Etiqueta: TareckElAissami

Ex militar dice que hijo de Maduro sacaba ‘bultos’ de isla que visitaba El Chapo

viernes, agosto 11, 2017

Fuente: EFE

Un ex militar venezolano aseguró el jueves que “Nicolasito”, hijo del presidente Nicolás Maduro, transportó “bultos desconocidos” por el aeropuerto de isla de Margarita, en donde, afirmó, personas “cercanas” al Gobierno de Venezuela mantuvieron encuentros con el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En entrevista con el canal de televisión colombiano NTN24, el ex capitán venezolano Sunny Balza Dugarte, quien busca asilo político en Estados Unidos, aseguró que “las cargas se efectuaban durante horas nocturnas por parte de camionetas pick up que ingresaban directamente a rampas con bultos desconocidos”.

La operación, según Balza, se realizaba en la rampa militar del Aeropuerto Internacional del Caribe Santiago Mariño, ubicado en isla Margarita, y no tenía “ningún tipo de control aeroportuario ni de narcóticos”.

El ex militar, quien enfrenta una orden de captura en Venezuela, no descartó que los bultos pudieran contener sustancias ilícitas “por el tipo de embalaje y de unidad que se ingresaba a las aeronaves propiedad de la estatal petrolera Pdvsa”.

De acuerdo con Balza, también los hijos de Cilia Flores, esposa del presidente Maduro, y el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, utilizaban ese puerto aéreo para transportar “paquetes desconocidos”.

El ex capitán manifestó igualmente que durante su estadía en isla Margarita “Nicolasito” participó en “orgías con decenas de mujeres”, junto a “sus asesores, los encargados de efectuar los enlaces con el componente Guardia Nacional, personalidades de la gerencia de Pdvsa y del alto mando militar”.

En la entrevista Sunny Balza Dugarte se refirió también a que personas “cercanas” al Gobierno de Nicolás Maduro tuvieron encuentros en isla Margarita con el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán y otros miembros del Cartel de Sinaloa.

Balza, quien fue comandante de la unidad militar adscrita al aeropuerto de la isla, aseveró que “El Chapo”, hoy preso en una cárcel de Estados Unidos, llegaba por vía marítima “cada dos o tres meses” y “se alojaba en el área de El Yaque, en donde tiene viviendas”.

Etiquetas: Cartel de Sinaloa, Cilia Flores, NarcoFlores, narcotráfico, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 12:58 p.m.

Exmilitar venezolano revela que “El Chapo” visitaba la isla Margarita

jueves, agosto 10, 2017

Fuente: Proceso

Chapo Guzmán

El exmilitar venezolano Sunny Balza reveló que personas cercanas al gobierno de Venezuela se reunieron en la isla Margarita con operadores del Cártel de Sinaloa y que su líder, Joaquín El Chapo Guzmán, visitaba seguido ese destino turístico.

En declaraciones al canal de la televisión colombiana NTN24, el capitán dijo haber tenido conocimiento de que un primo de Diosdado Cabello, actual vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), “compartió” en isla Margarita con mexicanos vinculados a la organización criminal mexicana.

El exmilitar, quien busca asilo en Estados Unidos, aseguró que los hijos de El Chapo –bajo custodia de las autoridades estadunidenses y sometido a juicio en Nueva York– también fueron vistos en la isla, en aguas del Mar Caribe.

“Cada dos meses, cada tres meses (Joaquín Guzmán Loera visitaba la isla). La entrada la hacía por vía marítima, por la marina del Concorde, eran los ingresos a la isla Margarita, y normalmente su estadía era en el área de El Yaque, ya que tiene viviendas (…) allá en esa área”, dijo Balza.

El capitán, quien tiene orden de captura en Venezuela, señaló que durante su estancia en la isla como comandante de una unidad militar adscrita al aeropuerto, fue testigo frecuente del traslado de cargas a bordo de aviones de Petróleos de Venezuela (PDVSA), sin ningún tipo de control aduanal o policiaco.

Dejó abierta la posibilidad de que dichos embarques, realizados en horas de la noche, pudiera ser cocaína, aunque se abstuvo de asegurarlo “porque (el manejo) era muy restringido, aparte que no contaban con ningún tipo de control aeroportuario, control de narcóticos, ni con revisión de ningún tipo”.

Balza involucró en esos movimientos a los hijos de Cilia Flores, actual esposa del mandatario venezolano Nicolás Maduro, así como al vicepresidente Tareck El Aisami.

Dos sobrinos de Flores, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, fueron detenidos en Haití en noviembre de 2015 por la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos y trasladados a Nueva York.

En noviembre de 2016, un jurado estadunidense declaró culpables a ambos jóvenes de planificar el envío de 800 kilos de cocaína a Estados Unidos.

En febrero pasado, el Departamento del Tesoro colocó en la lista de cabecillas del narcotráfico al vicepresidente venezolano Tareck El Aisami. (Con información de la agencia Notimex)

Etiquetas: Cartel de Sinaloa, Cilia Flores, DEA, Diosdado Cabello, NarcoFlores, Nicolás Maduro, pdvsa, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 9:00 p.m.

Venezuela: cuando el Estado se vuelve dictatorial y narcotraficante

jueves, agosto 10, 2017

Por: Antonella Marty

Fuente: INFOBAE

Desde el año 2011 Venezuela se considera el principal puente en la ruta que sigue la cocaína de América al resto de los continentes. La realidad es que las autoridades venezolanas no persiguen eficazmente al narcotráfico, porque en realidad forman parte de las mismísimas entrañas del narcotráfico.

Venezuela ha pasado a integrar lo que se denomina “territorio seguro” para los narcos: durante el régimen de Hugo Chávez, más de doce cabecillas de la droga se refugiaron en tierras venezolanas para gestar sus fortunas y sus nexos internacionales, operando bajo la protección y el apoyo de militares de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas. Esto sin mencionar que, en 2005, Chávez ordenó el cese de las actividades de la DEA (Administración para el Control de Drogas, Estados Unidos) en Venezuela.

Hoy en día, hay al menos trece escándalos que tocan e involucran a funcionarios del chavismo de Nicolás Maduro, entre ellos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, asambleístas, jueces, policías y militares, a la par de sobrinos de la primera dama o más bien “primera dictadora”, Cilia Flores, y el mismísimo vicepresidente o mejor llamado “vicedictador” de Venezuela, Tareck El Aissami.

Han sido cientos de casos presentados contra diversos oficiales de las Fuerzas Armadas Nacionales de Venezuela, en tanto que el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, está incluido en la lista negra del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

En 2016 fueron detenidos dos sobrinos de Nicolás Maduro en Haití, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, mientras intentaban trasladar ocho toneladas de cocaína a los Estados Unidos. Durante el juicio en Nueva York, dejaron bien en claro que su tío Nicolás estaba enterado de todas sus actividades relacionadas con el narco.

En este sentido, corresponde mencionar al Cártel de los Soles, integrado por oficiales de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, en tanto que cinco funcionarios fueron sancionados por el gobierno norteamericano por vínculos con el narcotráfico, entre ellos: Hugo Carvajal, Ramón Rodríguez Chacín, Henry Rangel Silva, Cliver Alcalá y Ramón Madriz.

De este modo, el Estado venezolano se ha convertido en un cártel narcosocialista, donde una mafia de narcotraficantes llamada Cártel de los Soles tomó el Estado desde sus Fuerzas Armadas hace más de 17 años y lo hizo desde adentro. Desde allí ha llegado a atentar contra la democracia y la libertad en Venezuela. Esta es la diferencia principal con el Cártel de Sinaloa o el Cártel de Medellín, quienes buscaron tomar el Estado desde afuera.

Los orígenes de este cártel chavista se encuentran en los cuarteles y en los intentos de golpe del año 1992, momento en que Hugo Chávez y sus cercanos se alían y acercan fuertemente a la narcoguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Por su parte, Diosdado Cabello es el jefe de esta banda narcotraficante que ha tomado a Venezuela de rehén. Cabello es el que controla la infraestructura del lavado de dinero, afirmado por el gobierno de los Estados Unidos.

Hoy Venezuela está tomada por un cártel narcosocialista; es la primera vez que una pandilla de corruptos y políticos narcotraficantes toma un Estado, se hace de él y destruye todas las instituciones democráticas.

Bolivia no se queda atrás. Evo Morales ha sido durante años el proveedor de coca y eje central dentro del negocio narco del socialismo del siglo XXI. Al llegar Morales al poder, Bolivia tenía tres mil hectáreas de coca ilegal, hoy son más de 40 mil, lo que produce incremento hacia Brasil y Argentina, abre rutas narcos a lo largo de toda la región. El tráfico de droga se centraliza en Venezuela, maneja la producción desde y junto con las FARC de Colombia y en colaboración con los cocaleros de la Bolivia de Evo Morales.

En este sentido y a partir de informes presentados por la Inteligencia Militar de Colombia, hace rato que las guerrillas colombianas de las FARC y también el Ejército de Liberación Nacional (ELN) estarían operando en diversas ciudades importantes de Venezuela, puntualmente en Caracas, la capital, con más de mil combatientes que actúan desde Zulia hasta Barina y Apure, distintos estados de Venezuela.

Fue en 2015, cuando la revista norteamericana The New Yorker reveló los nexos narcos entre Chávez, Irán y el grupo terrorista Hezbollah, donde se los involucra en lavado de dinero, narcotráfico y corrupción; fue Hugo Chávez quien abrió las puertas al régimen iraní y al terrorismo, permitió a Mahmoud Ahmadinejad y a Hezbollah establecer en Venezuela la base de una red internacional de lavado de dinero y narcotráfico a partir de 2007.

El régimen de Nicolás Maduro no sólo es dictatorial, represor o asesino de jóvenes. Tengamos en claro que los pobres venezolanos que desean ver a su país en libertad y luchan en las calles con escudos de cartón se enfrentan a algo más que una dictadura: a dictadores narcotraficantes de una organización criminal.

La autora es asesora en el Senado de la Nación Argentina. Licenciada en Relaciones Internacionales de la Universidad Abierta Interamericana. Investigadora en Fundación Libertad.

Etiquetas: Cartel de los Soles, Cartel de Medellín, Cartel de Sinaloa, Cilia Flores, DEA, Diosdado Cabello, Hezbollah, NarcoFlores, narcotrafico, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 9:07 p.m.

¿Por qué no cae Maduro?: Tres Claves

martes, agosto 08, 2017

Una élite económica que se ha beneficiado de la “revolución bolivariana”, el tráfico de drogas y una cúpula militar corrupta son tres elementos que han permitido al dictador permanecer en el poder a pesar del masivo rechazo de su pueblo.


Por: Diego Hernández

Fuente: Actuall

Nicolás Maduro continúa en pie. Venezuela enfrenta la peor crisis económica y política de su historia y un multitudinario movimiento popular de rechazo al régimen llena cotidianamente las calles del país. Y el dictador no cae.

Maduro ha dado un duro golpe al pueblo venezolano imponiendo, de forma fraudulenta, una “Constituyente Comunal” para destruir por completo cualquier resquicio del orden democrático y subyugar a los últimos órganos del Estado que no están bajo su control: la Asamblea Nacional y la Procuraduría.

La comunidad internacional ha repudiado esta maniobra: es un golpe al Estado de derecho. El dictador da oídos sordos y sigue adelante, incólume. No cae.

Ya lo ha dicho claramente: “lo que no consigamos con los votos lo haremos con las armas”. Este es su programa y lo esta aplicando al más puro estilo de Joseph Stalin, Pol Pot o Kim Jong-un.

Recientemente el historiador Carlos Malamud se preguntaba si Venezuela habría llegado al fondo del pozo. En su opinión es posible esperar que la situación del país se deteriore más.

¿Por qué delante de un cuadro tan grave y sin respaldo popular Maduro aún continúa en el poder?

Presentamos tres claves que pueden ayudar a comprender las razones de la supervivencia del déspota frente a un movimiento tan amplio y consistente en su contra. La ‘plata’ es el común denominador de las tres:


1. La élite económica que se ha beneficiado del chavismo

El chavismo asegura que gobierna para el “pueblo” y que la oposición “fascista” es financiada por la “élite” económica del país. Nada está más distante de la realidad. Quien hoy es rico en Venezuela lo es porque colabora con el régimen.

Hugo Chávez se propuso durante sus doce años de gobierno expropiar a los ricos venezolanos para “repartir su riqueza entre los pobres”. Expropió, pero no repartió.

Algunas de las familias más ricas perdieron sus negocios y salieron del país. Otras, decidieron acomodarse a las condiciones del chavismo y aprovechar las circunstancias. Tres de las familias más acaudaladas se quedaron en Caracas y se “adaptaron”.

Los hombres más ricos de Venezuela son aliados de Maduro: Gustavo Cisneros, Juan Carlos Escotet y Lorenzo Mendoza

Es un hecho. Los hombres más ricos de Venezuela son aliados de Maduro: Gustavo Cisneros, Juan Carlos Escotet y Lorenzo Mendoza. Aparecen desde hace algunos años en la lista de la revista Forbes de los hombres más acaudalados del mundo.

Gustavo Cisneros Rendiles, que posee la segunda mayor fortuna en Sudamérica, es un magnate de los medios de comunicación del país, dueño de Venevisión, una cadena de televisión domesticada y servil al régimen. También tiene la franquicia de Pepsi Cola.

Lorenzo Mendoza y Nicolás Maduro

Lorenzo Mendoza Giménez, amasa la tercera mayor riqueza sudamericana, es el responsable de Empresas Polar, un gigante de alimentos y bebidas. Uno de sus productos más comercializado es la “Harina P.A.N.”, que es el permanente salvavidas del gobierno ante el desabastecimiento.

Cuando las plantas estatales no logran mantener los niveles de producción requeridos para “alimentar” al país, y eso acontece todos los meses, Polar entra para suplir las necesidades del gobierno. Y gana mucho con ello.


Banesco prestó dinero al gobierno durante años y su filial en Panamá fue acusada en 2015 de ser uno de los vehículos a través de los que el régimen lava dinero del narcotráfico.

Por su parte, Juan Carlos Escotet Rodríguez está al frente de Banesco. La institución financiera fue fundada en 1992, se benefició con la grave crisis económica de 1994 y se desarrolló consistentemente durante los años de “revolución bolivariana”.

Banesco prestó dinero al gobierno durante años y su filial en Panamá fue acusada en 2015 de ser uno de los vehículos a través de los que el régimen lava dinero proveniente del narcotráfico. Escotet lo niega.

Las relaciones de estos tres empresarios con Maduro no son tersas. Hay una relación de conveniencia con presiones y cuidadosos juegos de fuerza por ambos lados.

En Venezuela, en los círculos políticos y económicos, algunos los ven como “sobrevivientes” al comunismo bolivariano. Otros, les consideran cómplices que han sacado provecho de la dramática situación dando, además, sustento a la dictadura.

Junto a los tres hombres más ricos del país hay un grupo de “nuevos” ricos, que crearon sus fortunas durante el régimen comunista bolivariano, y que son parte integral del sistema. Son llamados de “boliburgueses” o “burgueses bolivarianos”.

Wilmer Ruperti, reconocido hombre de negocios, paga los honorarios de los abogados de dos parientes de la esposa de Maduro, acusados en Estados Unidos de tráfico de drogas

Los “boligurgueses” son los “capitalistas de la revolución”. La lista no es pequeña: Wilmer Ruperti, dueño de Global Ship Management; Víctor Vargas, del Banco Occidental de Descuento; Diego Salazar Carreño,titular de una aseguradora con contratos millonarios con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), de la cual su primo Rafael Ramírez dirigió por una década.

También Ricardo Fernández Barrueco, dueño de un diversificado holding de 270 empresas; Baldo Sansó, abogado y asesor financiero de PDVSA; Samark José López Bello, presidente de Profit Corporation que ofrece servicios a PDVSA y es testaferro del vicepresidente Tareck El Aissami.

Y la lista continúa. Esta casta de millonarios voraces y pragmáticos ofrece un robusto sustento al régimen del que se han beneficiado.

Un ejemplo muy gráfico viene de Wilmer Ruperti. Este reconocido hombre de negocios paga los honorarios de los abogados de dos parientes de Cilia Flores, esposa de Maduro, acusados en Estados Unidos de tráfico de drogas.

Su justificación: “Debemos darle paz al presidente, para que se enfoque a gobernar el país sin distracciones”.


2. Es una narcodictadura


Un elemento que agrava la complejidad de la situación Venezolana es el hecho de que, hasta donde apuntan diversas investigaciones periodísticas y judiciales, desde el gobierno de Nicolás Maduro se opera el tráfico de drogas.

Las denuncias que vinculan a la “revolución bolivariana” con el narcotráfico no son nuevas, iniciaron dos años después de que Hugo Chávez inauguró su gobierno.

El Departamento de Justicia estadounidense afirma actualmente que Venezuela es un centro global de tráfico de cocaína y de blanqueo de capitales desde donde se envía la droga para México por dos vías: Centroamérica y El Caribe.

El “Cartel de los Soles” es la organización criminal responsable por las operaciones. El grupo no inició con el chavismo, pues la Administración para el Control de Drogas (DEA) lo investigaba por lo menos desde 1993, pero sí se fortaleció con “la revolución bolivariana”.


Cuando el ahijado y el sobrino de la esposa de Maduro fueron arrestados al intentar entrar con 800 kilos de cocaína a EEUU, declararon haber actuado bajo las órdenes de Diosdado Cabello

Aún más, según el conocido periodista venezolano Manuel Malaver, el Cártel de los Soles tomó el Estado durante los años del chavismo y hoy “es el Estado”.

Uno de sus jefes, de acuerdo con las autoridades estadounidenses, es el diputado Diosdado Cabello, quien fuera brazo derecho de Hugo Chávez y uno de los hombres fuertes de Maduro.

En noviembre de 2015, Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, respectivamente ahijado y sobrino de Cilia Flores, esposa de Maduro, fueron arrestados al intentar entrar con 800 kilos de cocaína a Estados Unidos. Al ser interrogados, los dos declararon haber actuado bajo las órdenes de Diosdado Cabello.

Entre los jefes del cártel está también el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, a quien se le han señalado vínculos con tráfico de armas y el terrorismo islámico.

La Oficina para el Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC), sostiene que El Aissami está vinculado con el cartel mexicano de Los Zetas y el capo colombiano Daniel Barrera Barrera.

También es señalado como líder, Néstor Reverol, Ministro para Relaciones Interiores y Justicia y Comandante General de la Guardia Nacional de Venezuela, ex titular de la Oficina Nacional Antidrogas.

Los lazos del chavismo con el narcotráfico están presentes desde 1994, año en que Hugo Chávez salió de la carcel, luego de que el movimiento revolucionario que encabezó fuera derrotado dos años antes.

Chávez, que no contaba con recursos ni con respaldo internacional, fue colocado en contacto con el gobierno cubano por su mentor político, Luis Miquilena. A través de Cuba Chávez fue introducido en el Foro de São Paulo, del que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hacían parte.

Sin embargo, de acuerdo con Manuel Malaver, fue el comunista venezolano Paulo Medina quien consolidó el lazo de Chávez con las FARC. A través de él se concretó un encuentro del militar con Raúl Reyes e Iván Márquez, comandantes del grupo terrorista.

El resultado de esa reunión fue un acuerdo de apoyo financiero para que el chavismo llegara al poder, a cambio de que al gobernar el país se convirtiera en un punto seguro para la recepción de la cocaína desde Colombia y de reenvío para el norte del continente.


Con frecuencia se cuestiona de dónde Maduro obtiene recursos para el régimen si prácticamente han acabado con la principal petrolera del país. La respuesta está aquí, en el narcotráfico

Al llegar al poder en 1999, Chávez trancó la frontera para que sólo las FARC pudieran pasar la droga y dejó el control operativo a algunos hombres de confianza y a las fuerzas armadas.

Hoy muchos de estos hombres están en la mira de la Justicia estadounidense: Hugo Armando Carvajal, jefe de Dirección de Inteligencia Militar y ex titular de la Oficina Nacional Contra el Crimen Organizado; Ramón Rodríguez Chacín, exministro del Interior; Henry Rangel Silva, exministro de Defensa y cabeza del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB); entre otros.

Con frecuencia se cuestiona de dónde Maduro obtiene recursos para el régimen si prácticamente han acabado con la principal petrolera del país. La respuesta está aquí, en el narcotráfico, un emprendiendo ilegal que no pasa por control alguno.


3. Una cúpula militar, corrupta y comprometida

En diciembre del año pasado, el jesuita Luis Ugalde, director del Centro de reflexión y Planificación Educativa (CERPE), declaró en un foro de debates que sin los militares difícilmente podría haber una transición democrática en el país que colocara fin a la dictadura impuesta por el chavismo.

En su opinión, el país necesita de un nuevo Wolfgang Larrazábal, en alusión al almirante que encabezó la sublevación que derrocó en 1958 al dictador Marcos Pérez Jiménez y encabezó un gobierno de transición.

Aunque Maduro cayera sólo por vía de la presión ciudadana, sin el respaldo de los militares, dijo Ugalde, ningún gobierno podría sostenerse por más de dos o tres meses.

Opositores al régimen, han declarado reiteradamente que Maduro aún esta gobernando sólo porque la cúpula castrense así lo quiere y ha advertido que si “ese nudo no es desatado” podrán pasar décadas de chavismo.

Ahora hay más militares que nunca, incluso que en la época de Chávez: Venezuela tiene 165.000 efectivos y 25.000 en reserva, además en junio incorporará a 20.000 personas más

Maduro lo sabe. Por eso, los militares son más y ocupan incluso más cargos que en los años de su antecesor, Hugo Chávez.

Venezuela tiene 165 mil efectivos militares y 25 mil en reserva. Recién anunció en junio pasado que incorporará a 20 mil personas más para la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

De acuerdo con el mayor general Clíver Alcalá, quien ayudó a restituir a Chávez durante un fugaz golpe de Estado en 2002, la Fuerza Armada tiene mil generales, cuando solo requeriría 200.

Un militar activo y 10 en retiro ocupan 11 de 32 ministerios, incluidos los de Interior y Justicia, Defensa, Agricultura y Alimentación.

Las Fuerzas Armadas controlan la producción y distribución de alimentos básicos, además de una compañía petrolera, una cadena de televisión, un banco, una ensambladora de vehículos y una constructora.

Más que el número de ministerios debe destacarse que están en los cargos donde se manejan los mayores recursos presupuestarios. Maduro les involucró en cuestiones de difícil solución como la escasez, haciéndolos parte del problema.

El ministerio de Alimentación ha sido gerenciado desde hace por lo menos tres años por la élite militar. No solo la titularidad del gabinete ha quedado en manos de las Fuerzas Armadas, también las direcciones y todos los cargos de relevancia en por lo menos nueve empresas públicas subordinadas.

Hablamos de un total de 36 oficiales superiores del Ejército, algunos incluso llegaron a tener cuatro cargos de directivos al mismo tiempo.

Este ministerio es crucial en un país dependiente de las importaciones y con la producción nacional cada vez más a la baja. El presupuesto de los tres últimos años del Ministerio fue de 100 mil millones de dólares.

Maduro decidió conservar el poder por la fuerza y para ello ha comprado la lealtad de la cúpula militar. Lo hace dándoles posiciones desde las cuales se puedan enriquecer.

Muchos militares consideran que su libertad, su vida, su patrimonio dependen de mantener la estabilidad del gobierno y que con la oposición en el poder van a ser perseguidos

Además se ha creado un emporio industrial con 16 empresas propias y mixtas para el desarrollo económico de las Fuerzas Armadas. Maduro también les permitió crear una firma para explotar, buscar y distribuir crudo en 2016.

Además de Néstor Reverol, ministro de Interior, y Vladimir Padrino, ministro de Defensa, hay decenas de militares de alto patente enriqueciéndose con Maduro. Esta es la razón por la que la cúpula de las Fuerzas Armadas parece cerrar filas constantemente en torno al presidente.

Si consideramos que un número significativo de ellos esta también vinculado al narcotráfico, el cuadro empeora.

Muchos militares consideran que su libertad, su vida, su patrimonio dependen de mantener la estabilidad del gobierno. Piensan que con la oposición en el poder van a ser perseguidos.

Sin embargo, de acuerdo con el mayor general Clíver Alcalá y otros militares que actualmente no están en funciones, las Fuerzas Armadas cuentan con una reserva moral que no esta corrompida y que ve con claridad que sirven a un dictador, pero no están en funciones de alto mando y tienen un estrechísimo margen de maniobra.

En éste sentido, el padre Ugalde se pregunta “¿dónde está el nuevo Wolfgang Larrazábal?” El jesuita recuerda que en 1957 el almirante no era parte de cúpula castrense ni contaba con algún mérito especial y, sin embargo, dio un paso al frente y dirigió la transición democrática.

Etiquetas: Grupo Cisneros, Juan Carlos Escotet, Lorenzo Mendoza, narcotrafico, Rafael Ramirez, Samark José López Bello, Tareck Zaidan El Aissami Maddah, Victor Vargas, Wilmer Ruperti

posted by Aserne Venezuela @ 7:47 a.m.

Colombia se une a Estados Unidos y México en sanciones a funcionarios de Maduro

viernes, julio 28, 2017

FUENTE: EFE

El Gobierno colombiano aseguró hoy que apoya las decisiones de Estados Unidos contra el régimen de Venezuela y en ese sentido investiga si las 13 personas sancionadas por la Casa Blanca tienen negocios en el país o cuentas en el sistema financiero para bloquearlas.

“En el momento en que ellos incluyen personas en la Lista Clinton, como acaba de ocurrir con 13 ciudadanos venezolanos, automáticamente nosotros en Colombia tomamos medidas para apoyar las decisiones de Estados Unidos”, dijo el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en declaraciones a Caracol Radio.

Estados Unidos aumentó en los últimos días la presión contra el Gobierno venezolano ante su insistencia en celebrar el próximo domingo elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

De los 13 sancionados por el Departamento del Tesoro, cuatro son castigados por haber promovido la Constituyente o por “socavar la democracia o los derechos humanos en Venezuela”.

Entre los funcionarios afectados están el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami; el presidente de la Comisión Presidencial para la Constituyente, Elías Jaua, y la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena.

También fueron sancionados María Iris Varela, integrante de la comisión que dirige Jaua, y el defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, por considerar que no está cumpliendo su cometido de “defender los derechos humanos” en el país.

Cárdenas explicó que si alguno de ellos llega a tener activos en el país, incluyendo cuentas en el sistema financiero, “inmediatamente nosotros lo reportaremos a los Estados Unidos para que se bloqueen esas actividades y esas cuentas”.

“Entonces nosotros apoyamos decididamente las medidas del Departamento del Tesoro de Estados Unidos en el marco de nuestros acuerdos de cooperación”, puntualizó Cárdenas.

Etiquetas: Departamento del Tesoro, Elias Jaua, Iris Varela, Lista Clinton, OFAC, Tareck Zaidan El Aissami Maddah, Tarek Williams Saab, Tibisay Lucena

posted by Aserne Venezuela @ 5:26 p.m.

EEUU encontró en cuentas de El Aissami 500 millones de dólares

El gobierno estadounidense no descarta que el vicepresidente venezolano tenga más dinero oculto en otros países

Publicado en: Lo + Relevante

28/07/2017 04:18 PM

Por:

Ysabel Fernández

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO

Share to Facebook<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg&#8221; NS = “http://www.w3.org/2000/svg&#8221; />Share to TwitterShare to WhatsAppShare to CorreoShare to Más…

Michael Fitzpatrick, vicesecretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de los EEUU aseveró que al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, tras ser sancionado por hechos relacionados al “narcotráfico y corrupción” el dinero encontrado en sus cuentas y en la de su “testaferro”  en teritorio estadounidense está por el orden de los 500 millones de dólares.

Le puede interesar: ¿Por qué EEUU sancionó a Tareck El Aissami?

“En febrero sancionamos al vicepresidente de Venezuela Tareck El Aissami desde febrero hasta ahora hemos encontrados cientos de millones de dólares cerca de 500 millones de dólares en los Estados Unidos, a nombre de él y de su testaferro en Miami”, dijo Fitzpatrick en entrevista a un medio internacional.

No se descarta que El Aissami tenga oculto más dinero en cuentas de otros países. El funcionario del gobierno estadounidense dijo que siguen comprometidos en realizar las investigaciones relacionadas a hechos de corrupción.

“Estamos en esto con muchos amigos y aliados no solamente en América sino en Europa y otras partes del mundo, porque esta plata debe regresar a Venezuela”.

Etiquetas: Tareck El Aissami, dinero de El Aissami en cuentas de EEUU, Michael Fitzpatrick

Bienes de El Aissami ascenderían a "cientos de millones de dólares"

jueves, julio 27, 2017

Fuente: El Nacional

El secretario del Tesoro de EEUU, Steve Mnuchin, afirmó que las sanciones impuestas a El Aissami y López Bello habían resultado en la congelación de “decenas de millones de dólares”

El gobierno de Estados Unidos aseguró hoy que los activos congelados al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, a quien impuso sanciones en febrero por sus presuntos vínculos con el narcotráfico, son mayores de lo anticipado y se elevan “a cientos de millones de dólares”.

“El Aissami y (su colaborador Samark) José López Bello tenían mucho más dinero de lo que anticipábamos”, dijo a periodistas un alto funcionario del gobierno de Donald Trump que pidió el anonimato.

En concreto, agregó que “el valor de sus activos congelados es de cientos de millones de dólares”.

El funcionario estadounidense subrayó que “es chocante ya que El Aissami tiene una prolongada carrera en el gobierno”, y “habla a las claras de la descontrolada corrupción y el narcotráfico en Venezuela”.

En febrero, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, afirmó que las sanciones impuestas a El Aissami y López Bello habían resultado en la congelación de “decenas de millones de dólares” en sus activos bajo jurisdicción de EE UU. La mayoría de los bienes serían en propiedades inmobiliarias en Miami y un avión privado.

El anuncio se produjo a la vez que EE UU imponía hoy una nueva ronda de sanciones económicas a 13 funcionarios y ex funcionarios del gobierno venezolano por supuestos abusos contra los derechos humanos, corrupción y acciones para minar la democracia.

Entre ellos, figuran el jefe de la Comisión Presidencial para la Constituyente y ex vicepresidente de Venezuela, Elías Jaua; la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena; el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, y el defensor del Pueblo, Tarek William Saab.

Etiquetas: Departamento del Tesoro, Samark José López Bello, Sanciones Contra Criminales Chavistas, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 6:29 a.m.

Roger Noriega: Trump podría liderar el rescate internacional de Venezuela

sábado, julio 22, 2017

Fuente: IASW

No hay suficiente gas lacrimógeno o balas en Venezuela para mantener al dictador Nicolás Maduro en el poder, precisamente porque su régimen no tiene dinero disponible para apoyar su aparato represivo e importar alimentos al mismo tiempo. Aunque los titiriteros cubanos y rusos de Nicolás Maduro están dispuestos a ver a los venezolanos hambrientos, golpeados, y en la sumisión, la comunidad internacional no lo está.

Existe un consenso entre las principales naciones de la región y entre los líderes bipartidistas en el Congreso de Estados Unidos de que los venezolanos pueden resolver esta crisis si son capaces de elegir un nuevo gobierno que acabe con la represión violenta, que respete las instituciones democráticas y que reconstruya una economía de libre mercado. Acciones prontas por parte de la Administración del presidente Trump pueden asegurarse de que esto suceda.

El pasado domingo, más de siete millones de venezolanos—un tercio de los votantes del país—participaron en un “plebiscito” de la oposición que repudió abrumadoramente el plan del régimen de convocar una “asamblea constituyente” para destruir los vestigios de la democracia y el Estado de derecho. Los electores también apoyaron la celebración de elecciones para elegir un nuevo gobierno, y pidieron a los militares que respeten la constitución.

Una gran mayoría de observadores predicen que los secuaces del régimen en el consejo electoral amañarán un referéndum programado para el 30 de julio. En dicho referéndum se piensa autorizar la asamblea inconstitucional de Maduro con el objetivo de disolver la Asamblea Nacional controlada por la oposición y amasar todo el poder en las manos del presidente. En lugar de esperar este golpe de gracia, la comunidad internacional debe apoyar el plan de la oposición para establecer una transición democrática que recoja las piezas cuando la dictadura en bancarrota de Maduro colapse.

La oposición ya está unida para exigir la liberación de todos los presos políticos, el respeto a la autoridad de la Asamblea Nacional y la celebración de elecciones nacionales. A través de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Estados Unidos y países clave como México, Brasil, Argentina, entre otros, se puede reforzar esa unidad convocando una sesión de trabajo con líderes de la oposición democrática para elaborar un plan urgente que ponga en marcha una transición democrática, elecciones supervisadas internacionalmente, ayuda humanitaria, y recuperación económica.

Los Estados Unidos y gobiernos aliados deben declarar que si Maduro continúa con su plan de disolver la democracia, retirarán a sus embajadores de Caracas y tratarán a la Asamblea Nacional como el representante legítimo del pueblo venezolano. Esta coalición ad hoc también debe comenzar a construir un caso ante la Corte Penal Internacional contra los líderes y funcionarios de seguridad del régimen de Maduro por el uso sistemático de asesinatos y la violencia.

La Administración del presidente Trump debería dar seguimiento a la sanción de febrero en contra del vicepresidente venezolano, Tareck el-Aissami, con medidas específicas para congelar los bienes de las personas responsables de la represión, el narcotráfico y el saqueo de bienes públicos. Washington debería compartir con autoridades latinoamericanas y europeas lo que sabe sobre la corrupción desenfrenada en Venezuela, incluso sobre la petrolera estatal venezolana, para exigir fuertes sanciones multilaterales.

Funcionarios de los Departamentos del Tesoro de estos gobiernos también deben formar un grupo de trabajo encargado de localizar, congelar y repatriar los cientos de miles de millones de dólares robados al pueblo venezolano por Maduro y sus secuaces. Este equipo internacional puede asegurar que el gobierno de transición de Venezuela tenga acceso a financiamiento urgente para importar alimentos y medicinas, para hacer frente a la aplastante deuda internacional y para reconstruir una economía y una infraestructura colapsadas.

El Presidente Trump puede asegurar un fuerte apoyo interno para estas medidas al trabajar con el Senador Marco Rubio (R-FL) y el Senador Ben Cardin (D-MD) para mejorar y aprobar la legislación que introdujeron hace unos meses sobre Venezuela. Esta misión de rescate urgente para ayudar a un vecino sudamericano puede ser un caso excepcional para establecer un plan cooperación internacional y bipartidista de base amplia.

Aliados democráticos en las Américas y en otras regiones no deben esperar a que se consolide el trágico colapso de Venezuela. Tampoco deben dudar en decirle a Rusia, China y Cuba que su posición en cuanto a Venezuela debe estar a favor del pueblo venezolano, o que se hagan a un lado.

Traducción del inglés por Interamerican Security Watch

Etiquetas: Corte Penal Internacional, Departamento del Tesoro, Donald Trump, OEA, Roger Noriega, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 7:55 a.m.

OEA apunta presunto nexo del narco con gobierno venezolano

jueves, julio 20, 2017

Fuente: 20Minutos

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo hoy aquí a senadores estadunidenses que el narcotráfico se ha apoderado de la estructura del gobierno de Venezuela, y que desmantelarlo es un nuevo reto para la entidad.

“Cuando se ve que el número tres, que es el ministro del Interior (Néstor) Reverol, es también acusado por la DEA (Administración para el Control de Drogas) de narcotráfico, entonces se tiene un problema serio, porque parece que toda la estructura (del gobierno) ha sido tomada por el narcotráfico”, indicó. Almagro apuntó por primera vez de manera pública el supuesto rol del narcotráfico en esa nación sudamericana durante una audiencia ante un panel del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadunidense.

Almagro citó el arresto en Nueva York de los sobrinos del presidente venezolano Nicolás Maduro, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, bajo cargos de trafico de cocaína, y la supuesta fortuna de más de dos mil millones de dólares del vicepresidente Tareck El Aissami.

El titular de la OEA se refirió también a la colaboración entre el gobierno de Maduro y Cuba, y calificó la presencia de los 15 mil asesores de seguridad y médicos cubanos en esa nación como “un ejército de ocupación”.

“El involucramiento de Cuba es serio”, sostuvo el líder de la OEA, para quien algunas de las tácticas empleadas por el gobierno de Maduro han sido tomadas del libro de operaciones cubano, y anticipó que La Habana se resistirá a dejar la que ha sido hasta ahora una relación bastante benéfica.

Almagro señaló por otra parte que la imposición de sanciones contra funcionarios de Venezuela constituye una vía para ejercer presión y hacer frente a la corrupción que, según dijo, plaga ese gobierno. “Venezuela es el país más corrupto del continente.

Nadie ha sido acusado de corrupción en ese país. La única manera de acusarlos es internacionalmente”, aseveró. Al citar el caso contra dos empresarios estadunidenses en Houston, acusados de sobornar a funcionarios venezolanos para asegurar contratos con la paraestatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), consideró que resulta imperativo aplicar sanciones.

Almagro opinó que las sanciones no empeorarán el sufrimiento del pueblo venezolano, sino que constituyen un mensaje claro al presidente Maduro, “cuya corrupción, estrategia y órdenes han creado esta crisis”.

“Apoyamos sanciones a personas que han cometido delitos y son acusadas de corrupción y necesitamos más presión económica sobre un gobierno que está invirtiendo el dinero que gana a través de recursos naturales para luchar y matar”, puntualizó.

Etiquetas: Abraham Shiera, corrupción, DEA, Invasión Cubana, NarcoFlores, Nestor Reverol, OEA, Roberto Rincón, Sanciones Contra Criminales Chavistas, Tareck Zaidan El Aissami Maddah

posted by Aserne Venezuela @ 6:56 a.m.

El Aissami le tiene miedo al pueblo: “Los que intenten boicotear la Constituyente enfrentarán justicia militar”

El Aissami le tiene miedo al pueblo: “Los que intenten boicotear la Constituyente enfrentarán justicia militar”

Home

Noticias

JULIO 14TH, 2017 EDITOR CONTENIDO NOTICIAS

Facebook Twitter Google+ LinkedIn Pinterest

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutube
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, advirtió este jueves que quienes intenten “boicotear” las elecciones a la Asamblea Constituyente el próximo 30 de julio serán procesados por tribunales militares y pagarán hasta 10 años de prisión.

Los centros de votación “serán decretados zonas de seguridad”, y cualquier delito cometido en el perímetro “será sancionado con la justicia militar y pagarán con cárcel aquellos que pretendan boicotear el proceso electoral”, dijo El Aissami, durante un acto con candidatos a la Constituyente.

“Estamos obligados a garantizar la paz, la derecha ha amenazado que el 30 van a cerrar algunos centros”, sostuvo el funcionario en alusión a protestas asomadas por la oposición en rechazo a la Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro.

El funcionario alertó que “quien cometa un delito dentro de una zona de seguridad (cuyo perímetro fue ampliado de 200 a 500 metros) recibirá una pena de cárcel de entre cinco y diez años”.

Venezuela vive desde hace casi tres meses y medio protestas opositoras que dejan 95 muertos. Las manifestaciones buscan la salida de Maduro, cuyo gobierno es presionado por la escasez de alimentos y medicinas, y una inflación que podría llegar a 720% este año, según el FMI.

La oposición convocó para el próximo domingo a un plebiscito con el que espera demostrar un amplio rechazo a la Constituyente, que el gobierno promociona como un “superpoder” con facultades para disolver los poderes, incluido el Parlamento de mayoría opositora.

El oficialismo afirma que la consulta no tendrá carácter vinculante, mientras que desde la oposición, que desconoce a Maduro, se ha concebido como ejercicio de “desobediencia civil.

AFP