Etiqueta: RafaelRamirez

Congelaron bienes de Rafael Reiter en España y revelan su conexión con Rafael Ramírez y Antonini Wilson

 

Un juez congeló los bienes en España de Rafael Reiter antiguo director de Seguridad y Prevención de Pérdidas de Pdvsa.

Según el diario El País, en 2015 el hombre compró una casa en una “acomodada urbanización de Sant Cugat del Vallès” en Barcelona. La propiedad, una “casa blanca, de formas cúbicas y pocas ventanas”, salió al mercado en unos dos millones de dólares, pero costó venderla y “se cerró por menos”, señalaron fuentes inmobiliarias al diario.

Mientras Reiter y su esposa estuvieron en la propiedad vivieron de forma tranquila, según quienes los conocieron. Los describieron como una pareja “amable, especialmente él, pero discreta”. También ayudaban a los vecinos en lo que podían. “Hubo un robo en una casa y él ofreció enseguida las grabaciones de sus cámaras de seguridad”, relataron, aunque reina la prudencia al hablar sobre ellos luego de los incidentes con las autoridades, junto a una preocupación: el destino de su hija de solo cinco años.

Describen la vida del hombre como discreta, pero sin renunciar al lujo, pero esto duró solo dos años. En el pasado mes de octubre fue acusado de formar parte de una trama que desvió a Suiza 27 millones de dólares en supuestos sobornos a empresarios de Estados Unidos, provedores de Pdvsa. Ahora, preso en Soto del Real, en Madrid, espera su extradición a EEUU.

Su esposa, Vanessa Yssea, fue arrestada también hace 10 días por una segunda investigación, iniciada en Venezuela, que involucra a la pareja en un supuesto saqueo de 6.000 millones de dóalres en la petrolera.

LA MALETA DE ANTONINI

El diario español resalta la participación de Reiter en el caso Antonini Wilson, cuando el Gobierno envió en una maleta 800.000 dólares para financiar en 2007 la campaña de Cristina Fernández de Kirchner. “Él fue el hombre que llenó las maletas de dinero y las llevó hasta Buenos Aires”, señalan.

La madre del exdirectivo de Pdvsa le abrió la puertas en el 2006 a la petrolera, una conocida militante marxiste con altas responsabilidades en la Asamblea Nacional y una “muy buena relación” con Rafael Ramírez. “Con ese padrino entró. Pero es astuto, eficaz y leal, y no tardó en escalar hasta hacerse con la gerencia operativa de la PCP”

Viajaba siempre con Ramírez y era responsable de su seguridad. “Financiaba las campañas de alcaldes y gobernadores afines con dinero de la compañía… Tenía mucha información y eso le hizo poderoso (…) Si se detectaba el robo de barriles, era él quien se enfrentaba al gerente responsable. Si había sospechas del cobro de mordidas (chantajes) a proveedores, igual. Eran situaciones en las que es fácil pedir tu parte en el negocio”, señalaron las fuentes al diario, añadiendo que también “si podía echar una mano, lo hacía”.

La igual que Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía; César Rincón, antiguo gerente de la filial de compras de PDVSA; y Luis Carlos de León, exresponsable financiero de Electricidad de Caracas, el hombre fue detenido en España, aunque ya los dos primeros han sido extraditados y Rincón se declaró culpable.

En la acusación se indica que Reiter era el encargado de “mover hilos dentro de la petrolera para favorecer a las empresas elegidas”, gracias a lo que consiguió 868.000 dólares para comprar un apartamento en Miami, una trasnferencia a cuentas de su esposa de más de medio millón de dólares, millón y medio de dólares para una productora bajo su control y dos vehículos blindados que alcanzan un costo de 107.000 dólares cada uno.

Sin embargo, sobre las investigaciones del dinero que se blanqueó en España se conocen pocos detalles. El Juzgado de Instrucción 27 de Madrid mantiene el secreto de sumario.

Anuncios

Rafael Ramírez: Es momento para dar una discusión franca sobre la situación actual del país

Jun 10, 2018 7:21 am
Publicado en: ActualidadNacionales

Rafael Ramírez (Foto archivo Reuters)
Rafael Ramírez (Foto archivo Reuters)

 

Muy oportuna será la realización del Congreso del partido, anunciada para el 28 de julio. Es momento para dar una discusión franca, democrática sobre la situación actual del país; las dimensiones de la crisis que padece; reafirmar los principios; y, por, sobre todo, retomar el camino, corrigiendo los graves errores que se han cometido en la conducción del gobierno, durante todo el período posterior al fallecimiento del Comandante Chávez.

El partido debe hacer una evaluación profunda de cuál ha sido su papel en este tiempo de turbulencias; y asumir su rol de vanguardia de la revolución venezolana. Todo ésto pasa por una profunda autocrítica con respecto a su funcionamiento; su silencio ante las evidentes desviaciones del gobierno; y, las pretensiones del madurismo de desplazar de todos los niveles de dirección a los factores revolucionarios, como ya lo han hecho en gran medida. El partido tiene que reafirmarse en su papel de ser el cuerpo conductor de una revolución socialista en Venezuela; no permitir que se siga imponiendo un régimen de gobierno revisionista de derecha que, poco a poco, ha ido despojando a nuestro proceso, de todos los elementos que lo prefiguraban como una revolución.

El partido debe ser el factor garante de la unidad de los revolucionarios, lo cual necesariamente pasa por permitir y estimular en su seno la discusión política, así como, la crítica al gobierno y su actuación, si los mismos contravienen los principios que le dieron nacimiento a nuestra organización. El papel del partido, si es un partido revolucionario, es fundamental en la conducción de una revolución, y en evitar que el gobierno sea el que la asuma. Ahora mismo, los caballos van detrás de la carreta. Es el partido el que se subordina al gobierno, al madurismo. Hasta ahora, el partido sólo aplaude, no conduce, no orienta: el partido debe reasumir su rol histórico.

Desde los quince años de edad, he militado en partidos de la revolución; creo firmemente en la necesidad de su existencia, prefigurando en su seno, la sociedad y los valores, la conciencia que luego ha de irradiarse a toda la sociedad, a través de la acción política. Iniciamos nuestra formación, en el ya legendario “PRV-RUPTURA”, por muchos años, duros, pero de gran aprendizaje, estudio, trabajo político en la calle, hasta que la dirección política de entonces se extravió en Cabure, y optó por la disolución de nuestra organización. Luego, insistimos en el intento con la Esperanza Patriótica, desde las montañas de Mérida, pero ya la dispersión era la regla en el campo revolucionario, y la crisis era extendida en el país, hasta que el pueblo se fue solo, espontáneamente a la calle, sin una vanguardia, y lo masacraron en su grito desesperado durante “El Caracazo”.

Fue sólo el Comandante Chávez con su acción valiente, a contra corriente de la mayoría de la izquierda y sus partidos ya adaptados al sistema, quien supo interpretar y darle cauce a las legítimas aspiraciones de cambio del pueblo con su acción del 4 de febrero, rasgando por un momento, las tinieblas de la IV República; y el control absoluto, la asfixia, que habían impuesto a un país inmerso en una terrible crisis estructural del capitalismo atrasado, dependiente, mono productor, periférico, que se instaló con el advenimiento del petróleo.

La historia nos enseña, que cuando un partido, o su dirección, se agotan, extravían o éstos son capturados por el sistema que quieren superar, sencillamente se despojan de su carácter revolucionario, se diluyen en el gobierno, sucumben al poder y al final, pierden su esencia crítica y capacidad de conducir los procesos revolucionarios. Se ha hablado bastante del papel del partido, hay mucha teoría. El PSUV, debe discutir cuál ha sido su papel en este período y revisar si ha luchado o nó suficientemente para preservar el legado del Comandante Chávez; si su forma de funcionamiento, ha respetado sus estatutos, la democracia interna, y si es él quien conduce la gestión del gobierno o es al revés.

Como miembro fundador del PSUV, he formado parte de su dirección política, he sido Vicepresidente para el Oriente del país, donde obtuvimos importantes victorias, sobre todo cuando recuperamos el Estado Sucre para la revolución; luego Vicepresidente en el Occidente (Zulia-Los Andes), donde logramos una sorprendente y resonante victoria en Mérida.

Desde la “Batalla de Santa Inés”, en 2004 hasta la última contienda electoral del Comandante Chávez en 2012, fuí el jefe de movilización y logística de nuestro movimiento. Conozco al partido; a sus dirigentes nacionales, medios, a las bases, organizaciones populares; respeto mucho a toda la militancia, porque me consta que han acompañado al esfuerzo revolucionario, transformador, con lealtad; siempre han luchado para mantener la voz de Chávez en el corazón del pueblo.

Sabe el partido que he sido objeto de una feroz persecución interna, un linchamiento moral, y que han tratado de cambiar la historia; mintiendo y horadando mi nombre y reputación, porque he mantenido desde siempre una voz crítica ante lo que ha venido sucediendo en el país, y ante los graves errores que nos han llevado a esta situación. Yo he asumido mi responsabilidad y he pagado un alto costo. No se me ha dado derecho a la defensa: a exponer mis argumentos, se me ha sacrificado en un proceso inquisitorio impensable hace tan solo pocos años, a la par que se ha destruido una de las obras fundamentales del Comandante Chávez y de nuestra Revolución, como era PDVSA y nuestra Política Petrolera.

No ha habido sensatez, se ha hecho una política desde las “tripas”. Mientras estuve ocupando mi posición en las Naciones Unidas, las pocas veces que pude viajar al país, conversé con varios miembros de la Dirección Política del Partido; de la Dirección Militar del País; manifestando mis preocupaciones, de todo tipo, y advirtiendo que se me estaba acorralando y preparando en mi contra una “operación de aislamiento”, e incluso de entrega al enemigo. Siempre se me aconsejó “calma”, “paciencia”. Perdimos la oportunidad de atajar ésto a tiempo, el chavismo entrega su revolución sin disparar un tiro.

Debo decir, que, para sorpresa mía, el presidente sí ha convertido estas diferencias políticas en un tema personal, con mucho resentimiento, y ha utilizado todo el poder que tiene como Jefe de Estado para hacerme daño en lo personal: resulta insólito, que un jefe de gobierno utilice sus poderes para perseguir y dañar a un ciudadano y más aún, a quien estuvo junto al Comandante durante tanto tiempo, hasta los últimos momentos de su vida, ocupando altas responsabilidades en el Estado y la Revolución.

De mi parte, siempre he defendido mis posiciones políticas de izquierda, no las oculto, no las tranzo; mi visión del tema petrolero, económico: siempre hago un ejercicio efectivo y a tiempo de la crítica y autocritica revolucionaria. Es preocupante que el presidente insista en este abuso de poder, así, en su última alocución en PDVSA, ya asoma nuevas falacias, campañas, ahora, en lo personal. Cosa extraña que debe poner en alerta a todo el país, porque demuestra falta de equilibrio en el tratamiento de los asuntos de Estado. En mi pueblo, por allá en Trujillo, la palabra tiene mucho peso y el honor de los hombres también.

Durante el último congreso del partido en el que pude participar, año 2014, expuse a la Plenaria de los delegados, en el Teatro Teresa Carreño, la situación económica del país; las perspectivas de caída del precio del petróleo (siempre andaba con mi reporte de precios en la mano, mostrando con preocupación la tendencia de caída en todas las instancias), lo que debíamos hacer. Recuerdo que quien conducía el debate me indicó, luego de recibir una llamada, “que se me había terminado el tiempo”, e incluso practicó con cierto entusiasmo un “mini cacerolazo” de copita y cucharita, a lo que el Congreso reaccionó con indignación: de pié exigieron que continuara la exposición.

Los que estaban allí presentes, seguro recuerdan ese episodio y la presentación. Yo la conservo. Por eso, el presidente miente cuando afirma que “nuestros expertos petroleros no previeron la caída del precio del petróleo”. No sólo es falso, sino que conservo copia de los informes que le preparé como Ministro de Petróleo y como Vicepresidente Económico, advirtiendo innumerables veces sobre la caída del precio del petróleo, las consecuencias que habría para el país, y las medidas económicas que habrían de ser tomadas antes de que ésto se produjera y, por supuesto, para prevenir los efectos que hoy, lamentablemente, estamos viendo.

Pero el presidente desestimó estas advertencias, así como, nunca leyó los documentos de Giordani, ni los de Merentes. Es otro el problema, es un problema de comprensión y responsabilidad en la conducción del país. Tal vez tenía ya para ese entonces, otros “asesores”, escuchaba otras voces que no eran las del Chavismo.

En el penúltimo Congreso, a principios de 2015, los delegados me eligieron como parte de la Dirección Política del PSUV, pero jamás fui convocado. Una sola vez pude viajar y aparecer de repente, para sorpresa de varios de los presentes. No había la intención de que pudiese ejercer las responsabilidades que me confirieron los delegados. Luego me enteré que la Dirección realmente no funcionaba, se instaló un “equipo político”, que desde entonces ha secuestrado las decisiones del partido y la conducción del país.

Volviendo al Congreso del Partido, quiero por esta vía, pedir un derecho de palabra en el Congreso, que se me permita hablar, para exponer mis puntos de vista, explicar lo que haya que explicar y hacer mis planteamientos y ofrecer mi experiencia de trabajo, para contribuir a salir de esta severa crisis en todos los órdenes que sufre el país. Este Congreso puede ser una oportunidad para poner las cosas en su sitio, superar el odio y la mentira, recomponer las filas del Chavismo; que podamos volver los que estamos exiliados, que sean escuchados los que están presos, que podamos reencontrarnos con Chávez, su esencia y su palabra.

Varios temas debería abordar el partido en sus discusiones:

El primero de todos, es revisar si seguirá siendo un partido socialista. Debe analizar la vigencia del Socialismo del Siglo XXI y del Plan de la Patria como documento programático de nuestra revolución. Yo creo que sí, y que necesita ser reafirmado por el Partido. Una pregunta motora para esta cuestión, sería una muy sencilla, que siempre hacía el Comandante Chávez: Dónde está el Socialismo? , si el partido se reafirma como socialista y el Plan de la Patria es nuestro Plan, entonces estamos hablando del partido de Chávez.

Podríamos comenzar por allí: ¿Dónde está el socialismo en este gobierno? ¿Dónde está en la economía? ¿Dónde están los programas sociales, las Misiones, la democratización de la sociedad, los niveles de escolaridad, la salud, la alimentación, la pobreza, la equidad? ¿Dónde está el socialismo en las empresas del Estado, en la creación de trabajo, en los valores y la ética del gobierno? ¿Dónde está el Socialismo en el Arco Minero, en PDVSA, en las Empresas Básicas? ¿Dónde está el Socialismo en el Petro, en las cajas Clap?

No sé si recuerdan que, durante el gobierno del Presidente Chávez, éste hizo muchos esfuerzos para explicar al pueblo el carácter socialista del mismo, y de manera insistente preguntaba en todos los espacios, dónde estaba el socialismo. Sobre todo, insistía en el hecho de que el socialismo debía ser “humanamente gratificante”; un principio: el “vivir bien” como un concepto espiritual, que abarcara mas que únicamente las necesidades materiales; que, por supuesto, el socialismo debía estar en capacidad de atender.

Este gobierno no es socialista. Usa el término y lo que ha logrado es un extendido y profundo rechazo a la sola idea, porque el pueblo la asocia a la crisis que estamos viviendo. La primera tarea del partido entonces será, retomar el socialismo; no en la consigna, en el título, nó. En su esencia liberadora, creadora, de trabajo, de justicia social, de alternativa para la humanidad.

Hoy día lo que campea en la economía y las relaciones sociales, espirituales, es un capitalismo brutal; expropiador del valor del trabajo, de nuestros recursos naturales, empobrecedor del pueblo, donde prevalecen las salidas individuales, donde no hay Estado que defienda ni intervenga a favor del ciudadano, donde impera la ética del despojo, del malandraje, y se diluyen los conceptos de solidaridad, soberanía, integridad, patria.

El Congreso debe pedir cuentas al gobierno, ¿por qué se han deteriorado tanto las condiciones de vida del pueblo?, la disfuncionalidad del país es tal que no hay transporte público, el pueblo va en camiones para transporte de animales, no funcionan las telecomunicaciones, no hay medicinas, no hay alimentos, no hay salario que pueda comprar, aunque sean los alimentos mínimos, no hay producción de insumos, ni de petróleo, no hay internet, estamos desconectados por vía aérea, no hay luz, no hay agua, no hay gas, hay hiperinflación, los venezolanos huyen del país como pueden.

Entonces ¿Qué pasa con el gobierno? Todo tiene una excusa, nadie asume ni hace su trabajo, no se sirve al pueblo, el pueblo no participa, no tiene cómo. Entonces allí está fallando el partido. Es una falla grave no acompañar al pueblo en sus necesidades, en sus aspiraciones. Se está dejando el campo abierto a otros actores políticos, pareciera que no existe la suficiente conciencia del partido ante el sufrimiento del pueblo.

La economía debe ser otro gran tema. Primero, hay que prohibir las excusas en la discusión. Hay que asignarle a las sanciones y la llamada guerra económica, un peso, un porcentaje, pero ya. No todo es guerra económica, ni sanciones. Es mentira, es parte de la manipulación mediática del gobierno, que tiene todos los medios para desinformar. Ya no hay excusa para no hablar de la economía. Les ofrezco retomar las medidas propuestas por nosotros al presidente, cuando estábamos en la Vicepresidencia Económica y comenzar por allí: por el último Congreso, la discusión en el Teresa Carreño. Muchas cosas hay que revisar y actualizar, porque en economía, si no se toman decisiones a tiempo o no se toman de ninguna forma (que fue lo que pasó), los problemas se agravan exponencialmente. La confianza es básica en economía y ella se obtiene cuando se toman decisiones, que sean correctas, que atiendan a un Plan.

Los problemas siguen vigentes: la política cambiaria, la hiperinflación, el desabastecimiento, el contrabando, el mercado paralelo, el “bachaqueo”, el trabajo, la producción, la especulación financiera, las cuentas fiscales, la deuda.

El gobierno debe explicar al Congreso cuál es su Plan para el rescate de la economía, explicar al partido quiénes son sus “asesores”, cómo es esa alianza con la derecha especuladora con el tema del Petro, que pasó con el Arco Minero, qué pasa en PDVSA, cuál es la Política Petrolera que seguirá el Gobierno, dejar de lado las fantasías de las conspiraciones contra la producción dirigida desde afuera. ¿Vamos acaso a abandonar la Política Petrolera del Comandante Chávez, la Plena Soberanía Petrolera? ¿Por qué se entrega PDVSA a las transnacionales, a empresas de maletín? ¿Por qué se está privatizando PDVSA, qué va a hacer la Junta Directiva? ¿Cuál es la situación de todo el parque industrial del Estado, de las Empresas Básicas, las cementeras, los insumos de alimentos? ¿Cómo está la producción agrícola, las tierras recuperadas, están produciendo?, ¿los insumos para la producción, fertilizantes, semillas?

Otro tema a discutir seriamente es el de la corrupción. Primero, hay que dejar de lado la mentira y su utilización como arma de persecución política para desaparecer a los contrincantes. No se puede aceptar que la corrupción sea un fenómeno inherente al Chavismo y menos, a PDVSA. NO es verdad. Se le ha hecho un profundo daño al Chavismo con este tema. No ha imperado ni la objetividad ni la sensatez. Los que creían que era un excelente argumento para perseguir y destruir PDVSA, son unos insensatos que han acabado con la empresa mas importante del país y el instrumento mas efectivo del Estado, en términos de recursos y apoyo para la democratización de la sociedad; la batalla contra la pobreza y la exclusión; y, sobre todo, para preservar la soberanía económica.

Si hay hechos de corrupción, hay que abordarlos como el que aborda una enfermedad. Ver todo el panorama, revisar todo el cuerpo del Estado. Entender que justamente en un país petrolero como el nuestro, con un capitalismo “vivito y coleando” donde ingresaban mas de 120 mil millones de dólares al año al torrente de la economía, sin capacidades productivas de absorción de esta renta y sin mecanismos de ahorro de los excedentes, la apropiación de la renta es un peligro permanente, un factor que, aunado a los mecanismos intactos de especulación o erradas políticas monetarias (como mantener el control cambiario), potencian la posibilidad de corrupción y la extienden a todos los niveles de la sociedad. La corrompe hasta los huesos.

No es un fenómeno único de una institución, el que crea eso, es un pendejo. La corrupción está en PDVSA, en la Fiscalía, en el Poder Judicial, en los cuerpos policiales, en el sistema penitenciario, en la Tesorería de la Nación, en Miraflores, en el círculo íntimo del madurismo, en Cencoex, en Cadivi, en los Puertos, en el ámbito militar, en la Banca, en el Petro, en el Arco Minero, en el SENIAT, en las Empresas Básicas, en el BCV, Ministerios de Infraestructura, Transporte y Comunicaciones, Alimentación, Cancillería, en los Sindicatos, Gobernaciones, Alcaldías, en los partidos de la oposición, en las empresas importadoras, en los privados, en las contratistas, constructores y un largo etc.

No es verdad que las transnacionales están a salvo de este fenómeno, ni el sector privado, ni la derecha. No es verdad, como torpemente lo ha difundido el madurismo, que el Chavismo es corrupto. No es verdad que existen empresarios buenos y malos, que los empresarios que hoy día merodean a los líderes del madurismo, les mantienen sus gastos, estilo de vida, sus viajes, sus adquisiones, su poder, que esos empresarios, que habría que hacer una lista larga, sean buenos, mientras que otros son los malos. Por cada corrupto de la Administración Pública hay por lo menos cinco agentes del sector privado. Ésto sin hablar de los “grandes señores y apellidos”, que tienen una especie de “patente de corso” para hacer en este país lo que les venga en gana.

No se pueden hacer esas torpes distinciones, hay connotados personajes que, es público y notorio, se han involucrado en corrupción, por las fortunas y bienes que detentan en el exterior, que las exhiben, que nadie se atreve a mencionar o bien porque son los “panas”, amigos del grupo de alguien que se mantiene en el poder, o porque hacen lo que el madurismo quiere que haga. NÓ, la realidad es que, para mantenerse al margen de la corrupción en un país como el nuestro petrolero, con un capitalismo especulativo intacto, hay que tener mucha integridad moral, ética, compromiso y conciencia. Y esa es la discusión que hay que dar, la moral y ética que acompañan a la revolución, al socialismo y los mecanismos de prevención y combate a este flagelo, el cual todo revolucionario y hombre honesto debe rechazar.

Pero ésto no puede abordarse haciendo “razzias”, como han hecho SÓLO en PDVSA, destruyéndola, desprestigiándola, se ha hecho un show político del madurismo, una “vendetta” del Fiscal con las detenciones sensacionalistas, sin el debido proceso, sin el derecho a la defensa, parece que alguno de esos “asesores” del madurismo; los mismos del partido “ni fu ni fa”; los que dejaron a Chávez estampado en una camiseta estilo hindú, hubiesen recomendado hacer, de la PDVSA Roja Rojita, pasto del malandraje y tumba del sentimiento y moral Chavista. Eso sí es corrupción. Sería muy interesante que los cerca de 100 trabajadores de PDVSA presos hablaran, pudiesen defenderse, dar sus argumentos, explicar. Que los empresarios contra los que ha habido un ensañamiento personal del presidente que los ha llevado hasta la cárcel llamada la “tumba”, los militares, los Chavistas presos por razones políticas, acusados de cualquier cosa, tuviesen un debido proceso, derecho a la defensa, un trato legal, tipo Banesco, tipo Chevron o tipo preso de la oposición.

Otro tema que el Congreso debe abordar, es el respeto a los derechos humanos, el fin al Estado policíaco de terror e intimidación en que se ha convertido el gobierno. El abuso que se ha hecho del poder del Estado, de los cuerpos de inteligencia, la violación sistemática de los Derechos Humanos, las detenciones arbitrarias, secuestros, sin derecho a la defensa, al debido proceso, es un acto grave, que ya no se le puede achacar a una actuación aislada, puntual, de un funcionario. Nó, ha sido una política sistemática de esta Administración, reivindicada por el madurismo que nos retrotrae a los peores tiempos de la IV República y con ello se viola la Constitución y la ética de una Revolución, donde se supone que el ser humano es el centro de todas las preocupaciones.

El Fiscal debe renunciar o ser removido, porque ha permitido, ha sido protagonista y partícipe de la violación a los derechos humanos. Una ausencia del debido proceso, la instigación al odio, el silencio cómplice ante crímenes de todo tipo, el haberse convertido en un agente de un grupo de poder que utiliza la majestad del Estado para violentar los Derechos Humanos.

¿Dónde están las voces de los defensores históricos de los de Derechos Humanos en el país?, ¿al partido no le da vergüenza que, en nombre de Chávez y del socialismo, se tengan presos políticos incomunicados, sin juicio, secuestrados, en condiciones deplorables?, ¿no se supone que una revolución chavista, debe diferenciarse de los métodos y códigos de regímenes autoritarios de derecha? ¿No se parecen mucho los jefes policiales y sus métodos, a los utilizados por los jefes policiales de la dictadura y de la IV República?, ¿en verdad les parece normal meterle un cohete a un grupo rodeado por soldados y policías?, ¿no debería el partido hacer una revisión de qué está pasando en “la tumba”, y otras prisiones del país, preguntarse cómo es que mueren quemados vivos mas de 67 presos comunes en Carabobo y que nadie dé la cara?, definitivamente, este es un gobierno autoritario y necesita que alguien lo controle y le ponga coto a esta actuación. Esa es parte de la discusión en el Congreso, el partido no puede guardar silencio cómplice ante esta actuación represiva, ésto desvirtúa la naturaleza del socialismo.

Finalmente, el Congreso debe revisar en perspectiva cuál es la política hacia el resto de los sectores del país, de los partidos políticos y cómo restablecer el Estado de Derecho, el ejercicio de la política con “P” mayúscula. Todos los números indican que el PSUV es, afortunadamente, la principal fuerza política del país, esos ensayos financiados y promovidos por el madurismo como el partido “ni fu, ni fa”, no tuvieron éxito ni arraigo en los sectores populares. Aunque ésto es cierto, también lo es, como lo indica el último proceso electoral, que la mayoría del país no se expresó políticamente. Hay que saber interpretar el comportamiento de esos amplios sectores de la sociedad.

Dejar atrás el sectarismo, rescatar la unidad y cohesión del Chavismo en torno a las banderas programáticas del PSUV, el socialismo, el Plan de la Patria, restablecer la democracia interna, cesar la persecución de los cuadros revolucionarios, acabar con el “pranato” político, asumir el rol de conductor de la revolución, preparar un programa de discusión abierta, democrática para abordar la solución de la terrible crisis del país, restablecer la moral y ética chavista, revolucionaria, la verdad y el trabajo, impedir que el madurismo siga asfixiando a nuestra organización, detener la entrega del petróleo y luchar por defender nuestra soberanía e integridad territorial, defender nuestras conquistas políticas y sociales, son algunos de los retos de este Congreso.

He asomado sólo algunos temas de discusión, ojalá se profundice un proceso necesario de debate y discusión política. Reitero mi solicitud de participar en el Congreso, que se me garantice la posibilidad de asistir y discutir, aportar, se deje de lado la amenaza, la persecución, la utilización de todo el poder del Estado contra un ciudadano, se restablezcan mis derechos políticos.

Siempre con el corazón en la patria, vaya mi saludo fraterno y revolucionario a todos los patriotas, hombres y mujeres de bien y de trabajo, a los jóvenes, estudiantes, obreros, campesinos y soldados, allá en el barrio, allá en la Faja o en el Lago. A todos los Bolivarianos, militantes del PSUV que aman a nuestro país. Con Chávez Siempre ¡Venceremos!

Publicado por aporrea.org

Rafael Ramírez: Hombre en llamas

Jun 3, 2018 7:10 am
Publicado en: ActualidadNacionales

Rafael Ramírez (Foto archivo Reuters)
Rafael Ramírez (Foto archivo Reuters)

Sin lugar a dudas que el enrarecido ambiente político nacional, junto a los angustiantes problemas económicos que padece el venezolano a diario, no dejan espacio a la discusión de los grandes temas nacionales.

Probablemente, a la vocería política no le interesa priorizarlos porque son precisamente estos temas, por la forma en que se aborden, los que definen la visión de país que prevalecerá al final de este laberinto.

Sobre ésto, dice mucho el hecho de que ya sea normal la expresión de “la anterior Administración”, en boca de los mas connotados voceros del madurismo, para referirse en términos negativos o peyorativos al gobierno revolucionario del Presidente Chávez.

Así, ante el silencio inexplicable de los lideres históricos del Chavismo, el período del Presidente Chávez, ha quedado estigmatizado como la “anterior gestión”, donde “se era permisivo con el narcotráfico”, “campeaba la corrupción”, “se hacían menos casas, pero mas caras” y resultaba mas fácil gobernar porque era “una revolución a cien dólares el barril”.

Todas son afirmaciones inciertas, injustas y cobardes, porque el Comandante no está vivo para defenderse y poner las cosas en su sitio; son lamentables en la medida que buscan justificar los desaciertos del madurismo en la conducción del país; y terminan siendo tristes, porque son hechas por un gobierno que aún usufructúa de la figura del Comandante para obtener el apoyo del pueblo.

Al final, Chávez tiene pocos que lo defiendan. Yo lo seguiré haciendo, lo defenderé a él y a su obra, a cualquier costo, pase lo que pase en lo político o en lo personal. No quiero que quede olvidado y solo en el Cuartel de la Montaña, como le sucedió al Presidente Medina Angarita, sepultado en el ostracismo de la miseria adeco-copeyana.

La “cuestión petrolera” como titulara una de sus obras (de obligatoria lectura), nuestro amigo y respetado Dr. Bernard Mommer, es uno de estos temas nacionales, del que no se discute, pero que sin embrago, el gobierno se ha dedicado a desmontar y vulnerar en silencio, a escondidas, de manera sistemática, en medio del caos generalizado en el país. Ya lo he denunciado y he advertido sobre lo que sucedería, con sus lógicas consecuencias para el país.

La situación de PDVSA, el desmantelamiento del que ha sido objeto y su consecuente colapso en la producción de petróleo, es una condición “sine qua non”, necesaria, para entregar el manejo de nuestros recursos naturales, petróleo y gas, al sector transnacional.

Debilitar o desmantelar a nuestra empresa nacional, PDVSA, deja al país en manos de las transnacionales. Sería para nuestra defensa integral, el equivalente a desmantelar al Ejército Nacional. Si, por razones de intereses de grupos o “lealtades al madurismo”, se persiguiera a los oficiales Chavistas, patriotas; se les encarcelara y se cambiaran los mandos naturales de la Fuerza Armada Bolivariana, probados en todas las batallas en defensa del proceso Bolivariano y la Constitución; y, en su lugar, se entregasen los comandos de tropas o unidades de combate a civiles: abogados, especialistas en redes sociales, etc., o las unidades misilísticas y los “sukoys” se entregaran al “control de los soldados”, en un claro acto de desconfianza hacia la oficialidad; tendríamos en poco tiempo el colapso operacional y el desmoronamiento en la unidad de mando de los componentes militares, debilitando la defensa del país y dejándolo vulnerable a cualquier agresión.

Decía un buen amigo, que “los ejemplos, son la claudicación de la inteligencia”, pero a veces, un axioma matemático o un tema aparentemente incomprensible, necesita ser demostrado a través del absurdo, luego de lo cual el mismo resulta obvio o fácil de entender. Esa situación hipotética en la Fuerza Armada, descartada por carente de sentido (ojalá a nadie se le ocurra hacer algo así), es un extraordinario ejemplo para demostrar lo que ha pasado en PDVSA.

Luego que el madurismo persiguió y encarceló a mas de cien cuadros operacionales de la industria, que ha estigmatizado como “corruptos” a nuestros trabajadores: los que enfrentaron y derrotaron el sabotaje petrolero; que ha defenestrado y desmantelado a nuestra Nueva PDVSA Roja Rojita, la de la “anterior Administración”; luego que colocaron al frente de las operaciones y comandos de la empresa, a personas sin ningún tipo de conocimiento, ascendente o liderazgo entre los trabajadores: administradores de edificios, abogados, especialistas en redes sociales, etc. Luego de esa “razzia” en la industria, PDVSA ha colapsado, la producción ha caído como nunca en nuestra historia, las refinerías operan a mínima capacidad; sus trabajadores, técnicos, especialistas, jóvenes, abandonan por miles la empresa, en desbandada. Un desastre.

Ahora PDVSA, no es capaz de operar, de extraer suficiente petróleo, ni de procesar y refinar ni siquiera para abastecer el mercado interno; tampoco, de exportar por sus propios medios, ahora, no es capaz de captar la renta petrolera internacional (antes era un hecho cotidiano), con un precio que ya está rondando los 70 dólares el barril. ¿Qué esperaban?, ¿algo distinto?, desarmaron el reloj, la maquinaria, y ahora no saben ponerla a funcionar, botaron las piezas. No es sencillo, golpearon el corazón de la patria.

Ahora, el Presidente firma decretos entreguistas, da plenos poderes al ministro-presidente para que le de la estocada a la empresa, grita y pide ayuda a los operadores políticos que han desmantelado la industria y al final, llama a las empresas del mundo, de la OPEP, Rusas, Chinas a que vengan a reconstruir, lo que él mismo destruyó. Nuestro petróleo esta en bandeja de plata.

Creo que el país debe abrir una discusión acerca de qué pasó en PDVSA. El madurismo asegura que “la anterior administración destruyó a la empresa”; nosotros podemos demostrar, y es información pública, que entregamos a PDVSA como la quinta empresa petrolera del mundo; una empresa cuyos resultados auditados a diciembre de 2013 reflejaron una empresa de 231.120 MM$ en activos y 84.486 MM$ en patrimonio, con un superávit (ganancia) de 12.907 MM$, sólo para hablar de sus fortalezas técnicas, sin mencionar sus capacidades operativas y políticas. ¡Abramos la discusión, me parece necesaria y justa para el país!

En un acto de soberbia que quedará para la historia, el Presidente, en vez de asumir su responsabilidad, reconocer los errores y convocarnos a los que somos capaces de reconstruir la empresa, prefiere entregarla a las transnacionales. Se insiste en cometer un grave y costoso error.

Las consecuencias de tanta irresponsabilidad las paga el pueblo; en la economía, en su calidad de vida, en la vida diaria, el día a día; pero el madurismo siempre tendrá una excusa: “la caída del precio del petróleo”, “la corrupción”, “la conspiración”, etc. Nadie asume sus responsabilidades, peor aún, nadie critica, discute, rectifica, por eso, nada cambiará, mientras ellos sigan al frente de la conducción del país.

Sin embrago, “mientras el palo va y viene”, como titulaba nuestro entrañable Aquiles Nazoa, reconozco mi papel en la discusión política y mi responsabilidad de explicarle al pueblo, sobre todo a los mas jóvenes, cuales eran las ideas e intenciones del Comandante Chávez: sus planes, sus motivaciones, puesto que llegará el momento en que podremos ponerlas a andar, retomar ese camino, aprender de errores y aciertos, rectificar lo que haya que rectificar, para avanzar.

El Presidente Chávez era un hombre de pensamiento estratégico y una visión de país que, aunque la oposición política ha aprovechado los errores del madurismo, para endilgárselos a la “gestión anterior”, es decir, a Chávez, sigue teniendo mas vigencia que nunca.

No soy el único que puede asumir esta tarea, podríamos hacerlo todos; porque tenemos la fortuna de que el Presidente Chávez siempre tuvo la urgencia de hablarle al país, explicar sus ideas, sus razones, siempre con mucha honestidad, así que, bastaría con que trabajemos juntos en escuchar y revisar lo que Chávez decía, sin “cortes comerciales”, sin censura, sin manipulaciones, ir a su palabra, al contexto de las mismas, a sus razones. Sus discursos, programas y videos, su obra y ejemplo, son una fuente inagotable de ideas políticas, de ideología, ética, planes y proyectos. Era un gran Jefe de Estado.

Hoy día, reivindicar al Comandante Chávez, luchar por defender su gobierno, su obra, retomar su camino, resulta un acto de lealtad, honestidad y consecuencia revolucionaria. Esta tarea tiene la urgencia de evitar que todo siga retrocediendo al infierno, que sigamos en este caos.

Para los que estuvimos en la “gestión anterior”, resulta el único deber que tenemos para con el líder, el hombre que entregó su vida a favor del pueblo. Ser leales a Chávez, a su palabra, a su obra, es ser leales a ese pueblo, paciente, esperanzado, es ser leal a esos millones de niños que nacieron y crecieron en revolución, y que ahora salen del país, mueren en el barrio, en las calles o son presa de la desesperanza y el rencor de no ver perspectivas de futuro en su patria.

Cada quien puede hacerlo en su área de experticia, de conocimiento, en su experiencia propia en revolución. En mi caso, aunque desempeñé innumerables tareas y misiones de todo tipo, el mayor aporte ha sido, en el desarrollo y despliegue de nuestra Política Petrolera, y en la recuperación y fortalecimiento de nuestra Nueva PDVSA, la Roja Rojita.

En el sector petrolero tengo toda la información de lo que digo debidamente soportada, respaldada en documentos: puntos de cuenta, decisiones, instrucciones, por lo que puedo hablar y comentar con bastante autoridad, conferida por cierto por el mismo Comandante Chávez en las distintas responsabilidades y tareas asignadas y ganadas en el campo de batalla de los hechos concretos, durante doce años de trabajo a su lado, en una gestión y una política verdaderamente exitosa, que permitió sostener nuestro proceso de cambios, nuestra economía y garantías sociales, en permanente crecimiento por mas de doce años de bienestar para el pueblo, para todo el país.

Tengo todos los datos e información a buen resguardo, desde que tuve la premonición de que algo no andaba bien luego de la muerte del Comandante y de la manera como comenzó a conducirse el madurismo, de allí la precaución que tomé en resguardar información que, no sólo es estratégica para el Estado venezolano, sino que es el respaldo a mi gestión de mas de doce años al frente de este sector estratégico y una fuente muy importante de elementos para cuando llegue la hora de poner las cosas en su sitio, en la conciencia nacional.

Desde el inicio del primer período de este gobierno, a pesar de mis intentos de apoyar, contribuir, aportar como siempre lo hice al lado del Comandante, servir al Estado Venezolano, comencé a ser testigo de conductas y posiciones, cuando menos extrañas en el madurismo; comenzaba a desplegarse con fuerza, como si fuera parte de un plan, una estrategia de ir desplazando a los Chavistas, comenzó el ejercicio de una política con otros códigos, otra ética, extraña a la de Chávez; una gestión del gobierno marcada por la improvisación, la falta de rigurosidad, estudio y comprensión de los problemas y de las consecuencias que tendrían para el país la postergación de decisiones, sobre todo en el ámbito económico.

Fue sorprendente la cantidad de errores que, uno tras otro, se comenzaron a cometer en la conducción del país, siempre subestimándolos, o peor aún, sin importar mucho las consecuencias.

Me costó aceptar el hecho de que éste era otro gobierno, lejos de nuestros principios e ideas. En nombre de la disciplina y unidad, dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a tratar de que el madurismo hiciera bien las cosas, en la economía, la industria petrolera, el gobierno, etc. No fue posible. Autocríticamente debemos reconocer que se aprovecharon y, lo siguen haciendo, de la ingenuidad y honestidad del Chavismo, de todos nosotros; el madurismo es otra corriente política, reformista, autoritaria, una especie de populismo de derecha, que está dispuesto a hacer y a entregar lo que sea (como lo ha demostrado), para mantenerse en el poder.

Este error de apreciación del Chavismo, este errado cálculo político de sus dirigentes históricos, del PSUV, de los partidos de la revolución, le está costando muy caro al país, hemos sufrido una derrota estratégica en términos del socialismo y la revolución bolivariana (ojalá me equivoque) pagará un alto precio ante la historia, ante el pueblo.

De allí la imperiosa necesidad de abrir la discusión política, una correcta evaluación de lo que ha pasado e iniciar la recomposición del Chavismo, sin sectarismos, sin intereses de grupos que intermedien con los intereses generales del pueblo; se debe dar paso a una dirección revolucionaria, unitaria, que abra paso a un proceso de rectificación.

Hace bastante tiempo que Chávez le hubiese quitado a Maduro la conducción que él mismo le dió, el Presidente Chávez siempre revisaba sus propias decisiones, jamás impuso sus criterios u errores por sobre el interés del pueblo. Lo demostró muchas veces en las profundas autocríticas a su gestión que el mismo hacía frente al país.

Hombre en llamas…

Escribiendo estas reflexiones con la intención de hablar sobre la Faja Petrolífera del Orinoco y explicar al país la idea original, la motivación para haber asumido este proyecto como el proyecto bandera del gobierno del Presidente Chávez, mientras, al mismo tiempo hacia seguimiento a las noticias del país, recibo el anuncio de la decisión del presidente Maduro de liberar presos políticos “para contribuir a la paz en la Nación” y “cumplir con su palabra”.

No está claro dónde ni a qué cosa se comprometió el madurismo durante las conversaciones y pactos con la oposición. Nadie sabe de donde salió esta iniciativa, ni si forma parte de cualquier otro Plan, que, como siempre sucede en este gobierno, es secreto.

Yo he tenido familiares y compañeros prisioneros políticos en el San Carlos, La Pica y otras instalaciones militares durante los años duros de represión de la IV República, conocí compañeros que pasaron 12 años secuestrados, sin juicio, otros, muertos y desaparecidos. De manera que siempre he apreciado el valor de la libertad y despreciado el abuso del poder, los secuestros, los rehenes y crímenes políticos, la persecución de las ideas.

Mientras revisaba los detalles y vi las declaraciones, la cara de los voceros, me vino de inmediato a la mente la imagen espantosa de Orlando Figuera, el joven que fue asesinado de una manera salvaje por parecer Chavista, por su color, “El Hombre en Llamas”, imagen que debería ser, para siempre, una denuncia a la violencia, la intolerancia y el silencio cómplice, el relato de la madre que no podía entender por qué habían hecho algo así a su hijo.

Igualmente, no puedo olvidar el rostro de un hombre del pueblo, miembro del “Comité de Víctimas de la Guarimba”, padre de Elvis Durán, joven venezolano “degollado”, cuando tuvo la mala suerte de pasar por donde los violentos colocaron una “guaya” para asesinar Chavistas, tal como había indicado uno de los señores beneficiados por la gracia presidencial.

Los rostros, nombres, historias de los mas de 130 venezolanos y venezolanas asesinados, hijos de esta tierra, jóvenes la mayoría, unos involucrados en el conflicto, otros muchos transeúntes inocentes, en medio del caos y del festín de la violencia.

Muchos de los liberados ahora, están vinculados a estos episodios de violencia y al sector de la oposición. La mayoría estuvo retenida, sin juicio, de manera arbitraria, sin derecho a la defensa, sin el debido proceso. Un extremista que manda a degollar motorizados, y hace resistencia armada a su arresto, los jefes políticos que instigaron la violencia, el operador violento de la “guarimba”, el inocente y otros, todos salen en el mismo saco, igualados por la gracia presidencial.

Aunque, para dar apariencia de separación de Poderes, los voceros de la acción gubernamental son de la llamada “Comisión de la Verdad”, que hace lo que le ordena el madurismo, calla o habla a conveniencia, condena o perdona, es evidente que en Venezuela no está garantizado el Estado de Derecho, ni el debido proceso, ni el derecho a la defensa, ni un juicio justo.

El juicio es justo, en la medida en que sea justo para el implicado en la acción criminal, pero justo también para la víctima o víctimas de la acción criminal.

Por conveniencia política se cerró de un plumazo un episodio político terrible de mucha violencia e impunidad en el país, que costó la vida a tantos jóvenes, y donde se produjo todo tipo de actos criminales, de odio político: linchados, quemados, muertos con objetos lanzados de edificios, baleados por fuerzas paramilitares, por fuerzas del orden público. Todo quedará sin justicia, sin explicación, sin que se sepa la verdad, lo inútil de tantas muertes, los responsables.

Quiero elevar mi pensamiento y respeto a las familias de todos los venezolanos muertos, asesinados, sacrificados en nombre de la intolerancia, de la violencia política. Fueron utilizados para objetivos políticos que nadie conoce y que aparentemente se “zanjaron” en negociaciones secretas. Los muertos los puso el pueblo, del color que sea.

Mientras la medida favorece a presos políticos de la oposición, en aras de la “paz de la Nación”, cabría preguntarse si también serán favorecidos presos políticos del Chavismo, o Chavistas presos por motivaciones políticas, aunque estén acusados de supuesta “corrupción o conspiración”, que es la manera como el madurismo califica a los Chavistas que persigue por razones políticas.

¿Saldrán libres el Mayor General Rodríguez Torres, los compañeros Jesús Luongo, Nélida Izarra, Gladys Parada, Gustavo Cárdenas, Pedro León, Eulogio Del Pino y tantos, cientos de Chavistas, trabajadores secuestrados, sin juicio? ¿Saldrá libre el general Baduel? ¿Saldrán libres los oficiales, profesionales y tropa secuestrados, nadie sabe dónde, ni cuántos, ni por qué, señalados genéricamente de “conspiradores”?

Sólo espero que los chavistas e inocentes que están presos corran con la misma suerte que los presos opositores, que los señores banqueros. A esta altura de las cosas, no se sabe bien a quién le teme mas el madurismo, si a la oposición violenta o al Chavismo.

Nunca mas debe haber seres humanos sacrificados en el altar de la violencia, la intolerancia y los acuerdos políticos. Ojalá nuestra sociedad pueda recomponerse espiritualmente, sanar el alma, condición indispensable para la reconstrucción del país.

Rafael Ramírez envió un mensaje a las FANB

Abr 15, 2018 | Noticias

Etiquetas: fanb, Rafael Ramírez

Fuente: El Nacional

Rafael Rammírez, ex presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), se refirió este domingo a los funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana: cuestionó que no actúen ante la situación que atraviesa el país.

Crédito El Nacional

“No entiendo cómo los compañeros de armas de Chávez guardan silencio ante lo que sucede, sus compañeros de lucha desde la Academia, sus afectos, sus ministros. ¿Qué estarán esperando que suceda?”, dijo Ramírez.

Mediante una columna de opinión publicada en Aporrea, Ramírez explicó la situación que padecen los venezolanos y resaltó que los venezolanoas actualmente enfrenta una crisis que les evita satisfacer sus necesidades.

“Mientras nuestro pueblo, ese pueblo tan diverso, no solo el humilde, el que creyó, el joven, estudiante, profesional, artista, trabajador, campesino, todos, de manera más trágica unos que otros, todos la están pasando mal en el país, no ven salidas, no son felices, no pueden satisfacer sus necesidades materiales ni espirituales. Un desastre”, expresó.

Ramírez criticó los planes que realiza el gobierno de Maduro através del carnet de la patria. Los catalogó como”miseria espiritual” y puntualizó que se ignoran los problemas de los ciudadanos.

“Se estimula la traición, la deslealtad, todo se compra y se corrompe. Se crea una situación de miseria espiritual cuando ponen al pueblo del 13 de abril a pelear por una caja ‘CLAP’, por un carnet, en una cola por cualquier cosa. A nadie le importa qué está pasando en realidad, si el problema no es TT en Twitter, entonces no hay novedad”, dijo.

Lea el artículo en Aporrea

Rafael Ramírez llama “Judas” al madurismo por traicionar el legado de Chávez

POLÍTICA, PRINCIPALES

1 ABRIL, 2018 Autor: EFECTO COCUYO | @EFECTOCOCUYO

Rafael Ramírez, expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y ahora opositor al Gobierno de Nicolás Maduro, aseveró este Domingo de Resurrección que “el madurismo” en sus distintas caras se ha comportado como “Judas” al traicionar al pueblo venezolano y el legado del comandante Hugo Chávez.

En un artículo publicado en el portal Aporrea, Ramírez señaló que “se ha traicionado a los más humildes“, a quienes fueron llamados a las misiones, a los militantes del chavismo, a los soldados y oficiales de la patria, así como a los trabajadores de la industria petrolera.

“Este daño tan profundo a nuestro país, esta traición a Chávez, es responsabilidad de Maduro, pero tiene más caras, mas expresiones: el madurismo. Este grupo de oportunistas que, sin importarles nada, han apoyado, estimulado y promovido este inmenso fraude…”, continúa el también exministro de Energía y Petróleo.

Resaltó que quienes están actualmente en el poder han traicionado a los jóvenes “esos que tenían apenas años de nacidos cuando insurgió la Revolución Bolivariana“. Cuestionó que muchos de ellos están fuera del país, lejos de la patria, porque “no ven perspectivas de futuro a este desastre“.

Ramírez, a quien el Gobierno de Maduro acusa de desfalcar Pdvsa, indicó que “A Judas no le importan las leyes, ni la Constitución, ni las instituciones, ni el respeto a nada, ni siquiera al Comandante Chávez”, pero que “ya llegará el momento de ajustar las cosas”.

Lea el artículo completo aquí.

Walid Makled acusó a Rafael Ramírez de hacer envíos de droga hacia EE UU

  1. Home
  2. Política

El narcotraficante aseguró que el ex embajador de Venezuela ante la ONU logró sumar un capital de 20 millardos de dólares

Ramírez

Por EL NACIONAL WEB

23 DE MARZO DE 2018 01:27 PM | ACTUALIZADO EL 23 DE MARZO DE 2018 13:58 PM

Walid Makled, acusado de tráfico de drogas y legitimación de capitales, acusó a Rafael Ramírez, ex embajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), de estar involucrado en varios envíos de drogas hacia los Estados Unidos.

Aseguró que el cargamento era embarcado desde el Terminal de Almacenamiento y Embarque del Complejo José Antonio Anzoátegui (Taecjaa), ubicado en el Estado Anzoátegui, y era transportado debajo de un buque petrolero.

“Acuso formalmente a Rafael Ramírez, quien está involucrado en varios envíos de droga hacia los Estados Unidos. Dicha droga era embarcada desde el Terminal de Carga ubicado en el Complejo de José en el Estado Anzoátegui e iba debajo del buque petrolero”, explicó.

Destacó que esa forma de transportar la mercancía permitía que ésta no fuera detectada.

Agregó que Ramírez conformó un emporio gracias a actividades ilícitas como el contrabando de crudo sin reportar estadísticas reales, la realización de contratos millonarios y el alquiler de la plataforma marítima inoperativa (PetroSaudí) para la perforación en Costa Afuera y su pago en divisas.

Explicó que con estas actividades Ramírez logró sumar un capital de 20 millardos de dólares.

“Pido al departamento de justicia que sea capturado y puesto tras las rejas para que pague por todos sus delitos. Ofrezco mi testimonio ante las autoridades internacionales”, manifestó.

Ramírez acusa al presidente Maduro de querer destruir el Chavismo

Brindó su apoyo a Miguel Rodríguez Torres luego de su detención

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

El exministro de petróleo y exembajador ante la ONU, Rafael Ramírez,  se solidarizó este domingo con Miguel Rodríguez Torres tras su detención y cuestionó las razones que llevan al Gobierno del presidente Nicolás Maduro a perseguir a un grupo de “fieles” soldados chavistas.

Ramírez acusó al “Madurismo” de estar “festejando” con la extrema derecha por lo que “necesita acabar con el Chavismo para subsistir” mediante el uso de la violencia para “destruirlos”  y tener el camino libre para “poder obrar”.

Asimismo alertó que las condiciones económicas, sociales, políticas y militares están dadas para el “advenimiento del fascismo en el país”, rechazó al madurismo y aseguró “están sembrando el odio y la intolerancia.

Finalmente aseguró que el “Comandante Chávez no es responsable de este desastre” y responsabilizó a Nicolás Maduro como el responsable de toda la pugna y las situaciones críticas que se viven en Venezuela

A continuación texto completo publicado en el diario Panorama este domingo 18 de marzo de 2018:

“… la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por consiguiente, nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por tí.”

John Donne (Meditacion XVII 1624)

Hago referencia al título de una de las obras más hermosas de Ernest Hemingway, publicada en 1940, luego de su experiencia como miembro de las Brigadas Internacionales en su lucha contra el fascismo en la Guerra Civil Española, ambientada en 1937, en lo que sería la ofensiva Republicana en Segovia.

Nadie puede ser indiferente en lo que pasa a su alrededor, en su colectivo, del cual somos parte indivisible, cuando se afecta nuestro interés general como pueblo, algo de nosotros se desmorona, en nuestra pertenencia a un grupo humano y a nuestra propia existencia, por ello, el pensamiento de John Donne y la obra de Hemingway tienen una vigencia extraordinaria para nosotros

Lo que ha sucedido, con las detenciones del ex ministro Rodríguez Torres, el ex jefe de la Casa Militar y ex director del CECODENA General López Ramírez y otros oficiales del Ejército, de los “Centauros” de Chávez, así como, las órdenes de captura contra otros oficiales como Cliver Alcalá, deben llamarnos la atención de lo que está pasando en el seno de nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas.

No sé a ciencia cierta de qué se les acusa o qué cosa hicieron, o si realmente hicieron algo, en casos como el del ex ministro Rodríguez Torres, he tenido diferencias con algunas de sus posiciones, apariciones públicas y coincidencias con la derecha, pero, no puedo dejar de expresar mi solidaridad con él y el resto de los oficiales en estos momentos difíciles para ellos y sus familias.

No deja de molestarme la imagen de la detención de Rodríguez Torres, por efectivos del SEBIN, el mismo cuerpo de inteligencia que él creo y dirigió por tantos años junto al Comandante Chávez; no deja de preocuparme la suerte del General López Ramírez, amigo, y en el que reconozco la honestidad y la lealtad a Chávez, tantos años trabajando juntos, apoyando al Comandante en su trabajo; o la suerte de oficiales que, aunque no los conozco como personas, sí sé por su actuación, trayectoria y desempeño de su compromiso con la Patria, con la doctrina militar Bolivariana y con los valores que el Comandante Chávez sembró en la Academia Militar, cuna y custodio del pensamiento Bolivariano.

Entonces, ¿qué está pasando?, ¿quién los acusa?, ¿de qué se les acusa?, ¿quién lleva a un tribunal a los hombres o los muchachos de Chávez? Resulta que ahora este grupo de oficiales, todos provenientes del movimiento Bolivariano en el seno del Ejército, del 4 de febrero, del MBR 200, ahora, ¿resulta que son traidores?, ¿traidores a qué?, ¿quién lo dice? Nó, algo muy grave está pasando, como decía un amigo, lo más peligroso en política, es lo que no se ve a simple vista.

Por supuesto, esta nueva “razzia” viene antecedida y acompañada por la acción erosiva y destructora del “pranato” de la política, que ofende y sentencia como si fuese un tribunal inquisitorio y por los “twitter” de las redes sociales que controla el gobierno. En una fiesta, un aquelarre, donde festejan por igual el madurismo y la extrema derecha golpista. ¿Quién lo diría?

Pero lo que está cada vez más claro, a menos que alguien no lo quiera ver, es que el madurismo necesita acabar con el Chavismo para subsistir. Es como una “cosa” que capturó al Chavismo, se apropia de sus espacios con violencia, para luego destruirlos, vaciarlos de contenido, hacerlos indiferentes, dóciles, quitarles todas sus capacidades de reacción, apagar la llama sagrada en su seno, para ellos poder obrar, como están haciendo, en establecer un nuevo pacto de coexistencia con la misma derecha que combatió hasta la muerte, que nunca le dió tregua, al Comandante Chávez.

De las instituciones fundamentales, los soportes de la Patria que el Comandante nos legara, están PDVSA y la Fuerzas Armadas Bolivarianas. La primera garantiza nuestra soberanía económica, la segunda, nuestra soberanía territorial, integral.

Primero le tocó el turno a PDVSA, se persiguió, encarceló, desacreditó a la empresa como un todo, a mi persona como la cara visible de la gestión junto al Comandante Chávez, no les importó enlodar nuestro nombre y reputación, en una alianza con la extrema derecha guardaron silencio, mientras ella arremetía contra la gestión de Chávez-Ramírez, pasaron información tendenciosa y falsa a medios y agencias de inteligencia extranjeras, para estimular una agresión en mi contra en el exterior. Luego de que sacaron a todos los “ramiristas” de PDVSA, resulta que la propia gente que ellos pusieron a dirigir la empresa, terminó siendo un desastre. Así, fueron las decisiones del madurismo las que acabaron con la empresa. Acabaron con sus capacidades técnicas, la vaciaron de emoción, se impuso el miedo, la persecución, la mentira y la corrupción extendida para hacer cualquier cosa, desde grandes negocios hasta chapucerías de todo tipo.

La producción sigue en picada, el último reporte del país a la OPEP, comunicación directa, es decir, que no deriva de las fuentes secundarias, indica una producción de 1.5 millones de barriles día en febrero, la más baja de nuestra historia, con una caída de 183 mil barriles día desde el reporte de enero: un desastre. Ya no es el precio del petróleo, ya no es la corrupción (hay más de 80 presos, entre ellos, dos exministros, ex presidentes y juntas directivas nombradas por el Presidente), ya no es la conspiración, ahora está en manos del General Quevedo (cuidado mi General, no vayan ahora a acusarlo de traidor, si no recupera la producción -un millón en 6 meses fue la promesa-orden). La respuesta es dura de aceptar por el gobierno, porque es su fracaso, su mala gestión, sus malas decisiones, su incapacidad.

Ya no van a poder seguir echándole la “culpa” a Ramírez, porque allí están los números que no mienten, tampoco a Chávez con la infeliz frase de que “era muy fácil hacer revolución con un barril a 100”. Nó, la culpa del desastre en PDVSA es de Maduro, acabaron con la nave indestructible de Chávez, el portaviones, que pasó doce años bajo fuego enemigo, quebraron la férrea unidad y voluntad de los trabajadores petroleros, quienes hoy abandonan por miles la empresa, entre decepcionados y hastiados. ¿Cómo sucedió ésto?, son cosas del madurismo.

Ahora parece que le toca el turno a nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, en particular, al Ejército, cuna del Movimiento Bolivariano. Yo siempre he sido absolutamente respetuoso de nuestras Fuerzas Armadas, es algo que aprendí del Comandante Chávez y de mi formación política y cultural. Las armas son cosa seria y la institución que tiene constitucionalmente el monopolio de la defensa de la Patria, la soberanía y las garantías sociales, no sólo goza de todo mi respeto, sino de mi admiración.

Por supuesto, estoy hablando de la Fuerza Armada Bolivariana, imbuida de su Doctrina Militar Bolivariana, heredera de las glorias de nuestros Libertadores y del Padre de la Patria Simón Bolívar. ¡Me refiero a las Fuerzas Armadas populares, patriotas y Chavistas! La que constituye la garantía de la paz y de nuestra integridad como país.

Durante todo mi desempeño en altas responsabilidades del Estado y ahora como Político de civil, siempre he sido muy cuidadoso y respetuoso de las Fuerzas Armadas, sus códigos, su disciplina, sus promociones, su cultura, su manera de ver las cosas.

Definitivamente, la unión cívico-militar que logró el Comandante Chávez, es única y extraordinaria, porque confluyen y se complementan dos visiones de la sociedad en un sólo propósito de construir una Patria Soberana, donde la Soberanía reside en el Pueblo y las Armas de la República jamás volverán a levantarse en su contra, sólo lo harán, en defensa de sus garantías sociales, y de la Constitución.

Era entonces y sigo siendo muy cuidadoso a la hora de emitir cualquier opinión al respecto. Sólo trato de recordar cómo actuaba el Comandante Chávez, pues él personificaba en sí mismo el fenómeno de la unión cívico-militar, y aunque era el jefe de nuestra revolución y su líder político, jamás perdió su condición de soldado y de Comandante en Jefe, ejercicio que hizo siempre en absoluto apego al honor y a los códigos de conducta del mundo militar Bolivariano. Era un jefe que reconocía de qué proceso venían las Fuerzas Armadas, y sabía lo que tenía que hacer para que fuesen conscientes de su rol en este momento histórico, siempre al lado del pueblo.

Los enseñó a ser críticos y conscientes, subordinados al Estado, a los Poderes civiles, pero a la vez vigilantes y garantes de que no existiesen poderes fácticos ni extranjeros que estuviesen por encima de los intereses del pueblo, de la Constitución, conscientes de que nunca más serían subordinados a la oligarquía, ni a ningún otro grupo de intereses mezquinos. Así entiendo yo, la misión dada por el Comandante a sus Fuerzas Armadas Bolivarianas.

Siempre me indicaba que ayudara a las Fuerzas Armadas, a mejorar sus capacidades de combate y defensa, así lo hicimos y lo hicimos de una manera que significó un cambio estratégico y un extraordinario disuasivo a los enemigos de la Patria. Fue un avance estratégico de nuestras Fuerzas Armadas, bajo la conducción del Comandante Chávez.

Pero además de los grandes proyectos, bases aéreas, equipamientos, entrenamiento, infraestructura, siempre estaba preocupado del oficial, del soldado, de la familia militar, sus condiciones de vida, su dignidad de soldado del pueblo, su vestimenta, alimentación, su educación, conocimiento, su relación con los grandes temas del país, con los problemas del pueblo, con la conducción del Estado.

De manera tal que, como Chavista y venezolano, me preocupo mucho cuando veo actos o situaciones que afecten la moral o el prestigio de nuestros oficiales o soldados. Verlos degradados, o hechos presos, o perseguidos u ofendidos en “twitter”, es algo que me resulta chocante. Cuando veo civiles que, estando en las máximas instancias del poder, hacen una parodia de lo que son los códigos militares, la vestimenta, los símbolos, cuando se usa a nuestros militares para el ejercicio de la política con “p” minúscula, cuando el “pranato” ofende a nuestros oficiales, su honor, entonces veo que se traspasa un límite que no deja de preocuparme y a la vez, de molestarme.

Que se arremeta contra los oficiales de Chávez, los del 4 de febrero, los del Movimiento Bolivariano, los de su Academia, es algo que está mal, a lo que hay que prestarle atención. Más aún cuando sabemos que estamos amenazados por potencias extranjeras, que vén a un país debilitado por el caos creado por la incapacidad de este gobierno, que ha abierto todos los flancos y minimizado todas las capacidades y los pilares de nuestra Revolución y de la Patria.

Estas situaciones son aún más graves cunado ocurren en medio de una de las peores crisis económicas de las que se tenga noticias a nivel mundial, con una espiral de la mega inflación que estrangula a nuestros ciudadanos, expropia su trabajo; una caída por tercer año consecutivo del Producto Interno Bruto, lo cual indica un desmantelamiento o paralización de nuestras capacidades productivas; un sistema cambiario que se mantiene, absurdamente, con la intención declarada de controlar algo que es incapaz de controlar: la cotización del paralelo, las propias subastas del “Dicom” indican una paridad de 54.000 bolívares por dólar, ¡una mega devaluación!, mientras el paralelo sigue por arriba de los 200.000 bolívares por dólar. Cuando nosotros le propusimos al Presidente levantar el control de cambio en el 2014, e ir a un cambio único, propusimos 25 bolívares por dólar como tasa de equilibrio, no lo aceptaron y ahora tenemos esta situación ¡completamente fuera de control!

El costo de las malas decisiones del Presidente, de su inacción, parálisis o desconocimiento frente a la conducción de la economía, su incapacidad para manejar este tema, la de sus “asesores” (que nadie sabe de dónde diablos salieron, ni por qué tienen tanto poder), de sus equipos de incompetentes, pero fieles al madurismo, el costo de todo ésto lo está pagando nuestro pueblo, el pueblo de Chávez, ahora comiendo de la basura, desesperado por obtener medicinas, alimentos, por salir del país a hacer cualquier cosa.

Pareciera que el madurismo no vé, no quiere ver, la realidad en la calle, los números, indicadores, los miles de venezolanos cruzando nuestras fronteras como sea, la extorsión de las mafias en manos de las que caen nuestros ciudadanos que tratan de salir del país, sus sufrimientos. No vé la corrupción extendida en todo el país, las conductas anti sociales que genera la crisis económica y social, el “sálvese quien pueda”, las salidas individuales, lo que sufren nuestros muchachos en el exterior, explotados, maltratados, haciendo lo que sea, en vez de estar en Venezuela. ¡Qué fracaso! En vez de evitar que se vayan y hacer lo que sea para no seguir perdiendo médicos, ingenieros, oficiales, mecánicos, jóvenes, lo que hace el “pranato”, es ofenderlos.

Están creando las condiciones políticas, espirituales para el advenimiento del fascismo en el país. Están sembrando odio, intolerancia, la conducción del madurismo es la única responsable de esta situación. Quiero que lo digamos bien alto: El Comandante Chávez no es responsable de este desastre. Cuando nos pidió que apoyáramos a Maduro, como lo hicimos para las elecciones, no pensaba que moriría, pensaba que estaría allí, conduciendo la batalla, pero no podría estar en el ejercicio de la Presidencia por su condición de salud, que, en aquel 8 de diciembre de 2012, era sólo una hipótesis.

Así interpreté siempre ese mensaje del Comandante, no que fuese un cheque en blanco para que se impusiera en el país el madurismo, se desmantelaran los equipos de gobierno de la Revolución, los programas sociales se convirtieran en un mar de improvisación, sólo para tener el control de todo, que PDVSA fuese perseguida o destruída, que los oficiales de las Fuerzas Armadas Bolivarianas o del 4 de febrero fuesen encarcelados o perseguidos.

No fue para que se desataran, en medio de la improvisación y la prevalencia de los grupos económicos que sostienen al madurismo, los mecanismos más salvajes del capitalismo: la mega inflación, la mega devaluación, la destrucción del aparato productivo, la aniquilación de la producción petrolera. No quería el Comandante que se destruyera a PDVSA, para luego abrir las puertas al regreso de las transnacionales petroleras sin el control mayoritario de PDVSA, no querría Chávez el retorno de la Exxon Mobil y el regreso de la Apertura Petrolera.

No fue un cheque en blanco para dejar de lado al PSUV y crear otro partido, con otros colores, donde Chávez no aparece por ningún lado, para cambiar el Plan de la Patria, para derogar la Constitución de 1999 (votada por todos los venezolanos), para dejar de lado al socialismo, para crear una situación de miedo y persecución en el país, donde todo está grabado, perseguido, donde a los funcionarios que caen en desgracia, los exponen al escarnio público, esposados, todo transmitido por VTV, como si fuesen delincuentes, los ván a buscar a sus sitios de trabajo, a sus hogares, a cualquier hora,  y se los llevan presos encapuchados, sin derecho a la defensa, al debido proceso.

No querría Chávez que salieran sus Ministros, nunca lo dijo y menos que trajeran al gobierno a todos aquellos que él puso a un lado. No querría Chávez que los jóvenes, los niños que él abrazó y protegió, los de las escuelas y liceos bolivarianos, los de las universidades y los profesionales, terminan  haciendo cualquier cosa en el exterior, maltratados por las oligarquías de esos países que siempre nos ha odiado, sólo porque el madurismo convirtió al país en una pesadilla.

La respuesta es el autoritarismo desatado, desbocado, se ha producido un envilecimiento de la dirección del madurismo, pareciera no importarles nada, están “sobrados”, todo es un chiste, una improvisación, un baile, una trampa, una mentira, un anuncio fallido tras otro, mientras se persigue chavistas utilizando un triste personaje ansioso por la notoriedad, se estrechan las manos de los enemigos del Comandante Chávez, se impone la candidatura de Maduro a la reelección sin importar el pésimo gobierno que ha hecho y el rechazo de cerca del 80% de la población. Se decide quién vá a las elecciones o nó, qué partidos pueden participar o nó, quién vá preso y quién puede ser candidato, se juega al caos, porque allí los pranes tienen notoriedad, ventaja.

Durante la “Cosiata”, se llamó “Morrocoyes” al grupo de aduladores de Páez y operadores de la persecución del Libertador, la traición a su legado. Los Bolivarianos fueron perseguidos, desplazados, la nueva República  sólo pudo mantener su independencia, pero, el pensamiento Bolivariano, quedó sepultado por más de cien años. El país quedó sumido en un largo período de inestabilidad, atraso y pobreza para el Pueblo, hasta que, por la abundancia de sus recursos y la debilidad del país, el imperialismo y sus transnacionales petroleras hundieron sus garras, saquearon nuestros recursos y truncaron las posibilidades de un modelo de desarrollo propio. Ojalá no se repita la historia.

Me encontré un joven venezolano, de esos que hay por miles fuera del país, ingeniero, atendiendo en una venta de comida. Luego del impacto inicial y de controlar los impulsos de la rabia, se impuso en el joven el carácter del verdadero gentilicio del venezolano, muchachos sanos, trabajadores, buena gente, honesto. Hizo muchas preguntas, todas validas, los jóvenes que se han ido, tienen muchas preguntas y reclamos a la dirigencia política, de cualquier signo. Ellos tienen razón, son los vulnerables, se sienten estafados, son los que deberían estar trabajando y viviendo en nuestro hermoso país. Yo le insistí en que hicimos cosas buenas, muchas y que este desastre no era culpa de Chávez. Él, lamentablemente de forma incorrecta, hace una relación directa entre el gobierno de Maduro y el Legado de Chávez.  Al final, hicimos votos porque saliéramos bien de todo ésto, nos dimos las manos. Como muchos jóvenes en el exterior, quieren volver al país, yo lucharé para que lo hagan.

Los líderes históricos del Chavismo tenemos mucho que hacer, estemos donde sea, perseguidos, presos, en el gobierno, gobernaciones, en su propio desierto, en el silencio, en el miedo, bajo las piedras, desplazados, vilipendiados, exiliados. Tenemos que trabajar unidos para recomponer las fuerzas, reconquistar nuestros espacios, los espacios del Pueblo, de Chávez. Así como vamos, cualquier cosa distinta al futuro de país por lo que tanto luchamos, puede pasar, enfrentamos situaciones complejas, enemigos poderosos, el autoritarismo y los extravíos del poder.

Hay que desbaratar el nuevo pacto que el madurismo ha hecho de espaldas al pueblo, no podemos seguir presenciando cómo nuestro pueblo se hunde en la miseria y desesperanza. Compatriota, tú que me lees, le hablo al dirigente popular, al dirigente político, al joven, desde cualquier sitio que te encuentres, no puedes seguir pensando que no tiene que ver contigo, no puedes pensar desde el silencio del cálculo político, que esta situación no te afectará algún día, no puedes presenciar impávido como nuestra obra colectiva, el legado de Chávez, por lo que tantos han dado su vida, se pierda en un intento vano de mantener el poder a costa de lo que sea, “… nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por tí.” Con Chávez siempre ¡Venceremos!

Fiscales de EEUU tienen en la mira a Rafael Ramírez por haber aceptado supuestos sobornos

El círculo de allegados del “zar del petróleo” es objeto de acusaciones en terrorio estadounidense por blanqueo de capitales

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />

Fiscales estadounidenses creen que Rafael Ramírez expresidente de Pdvsa y exembajador de Venezuela ante la ONU, recibió sobornos como parte de una red multimillonaria de corrupción en la estatal petrolera venezolana, así lo señaló un funcionario estadounidense que está al tanto de la investigación.

Ramírez denominado como “el zar del petróleo”,  uno de los funcionarios más poderosos en durante la presidencia de Hugo Chávez y en parte de la gestión del presidente Nicolás Maduro, hasta que renunció al cargo de embajador de la ONU en diciembre, fue nombrado como beneficiario de un soborno, aunque no fue señalado en la acusacióncontra cinco altos funcionarios que tuvo lugar este lunes en Houston Texas.

Contenido relacionado: ¿Quiénes son los cinco ex funcionarios venezolanos acusados por EE.UU.?

Los fiscales de Houston indicaron que dos de los individuos inculpados dijeron a los empresarios que los pagos de sobornos que hicieron fue a cambio de pagos rápidos y los contratos con Pdvsa, que su vez serían compartido con un alto funcionario, identificado en la ley de porción como “Oficial B”. El político que no fue nombrado es Rafael Ramírez según comentó un funcionario de EEUU a The Associated Press.

Le puede interesar: Rafael Ramírez: Es una persecución política


Círculo de Rafael Ramírez es investigado


Cabe acotar que en 2016 las Asamblea Nacional de mayoría opositora en Venezuela denunció que 11.000 millones de dólares desaparecieron de Pdvsa entre los años 2004 y 2014 cuando Ramírez presidía la estatal petrolera, por lo que el Departamento del Tesoro de EEUU acusó a un banco en Andorra de lavar unos 2.000 millones de dólares robados de Pdvsa.

Cabe acotar que Ramírez luego de renunciar al cargo de embajador de la ONU salió de Estados Unidos hacia un lugar desconocido, y no respondió de forma inmediata para conocer su versión sobre los recientes señalamientos en su contra.

Mientras los fiscales de Estados Unidos y en Venezuela, cada vez se van acercando al círculo de Ramírez y sus allegados, incluso entre los funcionarios acusados está el ex director de seguridad corporativa de Pdvsa, Rafael Reiter que con frecuencia aparecía con Ramírez en público, igualmente el ex viceministro de Energía, Nervis Villalobos quien en varias oportunidades fungió como director interino de Pdvsa cuando Ramírez hacía viajes oficiales en el extranjero. Ambos fueron detenidos en España en octubre, bajo órdenes de arresto aguardan su extradición junto a Luis Calderón León un tercer ex funcionario.

Además a esta “trama de corrupción” como la ha denominado el fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab se anexa que Ramírez es objeto de investigación en su país, por embolsarse presuntamente un porcentaje del monto total de los contratos petroleros que fueron planificados por algunos de sus socios incluido su primo Diego Salazarquien fue arrestado en diciembre.

Le puede interesar:  Cacería roja: Rafael Ramírez, el hombre que puede dividir el chavismo

Ramírez el señalado incluso por el presidente de Venezuela Nicolás Maduro de “arruinar” la industria petrolera venezolana y traicionar los ideales de Hugo Chávez.

Rafael Ramírez: “Los resultados de las presidenciales convocadas por la ANC ya están decididas”

By biendateao

febrero 4, 2018

COMPARTIR

Facebook

Twitter

Para el ex presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, los resultados de las próximas elecciones “ya están decididas”, acto que, a su juicio, selló la reelección del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

“El Presidente (Nicolás Maduro) es ‘aclamado’ para ser el candidato a la reelección en las próximas elecciones, que ya están decididas; donde participará la oposición o parte de ella, independientemente de los acuerdos en República Dominicana, ya el pacto está hecho. Es un nuevo pacto, hecho a espaldas de la mayoría del Chavismo y del país”, sostuvo Ramírez en su columna dominical publicada en el diario Panorama.

El ex ministro indicó que “los pactos” que realizaron en República Dominicana es una traición para el chavismo, tolda por la que milita, y podría significar el fin del movimiento.

“A veces, me da dolor, ver a compañeros honestos jurando que jamás habrá otra traición al pueblo, que no habrá más pactos, sin darse cuenta que, con acción u omisión, se van deslizando inexorablemente a un nuevo pacto, que sólo sus instigadores y promotores saben de su alcance. Yo creo que es un grave error. Significará el fin del Chavismo. No se discutió nada, se le falta el respeto a todo el Chavismo“, añadió.

En este sentido, Ramírez criticó la relección de Maduro en las presidenciales, “sin pensar” que la crisis económica que viven los venezolanos es, a su juicio, consecuencia de la mala administración del Gobierno.

“El Presidente nos ha conducido a la peor crisis de nuestra historia, en nombre de nuestro Comandante se ha ‘desgobernado’ al país, se le ha impuesto a nuestro pueblo un paquete neoliberal salvaje, en una mezcla de incapacidad, improvisación y falta de ética para el ejercicio de la política, del poder”, concluyó.

Nicolás Maduro pidió el sábado al Poder Electoral y a la oficialista Asamblea Constituyente anunciar “a más tardar” el próximo lunes la fecha de las elecciones presidenciales.

“Insto a la Asamblea Nacional Constituyente y al poder electoral a más tardar, ojalá el lunes, se anuncie la fecha de las elecciones”, dijo Maduro.

Rafael Ramírez: “El petro no es una criptomoneda”

Para el ex presidente de Pdvsa, el petro no es más que la emisión de nueva deuda para la República.”Nuestra Constitución reserva el petróleo como propiedad del Estado venezolano y no puede ser embargable ni colocarlo en garantía de ningún tipo”

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />FacebookTwitterWhatsAppGoogle+LinkedInCorreo

Elizabeth Ostos | Distrito Capital | El Pitazo

enero 14, 2018 11:22 pm

Ramírez fustiga la gestión económica de Maduro| Foto: Archivo

El exministro de Petróleo y Minería y ex presidente de Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez, se suma a las críticas que analistas de mercado y varios profesionales han hecho contra la criptomoneda petro que lanzó al mercado el presidente de la República, Nicolás Maduro. En su artículo de este domingo en el portal aporrea.org sentenció: “el petro no es una criptomoneda, es sencillamente una especie de bono, donde se coloca de garantía nuestras reservas petroleras. Alertamos que es inconstitucional e ilegal”.

En su extenso texto, en donde hace comentarios de la coyuntura política y económica del país, Ramírez expresó que “nuestra Constitución reserva el petróleo como propiedad del Estado venezolano, es del dominio público y por tanto, inalienable e inejecutable, no puede ser embargable, ni colocada en garantía de ningún tipo. La manera de explotar y desarrollar las reservas de petróleo están definidas claramente en la Ley Orgánica de Hidrocarburos, donde el Estado recibe una regalía en su carácter de propietario, impuestos por ser soberano y una participación mayoritaria en su explotación”.

Lee también: Alertan que venta de petros puede excluir a personas naturales y jurídicas

También criticó al superintendente de las criptomonedas, Carlos Vargas, aun cuando no lo mencionó expresamente. Dijo que “quien dirige esta operación (del lanzamiento del petro) era un militante o dirigente de la extrema derecha. Eso que quiere decir, además de que el gobierno tiene nuevos “amigos”, indica claramente que éstas no son políticas, ni tiene objetivos revolucionarios, menos aún socialistas”.

El también exembajador de Venezuela en la ONU sostuvo, en otro orden de ideas, que durante su gestión en Pdvsa “se acabó con la política de descuento en el petróleo a los Estados Unidos (…) no aceptamos descuentos a Nynas en Europa y yo como ministro me opuse a los descuentos que pedía Petrobras para la “Abreu e Lima” o Cnpc (empresa perolera estatal china) para nuestra refinería en China. Ahora, si alguien vendió por debajo de estos precios, o más bajo que el mercado, entonces debes abrir una investigación en Comercio y Suministro de Pdvsa, en esa vicepresidencia pudieses encontrar problemas, era su función”, señaló

Sobre la gestión económica de Maduro, Ramírez dijo que “esto se parece más a los efectos de un paquetazo neoliberal que a un gobierno socialista”.

Finalmente, opinó que “hay que superar el miedo, el silencio, el caos, porque entre ellos, sucumbe nuestra revolución, nuestro país. No quiero que ésto suceda, me molesta tanta ceguera, tanta prepotencia, tanta improvisación. No lo podemos dejar a su suerte, ha costado mucho. Conocí a un gran presidente, tuve un gran jefe, un gran amigo, nuestro querido comandante Chávez, he sido testigo de excepción de su obra y como tal, estoy convencido de la justeza de sus acciones y del socialismo, le debo lealtad en el pensamiento y la acción”.