

Edwar Quiroga Vargas

Fiel a su forma, Quiroga ha acusado públicamente a “300 banqueros sionistas judíos” de retener las economías de 31 millones de peruanos como rehenes. También acusa a agentes del Mossad de haber llevado a cabo el bombardeo de la AMIA. Y ha declarado su disposición a servir como “un soldado del Islam” en nombre de la revolución iraní a través del partido político que estableció recientemente en Perú, que él llamó el Partido de Dios o Hezbollah.

Quiroga no es un fenómeno aislado, y no sólo porque desde 2011 abrió cinco centros culturales más en todo el Perú y supervisó a casi veinticinco estudiantes que han viajado a Irán para asistir a los programas religiosos de Rabbani en Qom. Los centros culturales iraníes y sus conversos locales entrenados por Irán promueven una agenda radical similar en toda América Latina y, de hecho, a nivel mundial. El centro iraní de Santiago de Chile, por ejemplo, ofrece una traducción al español de escritos del denunciante del Holocausto francés Roger Garaudy, mientras que muchos centros en todo el continente rutinariamente promueven teorías conspirativas a través de las redes sociales y glorifican a la organización terrorista Hezbollah.

En última instancia, Irán amenaza también la seguridad nacional de los Estados Unidos y de sus aliados con la propagación del odio antisionista y la retórica revolucionaria islámica en el hemisferio occidental. Las redes establecidas por Irán no sólo promueven el discurso de odio; también están íntimamente involucrados en empresas criminales como el narcotráfico.

Etiquetas: Al Qaeda, ALBA, antisemitismo, Daesh, Hezbollah, Iran-Venezuela, Islamismo, islamista, narcotráfico

posted by Aserne Venezuela @ 5:51 p.m.

Acusan de narcotráfico a paraguayo vinculado a terroristas de Hezbollah

martes, junio 27, 2017

Ali Issa Chamas, de nacionalidad paraguaya, está acusado de conspirar para exportar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos y tiene vínculos con el grupo terrorista Hezbolá.


POR: JAY WEAVER

jweaver@miamiherald.com

Fuente: EL NUEVO HERALD

Un hombre de nacionalidad paraguaya acusado de conspirar para exportar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos se declaró inocente en una corte federal de Miami el lunes.

Sin embargo, lo que el cargo de conspiración en contra de Ali Issa Chamas no menciona es que está muy vinculado a una red de familiares y asociados que tienen estrechos vínculos con Hezbolá, la organización terrorista con sede en el Líbano que ha sido acusada de un sinfín de atentados y complots contra Israel y otros objetivos occidentales, según reportes publicados y expertos en terrorismo.

Chamas, de 36 años, es libanés, pero lleva 10 años viviendo en Paraguay, país que junto a Brasil y Argentina forma lo que se conoce como la Zona de las Tres Fronteras.

De acuerdo con las autoridades norteamericanas, se trata de una región donde han florecido gran variedad de empresas ilícitas como el narcotráfico y el lavado de dinero que durante mucho tiempo han funcionado como importantes recaudadores de fondos para Hezbollah.

En tanto Hezbollah ha evolucionado hasta convertirse en una influyente fuerza política en el Líbano, EEUU la considera una organización terrorista desde 1997.

Chamas fue arrestado por las autoridades paraguayas en agosto de 2016 en el aeropuerto internacional de Ciudad del Este por tratar de introducir al país 39 kilogramos de cocaína escondidos en 27 cajas de envoltura plástica.

Fue acusado en Miami por un jurado federal de instrucción de distribuir dicha cocaína a sabiendas de que entraría ilegalmente a Estados Unidos, según el encausamiento. Parte de la carga tenía como destinatarios a asociados de Chamas en Houston, aunque los estatutos antinarcóticos del país permiten que Chamas sea procesado en el sur de la Florida.

Las autoridades paraguayas extraditaron a Chamas a Miami a mediados de junio.

El abogado federal de oficio que representa a Chamas no respondió la solicitud que se le hizo para conocer qué tenía que decir. Chamas está preso en el Centro Federal de Detención en Miami en espera de juicio.

Un experto en contraterrorismo de la Fundación para la Defensa de la Democracia, organización sin fines de lucro con sede en Washington, D.C., dijo que la extradición de Chamas era un hecho importante, ya que demostraba que las autoridades estadounidenses de nuevo han enfocado su atención a la convulsa Zona de las Tres Fronteras.

“Durante largo tiempo, las autoridades paraguayas han negado constantemente la presencia de Hezbolá en su territorio”, dijo Emanuele Ottolenghi, miembro de la fundación . “Ahora se les está enviando un mensaje político de que tienen que cooperar más. Es un indicio de que hay un problema en la zona y que EEUU tiene que lidiar con él”, agregó Ottolenghi, quien en mayo testificó ante un Subcommité de Relaciones Exteriores del Senado.

La fundación de Ottolenghi, que se creó tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, se enfoca en la política exterior y la seguridad nacional.

Ottolenghi, ex conferencista de la Universidad Oxford, dijo que Hezbolá, con la ayuda de Irán, ha logrado integrarse en la sociedad paraguaya y en los otros países que integran la Zona de las Tres Fronteras, y en muchas ocasiones ha ayudado a carteles de la droga y a mafias locales a enviar cargamentos de drogas y otros tipos de contrabando a mercados en EEUU, Europa y otras partes del mundo.

El general John F. Kelly, ex comandante del Comando Sur con sede en Miami y en la actualidad secretario de Seguridad Territorial, declaró ante un comité del Congreso en el 2015 que Hezbolá depende del apoyo de la comunidad libanesa en Sudamérica para financiar ataques terroristas contra judíos, israelís y otros blancos occidentales.

Etiquetas: Hezbollah, islamista, narcotrafico, terrorismo, Triple Frontera

posted by Aserne Venezuela @ 5:15 p.m.

Horror! Reportan Penetración Ideológica Islamista En Venezuela

lunes, febrero 27, 2017

 

Fuente: NotiTotal


Reportan que equipo de musulmanes distribuye libros y charlas sobre el Islam en Venezuela
Recientemente un portal iraní AhlulBayt News Agency (ABNA), en inglés, reseñó que en Venezuela hay un equipo de musulmanes realizando actividades proselitistas distribuyendo folletos y libros gratuitamente a la gente y hablando con los venezolanos sobre la“piedad del Islam”, lo cual pondría en evidencia al Gobierno de Maduro en cuanto a la relación con los musulmanes, quienes actualmente tienen muy mala imagen por los hechos de terrorismo. 

Asimismo, el centro Tawasul Venezuela, que reporta información para la comunidad islámica en el país, publica cronograma de actividades diarias y constantes para interés no solo para los del Medio Oriente sino también para los venezolanos. 

Por su parte ABNA, en su nota colgó unas fotos en las que se ve a los musulmanes en lo que podría ser una plaza de Venezuela, pero no especificaron el lugar. 

Recordemos que una investigación que llevó acabo la cadena de CNN, señala un negocio de venta de pasaportes venezolanos a musulmanes relacionados con el terrorismo. Y en dicha investigación se señaló al Vicepresidente Tareck El Aissami en formar parte de estos negocios, siendo que él, posee, presuntamente, doble nacionalidad, venezolana-siria. 

Etiquetas: islamista, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 2:11 p.m.