Etiqueta: TareckElAissami

¡ENTÉRESE! Los lujosos y costosísimos bienes que le habrían decomisado a El Aissami en el “imperio”

Pese a negarlo en reiteradas oportunidades, un informe realizado por la organización no gubernamental Freedom House, con sede en Washington DC (EEUU), reveló que al vicepresidente Ejecutivo, Tareck El Aissami, le han sido decomisados lujosas y costosas propiedades bienes en Estados Unidos.

En un trabajo publicado por la periodista Maibort Petit, destaca que el Departamento del Tesoro de EEUU reveló que había decomisado bienes y empresa con operaciones y bienes por varios centenares de millones de dólares tanto en territorio norteamericano y en otros países pertenecientes a funcionarios del Gobierno chavista entre los que se encuentran El Aissami, sancionado por el referido departamento.

El Aissami le fueron confiscadas al menos cinco corporaciones registradas en la Florida propiedad del presunto socio Samark López, también sancionado por el Departamento del Tesoro. Tres de esas compañías eran propietarias de tres condominios de lujo en Miami, mientras que otra era la propietaria de un avión Gulfstream valorado en $9 millones.

Los condominos confiscados, ubicados en la avenida Brickell, tenían un valor de $1.5 millones, $1.7 millones y $3.4 millones respectivamente. También le fue confiscado un yate de lujo valorado en $16 millones. Adicionalmente, fue confiscada una mansión de nueve habitaciones y nueve baños, en el exclusivo sector de Gables Estates, en el sureste de Miami, por un valor de $16.5 millones .

A nivel internacional, el decomiso y congelamiento de propiedades, empresas y cuentas bancarias relacionadas a El Aissami podrían llegar a $3 billones, según estimaciones del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dice el informe de FH.

Con información de Venezuela Al Día

Anuncios

VEPPEX PIDE A LOS EEUU OFREZCA RECOMPENSAS POR VENEZOLANOS LIGADOS AL NARCO

martes, agosto 29, 2017

Fuente: Infórmate.Com Mexico

La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), con sede en Miami, pidió hoy al Director de Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos, Michael Rogers, colocar recompensas sobre funcionarios vínculados a delitos de narcotráfico y apoyo al terriorismo.

En una carta a Rogers, Veppex senaló que “el narco régimen” que impera en Venezuela y que la ha convertido “en un estado fallido” amenaza la estabilidad de la región y la seguridad nacional de Estados Unidos.

Veppex alertó que el Gobierno de Venezuela “tiene una gran cantidad de funcionarios que aprovechan la protección que les brinda los cargos con los cuales son designados por la tiranía de –el presidente- Nicolás Maduro para tener inmunidad y desplazarse por el mundo a pesar de las graves acusaciones y juicios que pesan en su contra”.

“Nicolás Maduro está utilizando los cargos diplomáticos y altas posiciones dentro del alto gobierno para proteger á terroristas y narcotraficantes solicitados internacionalmente y de allí la naturaleza de la petición”, advirtió la organización de exiliados.

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha endurecido sus sanciones contra individuos del Gobierno de Maduro, incluido el propio mandatario venezolano.

Desde el gobierno de Barack Obama se adoptaron sanciones contra personas o empresas vinculadas al gobierno de Caracas, acusadas de operaciones de narcotráfico o de lavado de dinero,.

Ahora el presidente Trump ha reforzado ese tipo de medidas, sancionando a varios de los más altos jerarcas venezolanos, entre ellos el al vicepresidente Tareck El Aissami, a quien acusa de estar vinculado al narcotráfico.

Etiquetas: Donald Trump, Estado Fallido, narcoestado, NSA, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 7:19 p.m.

Investigación: El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI

jueves, agosto 24, 2017

Fuente: Factormm

Es un triángulo que comenzó a gestarse hacia 2008. Se trata del entramado de terrorismo, narcotráfico y territorialidad que fue pactado entre Hugo Chávez, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el grupo terrorista islámico Hezbollah. Ese acuerdo recibió su impulso definitivo aquel año, cuando los regímenes de Venezuela y de Irán estrecharon sus lazos definitivamente. Eran tiempos del caudillo bolivariano y del presidente Mahmoud Ahmadinejad. El pacto, desde luego, fue continuado por Nicolás Maduro al pie de la letra.

Las FARC, el grupo insurgente más antiguo de América Latina, son catalogadas por la Unión Europea y los Estados Unidos como un grupo terrorista con una amplia actividad narco en la región. Su penetración comienza en México y se extiende hasta el sur, en la Argentina. Los lazos que tejió a lo largo de las últimas décadas les proporcionaron los mejores contactos con los capos de los cárteles de la droga más sangrientos. Entre ellos, figura el de Sinaloa. Estos vínculos no cesan, pese a que desde hace dos años las FARC dicen estar impulsando el diálogo de paz con el gobierno constitucional de Colombia.

Dentro de las actividades ilegales de FARC, se halla el de lavado de dinero proveniente del narcotráfico y de los secuestros extorsivos. Y es el tráfico de drogas lo que más interesó a Hezbollah como fuente de ingreso y de financiamiento para sus actividades terroristas tanto en la región como en Medio Oriente y Europa. Pero, ¿cómo ingresar a ese negocio estando tan lejos? La respuesta llegó de la mano de un caudillo que irrumpió hacia finales de los 90 en el mapa territorial latinoamericano: Chávez. Fue el extinto coronel quien facilitó y unió los lazos que antes estaban desatados.

Con su capacidad logística y una permeabilidad fronteriza “ideal”, Chávez comenzó a intimar con las FARC para ampliar el tentador “mercado”. Aviones cargados de cocaína volaban por sobre el océano Atlántico con destino a África Occidental -donde los controles son tan permisivos como en Caracas– para tener como destino final Europa, donde lugartenientes de Hezbollah se encargaban de su comercialización. Los beneficios se repartían en proporciones iguales entre las partes. Un negocio redondo. Y blindado.

El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI

Para lograr que ese mecanismo permitiera el flujo continuo de narcóticos y dinero, el régimen bolivariano disponía de tres hombres clave, de extrema confianza de Chávez y luego de Maduro: Hugo Carvajal, Henry Rangel Silva y Ramón Rodríguez Chacin. El primero de ellos se desempeñaba como cabeza de la Dirección de Inteligencia Militar Venezolana (DIM) y fue detenido el 24 de julio de 2014 en Aruba. Los cargos que se le imputaron estaban en sintonía con su actividad oculta: tráfico de drogas. Sin embargo, pese al pedido de extradición que pesaba sobre él, no fue enviado a los Estados Unidos para ser juzgado. Holanda impidió el proceso y Carvajal fue recibido como un héroe en su vuelta a Caracas. Maduro, entre otros tantos, respiró aliviado.

Rangel Silva fue también uno de quienes se relajaron por el regreso de Carvajal a tierras caribeñas. Gobernador del estado de Trujillo, este militar íntimo de Chávez también tuvo relación con la inteligencia de su país. Fue un nexo fluido con los terroristas de las FARC. Una investigación del diario norteamericano The New York Times lo señaló como quien facilitaba el armamento a insurgentes colombianos en territorio venezolano. Y les proveía documentación clave: cédulas de identidad falsas para eludir la Justicia de ambos países.

Rodríguez Chacín, en tanto, otro militar que compartió con Chávez el intento de golpe de Estado de 1992, es una pieza clave en el entramado que involucra narcotráfico y terrorismo. Capitán de navío de carrera, este “filósofo”, como se hace llamar, es actualmente el gobernador del estado de Guárico.

Pese a sus diferentes perfiles, los tres comparten cosas en común. Están señalados como los encubridores que permiten -aún hoy- el accionar libre de FARC en territorio venezolano con drogas y armas. Carvajal y Rangel Silva fueron acusados de facilitar a la banda narcoterrorista la logística necesaria para poder traficar la mercancía. Rodríguez Chacín, por su parte, era “el contacto” para conseguir el armamento para desestabilizar al gobierno democrático de Colombia.

También PDVSA fue parte del entramado que posibilitó negociados multimillonarios entre Venezuela, FARC y Hezbollah

El enlace de Hezbollah con el chavismo y las FARC es bien conocido por el FBI. Y es uno de los hombres más buscados en el planeta. Se trata de Ghazi Nasr al Din, libanés nacionalizado venezolano, que ingresó en ese listado de la oficina de investigación federal norteamericana en enero último. Cercano colaborador del gobernador del estado de Aragua, Tarek El Aissami, Al Din nació en Beirut el 13 de diciembre de 1962. Es el responsable de reunir el dinero en diferentes centros islámicos chiítas de América Latina y lograr que llegue al tesoro del grupo terrorista.

En Caracas Al Din fundó uno de estos “centros culturales”. Miembros de la comunidad se acercan y contribuyen económicamente, sin saber quizás que su ayuda monetaria viaja a Beirut para solventar las actividades ilegales de Hezbollah. Una gran parte de ese dinero se destina a reclutar jóvenes libaneses que mueren en Siria defendiendo al régimen del brutal Bashar al Assad. El otro nexo y responsable operativo en la región es Fawzi Kan’an, cuya sede también está en Venezuela. Este miembro del grupo chiíta se reúne regularmente con los más altos comandantes de Hezbollah para coordinar acciones y financiamiento.

Pero no sólo generales utilizó el régimen chavista para coordinar las acciones ilegales con Hezbollah (Irán) y las FARC. También PDVSA fue parte del entramado que posibilitó negociados multimillonarios durante años. La compañía estatal petrolera fue clave para comprar voluntades y silencios a lo largo de la región.Pero sobre todo para movilizar y lavar cientos de millones de dólares durante la administración de Chávez y Maduro.
Etiquetas: Cartel de Sinaloa, FARC, Hezbollah, irán, islamista, lavado de dinero, narcotrafico, Tareck Zaidan El Aissami Maddah, terrorismo

posted by Aserne Venezuela @ 6:38 a.m.

AUDIO Irán, Siria y Rusia; las peligrosas fuerzas detrás de Maduro

miércoles, agosto 23, 2017

POR: VANESA VALLEJO

@VANESAVALLEJO3

Fuente: PanAmPost

La situación en Venezuela es cada vez peor y la incertidumbre alrededor de lo que pueda suceder va en escalada. Para quienes seguimos con ansias lo que sucede en el país suramericano que sufre la tiranía castrochavista de Nicolás Maduro las dudas son muchas sobre diferentes temas.

Una de las preguntas que por estos días nos hacemos es ¿qué tan serias son las declaraciones de Donald Trump sobre una posible intervención militar en Venezuela? Pero, además, si fuera cierto que se está considerando, ¿qué tipo de intervención sería?.

De otro lado, está el caso de la fiscal Luisa Ortega ¿Qué tanta información está dispuesta a revelar? ¿Aceptará la petición hecha por los Estados Unidos para darle protección a cambio de información? Incluso nuestro invitado de hoy plantea la posibilidad de que este sea un caso de “contrainteligencia”, después de todo Ortega es una chavista de las duras.

Finalmente, ¿qué tan preocupante es la relación de el vicepresidente Tareck El Aissami con grupos como Hezbolá? En nuestro podcast de hoy hablamos de los hombres detrás del poder en Venezuela. Las relaciones de China, Siria, Irán y Corea del Norte con Venezuela no son poca cosa y tienen graves implicaciones.

Nuestro invitado de hoy es Joseph Humire, experto en seguridad y director del Centro para una Sociedad Libre y Segura. Con él estaremos hablando de muchas de las dudas al respecto de la situación en Venezuela.

Irán, Siria y Rusia; las peligrosas fuerzas detrás de Maduro

Etiquetas: Donald Trump, Hezbollah, Luisa Ortega Díaz, Nicolás Maduro, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 6:43 p.m.

EL PELIGROSO TARECK EL-AISSAMI

jueves, agosto 17, 2017

Por María Celsa Rodríguez *

Fuente: El Debate

Tareck El Aissami

No es novedad que hay una presión externa por parte de grupos árabes cercanos al gobierno venezolano para que su vicepresidente Tareck El-Aissami, ocupe el lugar de Nicolás Maduro. Un personaje que esta involucrado con el narcotrafico y el fundamentalismo islámico y vinculado con el cártel de Los Zetas

Detrás de esto se dice que esta el Hezbollah e Isis.

Mientras el gobierno de los Estados Unidos sostiene que Tareck ayudó a que cargamentos de narcóticos salieran con facilidad desde Venezuela, ya que se encargaba de controlar los aviones, sus rutas y los puertos por la que tenía salida la droga. Asimismo se lo vincula con el narcotraficante que fue un asesor financiero de las FARC de origen salvadoreño, José Luis Meriño, que se encargaba de blanquear el dinero que provenía de la droga, de la venta de armas y del contrabando de minerales y combustibles.

Por su parte Joseph Humire que es el Director del Centro para una Sociedad Libre y Segura, acusó directamente a Tareck de manejar una organización criminal ligada con el gobierno venezolano y con conexiones con el narcotráfico y el terrorismo.

En 2010 cuando fue detenido en Colombia Walid Maklad, un famoso traficante de drogas y armas dijo que trabajaba para el hermano de El-Aissami pero que detrás estaba el gobierno venezolano y todo lo manejaba él y que había vínculos con las FARC, el contrabando de petróleo y de drogas.

Pero lo que mas nos debe preocupar es lo que afirmó el Director de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, Mike Pompeo que “Los cubanos, los rusos, Irán y Hezbollah están en Venezuela”, representando esto un riesgo para la paz y la seguridad, no solo de los países vecinos, sino de Latinoamérica y de los Estados Unidos.

Se sabe que se cuenta con un importante numero de personas que pertenecen a la organización chií Hezbolá, donde la fortaleza financiera y sus implicancias política en el gobierno, incluyen el lavado de dinero, el tráfico de personas y de armas, y que por otro lado, esto también esta financiando las actividades terroristas en el Líbano y en las zonas caliente del cercano oriente.

Si Tarek El Aissami ocupa el lugar de Maduro, siendo un hombre que maneja la defensa y la seguridad nacional y contando con el apoyo del G2 cubano, los grupos aun activos de las Farc, y los grupos terrorista islámicos, como el Hezbollah e Isis, Venezuela se convertirá en algo mas que peligroso en medio de Latinoamérica.

* Directora de Relaciones Publicas | Hispanic American Center for Economic Research | HACER – Washington DC | http://www.Hacer.org

Etiquetas: Cartel de los Zetas, CIA, contrabando, Daesh, FARC, G2 cubano, Hezbollah, ISIS, Islamismo, José Luis Merino, lavado de dinero, Tareck Zaidan El Aissami Maddah, Tráfico de Armas, tráfico personas, Walid Makled

posted by Aserne Venezuela @ 7:18 a.m.

Prohibido Olvidar EEUU declara a Tareck El Aissami narcotraficante y firma orden ejecutiva para desarticular el cartel

miércoles, agosto 16, 2017

Por: MiamiDiario

Tareck El Aissami – Samark López Bello

La_Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, declaró al vicepresidente de Venezuela Tareck El Aissami como narcotraficante, de acuerdo con la Ley de Designación de Capos de Narcotráfico Extranjeros, según informó un vocero de la Casa Blanca.

La designación de El Aissami como narcotraficante, se produjo luego de que Estados Unidos determinara que juega un papel significante en el trafico de drogas, a tráves de una investigación multianual de “las actividades criminales de El Aissami”. Asimismo, fue catalogado como narcotraficante Samark López Bello, testaferro del dirigente chavista.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, firmó la semana pasada la orden ejecutiva para la desarticulación de los carteles criminales de drogas, donde figura el nombre del Vicepresidente venezolano.

Finalmente, el portavoz de la OFAC ratificó la determinación del gobierno de losEstados Unidos por combatir este flagelo de las drogas y envió un mensaje al pueblo de Venezuela, asegurando que “Estados unidos está con ellos”

Etiquetas: DEA, Departamento del Tesoro, OFAC, Samark José López Bello, Sanciones Contra Criminales Chavistas, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 2:04 p.m.

Ex militar dice que hijo de Maduro sacaba ‘bultos’ de isla que visitaba El Chapo

viernes, agosto 11, 2017

Fuente: EFE

Un ex militar venezolano aseguró el jueves que “Nicolasito”, hijo del presidente Nicolás Maduro, transportó “bultos desconocidos” por el aeropuerto de isla de Margarita, en donde, afirmó, personas “cercanas” al Gobierno de Venezuela mantuvieron encuentros con el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En entrevista con el canal de televisión colombiano NTN24, el ex capitán venezolano Sunny Balza Dugarte, quien busca asilo político en Estados Unidos, aseguró que “las cargas se efectuaban durante horas nocturnas por parte de camionetas pick up que ingresaban directamente a rampas con bultos desconocidos”.

La operación, según Balza, se realizaba en la rampa militar del Aeropuerto Internacional del Caribe Santiago Mariño, ubicado en isla Margarita, y no tenía “ningún tipo de control aeroportuario ni de narcóticos”.

El ex militar, quien enfrenta una orden de captura en Venezuela, no descartó que los bultos pudieran contener sustancias ilícitas “por el tipo de embalaje y de unidad que se ingresaba a las aeronaves propiedad de la estatal petrolera Pdvsa”.

De acuerdo con Balza, también los hijos de Cilia Flores, esposa del presidente Maduro, y el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, utilizaban ese puerto aéreo para transportar “paquetes desconocidos”.

El ex capitán manifestó igualmente que durante su estadía en isla Margarita “Nicolasito” participó en “orgías con decenas de mujeres”, junto a “sus asesores, los encargados de efectuar los enlaces con el componente Guardia Nacional, personalidades de la gerencia de Pdvsa y del alto mando militar”.

En la entrevista Sunny Balza Dugarte se refirió también a que personas “cercanas” al Gobierno de Nicolás Maduro tuvieron encuentros en isla Margarita con el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán y otros miembros del Cartel de Sinaloa.

Balza, quien fue comandante de la unidad militar adscrita al aeropuerto de la isla, aseveró que “El Chapo”, hoy preso en una cárcel de Estados Unidos, llegaba por vía marítima “cada dos o tres meses” y “se alojaba en el área de El Yaque, en donde tiene viviendas”.

Etiquetas: Cartel de Sinaloa, Cilia Flores, NarcoFlores, narcotráfico, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 12:58 p.m.

Exmilitar venezolano revela que “El Chapo” visitaba la isla Margarita

jueves, agosto 10, 2017

Fuente: Proceso

Chapo Guzmán

El exmilitar venezolano Sunny Balza reveló que personas cercanas al gobierno de Venezuela se reunieron en la isla Margarita con operadores del Cártel de Sinaloa y que su líder, Joaquín El Chapo Guzmán, visitaba seguido ese destino turístico.

En declaraciones al canal de la televisión colombiana NTN24, el capitán dijo haber tenido conocimiento de que un primo de Diosdado Cabello, actual vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), “compartió” en isla Margarita con mexicanos vinculados a la organización criminal mexicana.

El exmilitar, quien busca asilo en Estados Unidos, aseguró que los hijos de El Chapo –bajo custodia de las autoridades estadunidenses y sometido a juicio en Nueva York– también fueron vistos en la isla, en aguas del Mar Caribe.

“Cada dos meses, cada tres meses (Joaquín Guzmán Loera visitaba la isla). La entrada la hacía por vía marítima, por la marina del Concorde, eran los ingresos a la isla Margarita, y normalmente su estadía era en el área de El Yaque, ya que tiene viviendas (…) allá en esa área”, dijo Balza.

El capitán, quien tiene orden de captura en Venezuela, señaló que durante su estancia en la isla como comandante de una unidad militar adscrita al aeropuerto, fue testigo frecuente del traslado de cargas a bordo de aviones de Petróleos de Venezuela (PDVSA), sin ningún tipo de control aduanal o policiaco.

Dejó abierta la posibilidad de que dichos embarques, realizados en horas de la noche, pudiera ser cocaína, aunque se abstuvo de asegurarlo “porque (el manejo) era muy restringido, aparte que no contaban con ningún tipo de control aeroportuario, control de narcóticos, ni con revisión de ningún tipo”.

Balza involucró en esos movimientos a los hijos de Cilia Flores, actual esposa del mandatario venezolano Nicolás Maduro, así como al vicepresidente Tareck El Aisami.

Dos sobrinos de Flores, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, fueron detenidos en Haití en noviembre de 2015 por la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos y trasladados a Nueva York.

En noviembre de 2016, un jurado estadunidense declaró culpables a ambos jóvenes de planificar el envío de 800 kilos de cocaína a Estados Unidos.

En febrero pasado, el Departamento del Tesoro colocó en la lista de cabecillas del narcotráfico al vicepresidente venezolano Tareck El Aisami. (Con información de la agencia Notimex)

Etiquetas: Cartel de Sinaloa, Cilia Flores, DEA, Diosdado Cabello, NarcoFlores, Nicolás Maduro, pdvsa, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 9:00 p.m.

Venezuela: cuando el Estado se vuelve dictatorial y narcotraficante

jueves, agosto 10, 2017

Por: Antonella Marty

Fuente: INFOBAE

Desde el año 2011 Venezuela se considera el principal puente en la ruta que sigue la cocaína de América al resto de los continentes. La realidad es que las autoridades venezolanas no persiguen eficazmente al narcotráfico, porque en realidad forman parte de las mismísimas entrañas del narcotráfico.

Venezuela ha pasado a integrar lo que se denomina “territorio seguro” para los narcos: durante el régimen de Hugo Chávez, más de doce cabecillas de la droga se refugiaron en tierras venezolanas para gestar sus fortunas y sus nexos internacionales, operando bajo la protección y el apoyo de militares de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas. Esto sin mencionar que, en 2005, Chávez ordenó el cese de las actividades de la DEA (Administración para el Control de Drogas, Estados Unidos) en Venezuela.

Hoy en día, hay al menos trece escándalos que tocan e involucran a funcionarios del chavismo de Nicolás Maduro, entre ellos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, asambleístas, jueces, policías y militares, a la par de sobrinos de la primera dama o más bien “primera dictadora”, Cilia Flores, y el mismísimo vicepresidente o mejor llamado “vicedictador” de Venezuela, Tareck El Aissami.

Han sido cientos de casos presentados contra diversos oficiales de las Fuerzas Armadas Nacionales de Venezuela, en tanto que el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, está incluido en la lista negra del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

En 2016 fueron detenidos dos sobrinos de Nicolás Maduro en Haití, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, mientras intentaban trasladar ocho toneladas de cocaína a los Estados Unidos. Durante el juicio en Nueva York, dejaron bien en claro que su tío Nicolás estaba enterado de todas sus actividades relacionadas con el narco.

En este sentido, corresponde mencionar al Cártel de los Soles, integrado por oficiales de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, en tanto que cinco funcionarios fueron sancionados por el gobierno norteamericano por vínculos con el narcotráfico, entre ellos: Hugo Carvajal, Ramón Rodríguez Chacín, Henry Rangel Silva, Cliver Alcalá y Ramón Madriz.

De este modo, el Estado venezolano se ha convertido en un cártel narcosocialista, donde una mafia de narcotraficantes llamada Cártel de los Soles tomó el Estado desde sus Fuerzas Armadas hace más de 17 años y lo hizo desde adentro. Desde allí ha llegado a atentar contra la democracia y la libertad en Venezuela. Esta es la diferencia principal con el Cártel de Sinaloa o el Cártel de Medellín, quienes buscaron tomar el Estado desde afuera.

Los orígenes de este cártel chavista se encuentran en los cuarteles y en los intentos de golpe del año 1992, momento en que Hugo Chávez y sus cercanos se alían y acercan fuertemente a la narcoguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Por su parte, Diosdado Cabello es el jefe de esta banda narcotraficante que ha tomado a Venezuela de rehén. Cabello es el que controla la infraestructura del lavado de dinero, afirmado por el gobierno de los Estados Unidos.

Hoy Venezuela está tomada por un cártel narcosocialista; es la primera vez que una pandilla de corruptos y políticos narcotraficantes toma un Estado, se hace de él y destruye todas las instituciones democráticas.

Bolivia no se queda atrás. Evo Morales ha sido durante años el proveedor de coca y eje central dentro del negocio narco del socialismo del siglo XXI. Al llegar Morales al poder, Bolivia tenía tres mil hectáreas de coca ilegal, hoy son más de 40 mil, lo que produce incremento hacia Brasil y Argentina, abre rutas narcos a lo largo de toda la región. El tráfico de droga se centraliza en Venezuela, maneja la producción desde y junto con las FARC de Colombia y en colaboración con los cocaleros de la Bolivia de Evo Morales.

En este sentido y a partir de informes presentados por la Inteligencia Militar de Colombia, hace rato que las guerrillas colombianas de las FARC y también el Ejército de Liberación Nacional (ELN) estarían operando en diversas ciudades importantes de Venezuela, puntualmente en Caracas, la capital, con más de mil combatientes que actúan desde Zulia hasta Barina y Apure, distintos estados de Venezuela.

Fue en 2015, cuando la revista norteamericana The New Yorker reveló los nexos narcos entre Chávez, Irán y el grupo terrorista Hezbollah, donde se los involucra en lavado de dinero, narcotráfico y corrupción; fue Hugo Chávez quien abrió las puertas al régimen iraní y al terrorismo, permitió a Mahmoud Ahmadinejad y a Hezbollah establecer en Venezuela la base de una red internacional de lavado de dinero y narcotráfico a partir de 2007.

El régimen de Nicolás Maduro no sólo es dictatorial, represor o asesino de jóvenes. Tengamos en claro que los pobres venezolanos que desean ver a su país en libertad y luchan en las calles con escudos de cartón se enfrentan a algo más que una dictadura: a dictadores narcotraficantes de una organización criminal.

La autora es asesora en el Senado de la Nación Argentina. Licenciada en Relaciones Internacionales de la Universidad Abierta Interamericana. Investigadora en Fundación Libertad.

Etiquetas: Cartel de los Soles, Cartel de Medellín, Cartel de Sinaloa, Cilia Flores, DEA, Diosdado Cabello, Hezbollah, NarcoFlores, narcotrafico, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 9:07 p.m.

¿Por qué no cae Maduro?: Tres Claves

martes, agosto 08, 2017

Una élite económica que se ha beneficiado de la “revolución bolivariana”, el tráfico de drogas y una cúpula militar corrupta son tres elementos que han permitido al dictador permanecer en el poder a pesar del masivo rechazo de su pueblo.


Por: Diego Hernández

Fuente: Actuall

Nicolás Maduro continúa en pie. Venezuela enfrenta la peor crisis económica y política de su historia y un multitudinario movimiento popular de rechazo al régimen llena cotidianamente las calles del país. Y el dictador no cae.

Maduro ha dado un duro golpe al pueblo venezolano imponiendo, de forma fraudulenta, una “Constituyente Comunal” para destruir por completo cualquier resquicio del orden democrático y subyugar a los últimos órganos del Estado que no están bajo su control: la Asamblea Nacional y la Procuraduría.

La comunidad internacional ha repudiado esta maniobra: es un golpe al Estado de derecho. El dictador da oídos sordos y sigue adelante, incólume. No cae.

Ya lo ha dicho claramente: “lo que no consigamos con los votos lo haremos con las armas”. Este es su programa y lo esta aplicando al más puro estilo de Joseph Stalin, Pol Pot o Kim Jong-un.

Recientemente el historiador Carlos Malamud se preguntaba si Venezuela habría llegado al fondo del pozo. En su opinión es posible esperar que la situación del país se deteriore más.

¿Por qué delante de un cuadro tan grave y sin respaldo popular Maduro aún continúa en el poder?

Presentamos tres claves que pueden ayudar a comprender las razones de la supervivencia del déspota frente a un movimiento tan amplio y consistente en su contra. La ‘plata’ es el común denominador de las tres:


1. La élite económica que se ha beneficiado del chavismo

El chavismo asegura que gobierna para el “pueblo” y que la oposición “fascista” es financiada por la “élite” económica del país. Nada está más distante de la realidad. Quien hoy es rico en Venezuela lo es porque colabora con el régimen.

Hugo Chávez se propuso durante sus doce años de gobierno expropiar a los ricos venezolanos para “repartir su riqueza entre los pobres”. Expropió, pero no repartió.

Algunas de las familias más ricas perdieron sus negocios y salieron del país. Otras, decidieron acomodarse a las condiciones del chavismo y aprovechar las circunstancias. Tres de las familias más acaudaladas se quedaron en Caracas y se “adaptaron”.

Los hombres más ricos de Venezuela son aliados de Maduro: Gustavo Cisneros, Juan Carlos Escotet y Lorenzo Mendoza

Es un hecho. Los hombres más ricos de Venezuela son aliados de Maduro: Gustavo Cisneros, Juan Carlos Escotet y Lorenzo Mendoza. Aparecen desde hace algunos años en la lista de la revista Forbes de los hombres más acaudalados del mundo.

Gustavo Cisneros Rendiles, que posee la segunda mayor fortuna en Sudamérica, es un magnate de los medios de comunicación del país, dueño de Venevisión, una cadena de televisión domesticada y servil al régimen. También tiene la franquicia de Pepsi Cola.

Lorenzo Mendoza y Nicolás Maduro

Lorenzo Mendoza Giménez, amasa la tercera mayor riqueza sudamericana, es el responsable de Empresas Polar, un gigante de alimentos y bebidas. Uno de sus productos más comercializado es la “Harina P.A.N.”, que es el permanente salvavidas del gobierno ante el desabastecimiento.

Cuando las plantas estatales no logran mantener los niveles de producción requeridos para “alimentar” al país, y eso acontece todos los meses, Polar entra para suplir las necesidades del gobierno. Y gana mucho con ello.


Banesco prestó dinero al gobierno durante años y su filial en Panamá fue acusada en 2015 de ser uno de los vehículos a través de los que el régimen lava dinero del narcotráfico.

Por su parte, Juan Carlos Escotet Rodríguez está al frente de Banesco. La institución financiera fue fundada en 1992, se benefició con la grave crisis económica de 1994 y se desarrolló consistentemente durante los años de “revolución bolivariana”.

Banesco prestó dinero al gobierno durante años y su filial en Panamá fue acusada en 2015 de ser uno de los vehículos a través de los que el régimen lava dinero proveniente del narcotráfico. Escotet lo niega.

Las relaciones de estos tres empresarios con Maduro no son tersas. Hay una relación de conveniencia con presiones y cuidadosos juegos de fuerza por ambos lados.

En Venezuela, en los círculos políticos y económicos, algunos los ven como “sobrevivientes” al comunismo bolivariano. Otros, les consideran cómplices que han sacado provecho de la dramática situación dando, además, sustento a la dictadura.

Junto a los tres hombres más ricos del país hay un grupo de “nuevos” ricos, que crearon sus fortunas durante el régimen comunista bolivariano, y que son parte integral del sistema. Son llamados de “boliburgueses” o “burgueses bolivarianos”.

Wilmer Ruperti, reconocido hombre de negocios, paga los honorarios de los abogados de dos parientes de la esposa de Maduro, acusados en Estados Unidos de tráfico de drogas

Los “boligurgueses” son los “capitalistas de la revolución”. La lista no es pequeña: Wilmer Ruperti, dueño de Global Ship Management; Víctor Vargas, del Banco Occidental de Descuento; Diego Salazar Carreño,titular de una aseguradora con contratos millonarios con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), de la cual su primo Rafael Ramírez dirigió por una década.

También Ricardo Fernández Barrueco, dueño de un diversificado holding de 270 empresas; Baldo Sansó, abogado y asesor financiero de PDVSA; Samark José López Bello, presidente de Profit Corporation que ofrece servicios a PDVSA y es testaferro del vicepresidente Tareck El Aissami.

Y la lista continúa. Esta casta de millonarios voraces y pragmáticos ofrece un robusto sustento al régimen del que se han beneficiado.

Un ejemplo muy gráfico viene de Wilmer Ruperti. Este reconocido hombre de negocios paga los honorarios de los abogados de dos parientes de Cilia Flores, esposa de Maduro, acusados en Estados Unidos de tráfico de drogas.

Su justificación: “Debemos darle paz al presidente, para que se enfoque a gobernar el país sin distracciones”.


2. Es una narcodictadura


Un elemento que agrava la complejidad de la situación Venezolana es el hecho de que, hasta donde apuntan diversas investigaciones periodísticas y judiciales, desde el gobierno de Nicolás Maduro se opera el tráfico de drogas.

Las denuncias que vinculan a la “revolución bolivariana” con el narcotráfico no son nuevas, iniciaron dos años después de que Hugo Chávez inauguró su gobierno.

El Departamento de Justicia estadounidense afirma actualmente que Venezuela es un centro global de tráfico de cocaína y de blanqueo de capitales desde donde se envía la droga para México por dos vías: Centroamérica y El Caribe.

El “Cartel de los Soles” es la organización criminal responsable por las operaciones. El grupo no inició con el chavismo, pues la Administración para el Control de Drogas (DEA) lo investigaba por lo menos desde 1993, pero sí se fortaleció con “la revolución bolivariana”.


Cuando el ahijado y el sobrino de la esposa de Maduro fueron arrestados al intentar entrar con 800 kilos de cocaína a EEUU, declararon haber actuado bajo las órdenes de Diosdado Cabello

Aún más, según el conocido periodista venezolano Manuel Malaver, el Cártel de los Soles tomó el Estado durante los años del chavismo y hoy “es el Estado”.

Uno de sus jefes, de acuerdo con las autoridades estadounidenses, es el diputado Diosdado Cabello, quien fuera brazo derecho de Hugo Chávez y uno de los hombres fuertes de Maduro.

En noviembre de 2015, Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, respectivamente ahijado y sobrino de Cilia Flores, esposa de Maduro, fueron arrestados al intentar entrar con 800 kilos de cocaína a Estados Unidos. Al ser interrogados, los dos declararon haber actuado bajo las órdenes de Diosdado Cabello.

Entre los jefes del cártel está también el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, a quien se le han señalado vínculos con tráfico de armas y el terrorismo islámico.

La Oficina para el Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC), sostiene que El Aissami está vinculado con el cartel mexicano de Los Zetas y el capo colombiano Daniel Barrera Barrera.

También es señalado como líder, Néstor Reverol, Ministro para Relaciones Interiores y Justicia y Comandante General de la Guardia Nacional de Venezuela, ex titular de la Oficina Nacional Antidrogas.

Los lazos del chavismo con el narcotráfico están presentes desde 1994, año en que Hugo Chávez salió de la carcel, luego de que el movimiento revolucionario que encabezó fuera derrotado dos años antes.

Chávez, que no contaba con recursos ni con respaldo internacional, fue colocado en contacto con el gobierno cubano por su mentor político, Luis Miquilena. A través de Cuba Chávez fue introducido en el Foro de São Paulo, del que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hacían parte.

Sin embargo, de acuerdo con Manuel Malaver, fue el comunista venezolano Paulo Medina quien consolidó el lazo de Chávez con las FARC. A través de él se concretó un encuentro del militar con Raúl Reyes e Iván Márquez, comandantes del grupo terrorista.

El resultado de esa reunión fue un acuerdo de apoyo financiero para que el chavismo llegara al poder, a cambio de que al gobernar el país se convirtiera en un punto seguro para la recepción de la cocaína desde Colombia y de reenvío para el norte del continente.


Con frecuencia se cuestiona de dónde Maduro obtiene recursos para el régimen si prácticamente han acabado con la principal petrolera del país. La respuesta está aquí, en el narcotráfico

Al llegar al poder en 1999, Chávez trancó la frontera para que sólo las FARC pudieran pasar la droga y dejó el control operativo a algunos hombres de confianza y a las fuerzas armadas.

Hoy muchos de estos hombres están en la mira de la Justicia estadounidense: Hugo Armando Carvajal, jefe de Dirección de Inteligencia Militar y ex titular de la Oficina Nacional Contra el Crimen Organizado; Ramón Rodríguez Chacín, exministro del Interior; Henry Rangel Silva, exministro de Defensa y cabeza del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB); entre otros.

Con frecuencia se cuestiona de dónde Maduro obtiene recursos para el régimen si prácticamente han acabado con la principal petrolera del país. La respuesta está aquí, en el narcotráfico, un emprendiendo ilegal que no pasa por control alguno.


3. Una cúpula militar, corrupta y comprometida

En diciembre del año pasado, el jesuita Luis Ugalde, director del Centro de reflexión y Planificación Educativa (CERPE), declaró en un foro de debates que sin los militares difícilmente podría haber una transición democrática en el país que colocara fin a la dictadura impuesta por el chavismo.

En su opinión, el país necesita de un nuevo Wolfgang Larrazábal, en alusión al almirante que encabezó la sublevación que derrocó en 1958 al dictador Marcos Pérez Jiménez y encabezó un gobierno de transición.

Aunque Maduro cayera sólo por vía de la presión ciudadana, sin el respaldo de los militares, dijo Ugalde, ningún gobierno podría sostenerse por más de dos o tres meses.

Opositores al régimen, han declarado reiteradamente que Maduro aún esta gobernando sólo porque la cúpula castrense así lo quiere y ha advertido que si “ese nudo no es desatado” podrán pasar décadas de chavismo.

Ahora hay más militares que nunca, incluso que en la época de Chávez: Venezuela tiene 165.000 efectivos y 25.000 en reserva, además en junio incorporará a 20.000 personas más

Maduro lo sabe. Por eso, los militares son más y ocupan incluso más cargos que en los años de su antecesor, Hugo Chávez.

Venezuela tiene 165 mil efectivos militares y 25 mil en reserva. Recién anunció en junio pasado que incorporará a 20 mil personas más para la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

De acuerdo con el mayor general Clíver Alcalá, quien ayudó a restituir a Chávez durante un fugaz golpe de Estado en 2002, la Fuerza Armada tiene mil generales, cuando solo requeriría 200.

Un militar activo y 10 en retiro ocupan 11 de 32 ministerios, incluidos los de Interior y Justicia, Defensa, Agricultura y Alimentación.

Las Fuerzas Armadas controlan la producción y distribución de alimentos básicos, además de una compañía petrolera, una cadena de televisión, un banco, una ensambladora de vehículos y una constructora.

Más que el número de ministerios debe destacarse que están en los cargos donde se manejan los mayores recursos presupuestarios. Maduro les involucró en cuestiones de difícil solución como la escasez, haciéndolos parte del problema.

El ministerio de Alimentación ha sido gerenciado desde hace por lo menos tres años por la élite militar. No solo la titularidad del gabinete ha quedado en manos de las Fuerzas Armadas, también las direcciones y todos los cargos de relevancia en por lo menos nueve empresas públicas subordinadas.

Hablamos de un total de 36 oficiales superiores del Ejército, algunos incluso llegaron a tener cuatro cargos de directivos al mismo tiempo.

Este ministerio es crucial en un país dependiente de las importaciones y con la producción nacional cada vez más a la baja. El presupuesto de los tres últimos años del Ministerio fue de 100 mil millones de dólares.

Maduro decidió conservar el poder por la fuerza y para ello ha comprado la lealtad de la cúpula militar. Lo hace dándoles posiciones desde las cuales se puedan enriquecer.

Muchos militares consideran que su libertad, su vida, su patrimonio dependen de mantener la estabilidad del gobierno y que con la oposición en el poder van a ser perseguidos

Además se ha creado un emporio industrial con 16 empresas propias y mixtas para el desarrollo económico de las Fuerzas Armadas. Maduro también les permitió crear una firma para explotar, buscar y distribuir crudo en 2016.

Además de Néstor Reverol, ministro de Interior, y Vladimir Padrino, ministro de Defensa, hay decenas de militares de alto patente enriqueciéndose con Maduro. Esta es la razón por la que la cúpula de las Fuerzas Armadas parece cerrar filas constantemente en torno al presidente.

Si consideramos que un número significativo de ellos esta también vinculado al narcotráfico, el cuadro empeora.

Muchos militares consideran que su libertad, su vida, su patrimonio dependen de mantener la estabilidad del gobierno. Piensan que con la oposición en el poder van a ser perseguidos.

Sin embargo, de acuerdo con el mayor general Clíver Alcalá y otros militares que actualmente no están en funciones, las Fuerzas Armadas cuentan con una reserva moral que no esta corrompida y que ve con claridad que sirven a un dictador, pero no están en funciones de alto mando y tienen un estrechísimo margen de maniobra.

En éste sentido, el padre Ugalde se pregunta “¿dónde está el nuevo Wolfgang Larrazábal?” El jesuita recuerda que en 1957 el almirante no era parte de cúpula castrense ni contaba con algún mérito especial y, sin embargo, dio un paso al frente y dirigió la transición democrática.

Etiquetas: Grupo Cisneros, Juan Carlos Escotet, Lorenzo Mendoza, narcotrafico, Rafael Ramirez, Samark José López Bello, Tareck Zaidan El Aissami Maddah, Victor Vargas, Wilmer Ruperti

posted by Aserne Venezuela @ 7:47 a.m.